INTERNACIONAL
01/11/2018 14:57 CET | Actualizado 01/11/2018 15:10 CET

Este es el vídeo más racista usado por Trump... y lo ha hecho en plena campaña electoral

Faltan 5 días para las 'midterm', elecciones clave para el resto del mandato del presidente de EEUU.

Faltan 5 días para las elecciones clave para el futuro de EEUU, las llamadas 'midterm' y el presidente del país, Donald Trump, ha vuelto a dar la nota. Mientras que el resto de líderes se han limitado a hacer un llamamiento más o menos exhaustivo para que la gente acuda a votar, Trump se ha servido del vídeo más racista en décadas. Y no es una exageración. En él, se acusa al Partido Demócrata de conspirar para ayudar a personas que, según el vídeo, son invasores centroamericanos que buscan llenar el país de asesinos de policías.

El vídeo, producido por la campaña de Trump, está protagonizado por Luis Bracamontes, un mexicano que había sido deportado pero que volvió a Estados Unidos y luego fue condenado en febrero por el asesinato de dos policías de California. "Pronto mataré a más policías", dice un sonriente Bracamontes en la corte mientras sobre la pantalla se lee el mensaje: "Los demócratas dejaron que entrara a nuestro país. Los demócratas le permitieron quedarse".

Los demócratas dejaron que entrara a nuestro país. Los demócratas le permitieron quedarse

Las declaraciones temerarias de Bracamontes se alternan con las imágenes de la caravana migrante de hondureños que cruza la frontera entre Guatemala y México. La secuencia terminan con una toma sonriente de Luis Bracamontes, para inmediatamente aparecer el texto: "¡El presidente Donald J. Trump y los republicanos están haciendo que América vuelva a estar segura!", en color blanco sobre un fondo negro.

En EEUU no se recuerda algo de tal calibre desde las presidenciales de 1988, cuando se publicó otro vídeo titulado "Willie Horton", que fue financiado por simpatizantes de la campaña de George H.W. Bush. Horton fue un homicida condenado que cometió una violación durante un permiso bajo un programa en el estado de Massachusetts donde el aspirante demócrata Michael Dukakis era el gobernador. Este vídeo estaba considerado como uno de los más problemáticos de la historia reciente en términos raciales, pero ahora este título puede desbancárselo el usado por Trump.

El presidente, lejos de ceder ante las miles de críticas, se ha fijado en su perfil de Twitter el vídeo.

ESPACIO ECO