INTERNACIONAL
23/10/2018 09:08 CEST | Actualizado 23/10/2018 10:38 CEST

¿Qué es la caravana migrante que desafía a Donald Trump?

Miles de hondureños han emprendido un viaje con destino Estados Unidos que enfurece al presidente.

La caravana de migrantes avanza hacia EEUU.

Entre cartones y plásticos desgastados que hacen las veces de colchones, miles de hondureños exhaustos pasan la madrugada de este martes en Huixtla, un poblado del sur de México donde recobran fuerzas para continuar su caravana hacia Estados Unidos, mientras otros cientos de viajeros les siguen los pasos. Cada día, desde hace una semana, se reproduce esta situación, en un escenario diferente, de la mano de la que se ha llamado la "caravana migrante", que desafía al mismísimo presidente de EEUU, Donald Trump.

Ni el fenómeno ni las motivaciones son nuevas, pero la manera en la que estos migrantes se han organizado para alcanzar su sueño, pisar suelo estadounidense, les ha puesto en el foco mediático y ha despertado la furia de Trump, que, en línea con su política migratoria, se está sirviendo de amenazas para tratar de frenarles. Incluso ha puesto en alerta a sus patrullas fronterizas y a los militares ante esta "emergencia nacional".

¿Qué es la caravana de migrantes?

Se trata de un grupo de unos 7.000 inmigrantes hondureños, según datos de Naciones Unidas, que dejaron atrás San Pedro de Sula, una de las ciudades hondureñas con mayores índices de homicidios del país, para emprender una nueva vida en Estados Unidos. En la caravana viajan familias enteras, de las que un 25% son niños, según el director de Save the Children en México, Jorge Vidal. Todos que huyen de los 'males' que resquebrajan Honduras: violencia, miseria, paro... Buscan empezar de cero.

Por delante tienen una titánica caminata, de la que este lunes un primer grupo había cumplido ya una segunda etapa al llegar a la empobrecida comunidad de Huixtla, en territorio mexicano. Pero esta es sólo la segunda parada de muchas hasta llegar a Tijuana o Mexicali, limítrofes con Estados Unidos y a más de 3.000 kilómetros.

Un padre viaja con su hija hacia EEUU

Pese a que las imágenes de la caravana están dando la vuelta al mundo, no es la primera vez que un grupo de personas se junta para alcanzar la frontera sur de Estados Unidos. El pasado mes de abril, la conocida como Viacrucis del Migrante también agrupó a miles de migrantes centroamericanos que buscaban llegar a EEUU. En el caso de esta caravana, se desconoce el origen, aunque el experto en Estudios Humanitarios Sergio Maydeu-Olivares ha explicado a Euronews que es posible que "mucha gente se haya sumado, por la visibilidad que ha alcanzado".

¿Qué riesgos hay?

Muchos. El camino es largo y complicado. Algunos hondureños evaden tramos de caminata montándose en tráileres, camionetas de carga de animales o motocicletas. Pero no todos logran mantener el paso. El gobierno hondureño ha asegurado el pasado lunes que dos miembros de la caravana han muerto: uno de ellos el sábado al caer de un vehículo en la carretera al Pacífico de Guatemala, y el otro el lunes en la carretera de Tapachula a Huehuetan, México.

Una familia descansa en Chiapas, México.

Una vez alcanzan la primera gran meta, México, la situación no es mejor. El trayecto por este país puede durar un mes y van con el "riesgo latente" de ser detenidos, según Rodrigo Abeja, activista de Pueblos Sin Frontera, citado por la agencia Afp. Además, sin documentos, los migrantes quedan en la clandestinidad y a merced de traficantes de personas o de drogas que los secuestran o buscan reclutarlos contra su voluntad.

En 2010, un grupo de 72 migrantes de Centro y Sudamérica fueron secuestrados por el cartel de Los Zetas y asesinados porque se negaron a unírseles, según el gobierno. Sus cadáveres fueron hallados en una bodega de Tamaulipas, fronteriza con Estados Unidos.

¿Qué le pasa a Trump con esta caravana?

Trump habla sobre caravana migrante antes de dirigirse a Texas para mitin.

Que se enfrenta, de nuevo, al gran problema y reto de su Administración: la crisis migratoria. Desde que era candidato prometió disminuir la entrada de ilegales en territorio estadounidenses, y una vez convertido en presidente, se ha servido de la llamada "política de tolerancia cero" para demostrar la dureza de sus leyes migratorias. Al presidente de EEUU no le ha temblado el pulso a la hora de separar familias e incluso encarcelar en jaulas a los migrantes. De ahí que esta caravana haya despertado sus peores impulsos y haya reducido la ayuda a países que están permitiendo que los hondureños avancen en su recorrido, como es el caso de Guatemala y México.

Por otro lado está la eterna cuestión del muro, esa gran promesa electoral de Trump que todavía no se ha materializado. Lo único que ha hecho el líder estadounidense es amenazar con cerrar la frontera.

Como telón de fondo de esta nueva crisis están las elecciones del próximo 6 de noviembre. Las midterm, como se las llama, están a la vuelta de la esquina y el presidente de EEUU sabe que cómo gestione la situación se materializará en uno u otro voto. Los demócratas, representados por una gran mayoría de mujeres progresistas de múltiples etnias, amenazan con arrebatarle al partido del presidente el control de las dos Cámaras. Y ese es, sin duda, el peor escenario para los planes de Trump en los dos años que le quedan de mandato.

¿Qué dicen Honduras y México?

El Gobierno hondureño ha hecho un llamamiento a sus ciudadanos a que cumplan con "los requisitos de viaje" de cada país de origen, tránsito y destino para evitar sanciones.

Por su parte, el presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, ha advertido que aquellos que optaron por mantenerse en la caravana de indocumentados "difícilmente podrán lograr su objetivo, sea de ingreso a Estados Unidos o de permanencia en México".

De su lado, el próximo canciller mexicano, Marcelo Ebrard, ha dicho que cuando el próximo 1 de diciembre inicie el gobierno del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, habrá "cambios sustanciales" en la política migratoria.

ESPACIO ECO