INTERNACIONAL
26/10/2018 02:53 CEST | Actualizado 26/10/2018 02:55 CEST

Google indemnizó al creador de Android por forzar su dimisión tras ser acusado de agresión sexual

Con 90 millones de dólares, nada menos.

Bloomberg via Getty Images

Google protegió al creador de Android, Andy Rubin, tras ser denunciado por conducta sexual inapropiada algo que la compañía consideró "creíble" tras una investigación interna. Y tras su salida de la empresa en 2014, le indemnizó con 90 millones de dólares, ha informado The New York Times.

Basándose en documentos corporativos y judiciales y entrevistas con más de tres decenas de ejecutivos y empleados de la empresa, el diario ha sacado a la luz que Rubin fue uno de "tres ejecutivos a los que Google protegió después de que fueran acusados de conducta sexual inapropiada".

Los hechos se habría producido durante la última década.

Después del revuelo causado por la publicación del artículo, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, ha aseverado que la compañía ha despedido a 48 personas por mala conducta sexual en los dos últimos años.

En un mensaje de correo electrónico a sus empleados, al que han tenido acceso medios locales, Pichai ha defendido que de esos casi 50 exempleados, 13 eran "altos cargos". Y ha indicado que "ninguno de ellos" recibió un monto de compensación tras el despido.

Una empleada lo acusó de forzarla a practicarle sexo oral.

Cuando Rubin dejó Google en octubre de 2014, la firma californiana no hizo público que una empleada lo había acusado de forzarla a practicarle sexo oral en un hotel el año anterior, de acuerdo con dos ejecutivos conocedores del asunto citados por el diario neoyorquino.

Otras fuentes, que pidieron no ser identificadas por el New York Times, han desvelado acuerdos de confidencialidad, según los cuales Google investigó esa denuncia y concluyó que era "creíble". Tras esta indagación, Rubin fue notificado y el entonces principal ejecutivo, Larry Page, le pidió que renunciara.

Dos altos cargos fueron compensados y otro permaneció en su puesto

En los tres casos que enumera el rotativo, "Google calló sobre las acusaciones contra los hombres".

Dos de ellos, que ocupaban posiciones de altos ejecutivos, fueron expulsados y compensados con millones de dólares "aun sin haber obligación de hacerlo", y otro "permaneció en un puesto altamente compensado".

Un portavoz de Rubin alega que al creador de Android no se le informó de ninguna conducta inapropiada y asegura que se fue por decisión propia. Asimismo, asevera que "cualquier relación" que hubiera tenido entonces "fue consensuada y no implicó a personas directamente bajo su mando".

En su mensaje a los empleados, Pichai relata que Google ha creado varias herramientas internas en los últimos años para que los trabajadores puedan denunciar agresiones sexuales o mal comportamiento de otros compañeros, incluso de manera anónima.

APRENDE A USAR TU DINERO