NOTICIAS
28/10/2018 18:22 CET | Actualizado 28/10/2018 21:03 CET

El Barcelona golea al Madrid (5-1) y sentencia a Lopetegui

Suárez, con tres goles, lideró a los culés ante la ausencia de Messi.

REUTERS
Luis Suárez celebra uno de sus goles.

Doble golpe sobre la mesa del Barcelona en el 'clásico' ante el Real Madrid, ya que no sólo ha endosado una 'manita' (5-1) a su eterno rival, sino que también ha sentenciado a su entrenador, Julen Lopetegui.

"Es un desastre", reconocía Casemiro al final del partido tras ver cómo el equipo apenas dejó veinte minutos de fútbol en el Camp Nou. El resto fue apatía y tristeza.

Apenas se parece este Real Madrid al equipo que plantó cara el año pasado en un auténtico partidazo que terminó con empate (2-2).

Hoy fue un muñeco en manos de un rival que hizo lo suficiente para ponerse 2-0 a la media hora de partido. Primero con una gran jugada de Jordi Alba desde la izquierda que remató Coutinho. Y después con un penalti de Varane (vaya temporada la del francés) sobre Luis Suárez, que el uruguayo se encargó de transformar.

Pero pudo ser mucho mayor la diferencia al descanso. Sólo lo evitó Courtois. El Madrid se marchó al descanso sin ideas y regresó al césped sin Varane (lesionado) y con Lucas Vázquez ocupando el lateral derecho.

Casemiro: "El resultado de hoy es el reflejo de lo que estamos haciendo toda la temporada. Es un desastre"

Reorganizado el equipo, pareció más compacto y recuperó el esférico. Fueron los minutos de fútbol madridista, que acortó distancias con un gol de Marcelo, que recogió un rechace en el área para hacer su tercer tanto de la semana.

Y estuvo a punto de empatar el partido con un gran chut de Kroos que se estrelló en el palo.

Pero no entró y sí lo hizo el gran cabezazo de Suárez a centro de Dembelé, que acababa de entrar en sustitución de Coutinho como reacción de Valverde a la pérdida de la pelota.

Y ahí se acabó todo. Porque era demasiado para un equipo como el Madrid, absolutamente irreconocible. El equipo se echó hacia adelante dejando huecos atrás que aprovechó Suárez para hacer el tercero y Vidal para asestar el quinto y definitivo.

"El resultado de hoy es el reflejo de lo que estamos haciendo toda la temporada", resumió con acierto Casemiro al final del partido, el último al frente del Madrid de Lopetegui, que será destituido este lunes y sustituido por el italiano Antonio Conte.

EL HUFFPOST PARA ARIEL