VIRALES
29/10/2018 12:36 CET | Actualizado 29/10/2018 12:36 CET

El aviso de la Guardia Civil a quienes tienen un coche negro

Los demás también deberían hacer caso.

GTRES
Un vehículo, en carretera

Llega el frío, se acerca el invierno y es más necesario que nunca extremar las precauciones en la carretera. La luz escasea cada vez más y las luces se convierten en un elemento clave en la conducción.

Y en este sentido no es importante sólo ver, sino también ser visto. Y, aquí, los propietarios de coches de color negro deben de tener especial cuidado porque su vehículo tarda más en verse que otros.

Así lo demuestra una infografía de la DGT que la Guardia Civil ha publicado este fin de semana en Twitter. En ella se hace un llamamiento a que todos los conductores circulen en esta época del año con las luces de cruce encendidas, incluso de día, para que los otros vehículos puedan verlos mejor.

Por ejemplo, por las mañanas, un coche negro sin luces es visto a 70 metros de distancia, un gris a 120 y uno blanco a 160 metros. Con las luces encendidas, sea cual sea el color del coche se ve a 240 metros.

A mediodía, las distancias aumentan pero los coches negros salen de nuevo perdiendo: son vistos a 130 metros de distancia, por los 220 de los grises, los 230 de los blancos y 240 de los coches con luces encendidas, sea cual sea su color.

"La Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja, a aquellos conductores que no dispongan de un vehículo con Luces de Conducción Diurna (DRL), circular con la luz de cruce encendida durante el día cuando circulen por carretera, especialmente durante los meses de menor luminosidad. En todo caso, hay que recordar que circular con la luz de cruce encendidas no es obligatorio, sino solo aconsejable", dice la DGT en su revista.