ECONOMÍA
02/11/2018 11:12 CET | Actualizado 02/11/2018 11:12 CET

Alibaba y Richemont: objetivo el lujo online en China

Si no puedes con el "enemigo", únete a él.

En Asia en general y en China particular, el mercado del lujo resurge con fuerza. Los consumidores chinos cuentan además con sus propios gigantes de la distribución que compiten de tú a tú con los que conocemos en Occidente. El Amazon chino se llama Alibaba, compañía que cotiza en el NYSE —la bolsa de Nueva York— desde hace varios años y que fue una de las IPO más exitosas.

Alibaba lo vende todo en un mercado de 1.100 millones de consumidores —chinos— donde son prácticamente monopolio. Muchos compradores de productos occidentales y 400 millones de millonarios que buscan marcas europeas y estadounidenses como símbolo de estatus. Quizás por ello, tras años intentando romper el mercado de las ventas online en China, el grupo Richemont ha decidido que es mejor unirse al "enemigo" por el bien común de todos. Y porque perder el mercado chino online —el de mayor crecimiento junto al estadounidense—, no es una decisión que las empresas del sector se puedan permitir.

A la "guerra de las autoridades", subiendo los impuestos y persiguiendo la corrupción de los últimos años, se le ha sumado la dificultad de competir en la red con las copias y falsificaciones de los productos de marcas como Cartier. Por todo ello hacía falta un canal de venta ordenado. La alianza entre la plataforma online y el gigante del lujo franco-suizo será la primera prueba conjunta para ver si realmente se incrementan las ventas en el país con mayor crecimiento de consumo de lujo, incluido en el sector de los millennials, los mas "compulsivos" a la hora de comprar según diversos estudios de comportamiento en red.

La asociación entre ambos gigantes se lleva a cabo a través de un acuerdo entre Yoox-Net-a-Porter, el portal de lujo de Richemont y las aplicaciones de lujo de Alibaba, TMall y Taobao.

Los consumidores chinos representan un tercio de todas las compras de lujo y súper lujo en el mundo. El 33% de éste mercado está en sus manos, y en sus carteras y, cada vez más utilizan los grandes almacenes online para llevar a cabo sus compras. Entrar en el mercado chino para las empresas europeas o estadounidenses es prácticamente imposible sin un socio local.

Este acuerdo es el segundo de estas características en los últimos meses, tras la estrategia conjunta entre Farfetch y JD.Com —que ascendió a 400 millones de dólares— para entrar en el mercado asiático.

Por su parte, Alibaba siempre ha querido un acuerdo con empresas occidentales del lujo. Tras una larga batalla en los tribunales estadounidenses por acusaciones de venta de falsificaciones masivas en los portales del gigante chino de productos de Chanel, Cartier, YSL y demás, parece que las aguas se tranquilizan y que este acuerdo podría ser el primer paso para desarrollar más estrategias de forma conjunta. Amazon, desde hace años vende algunos productos de marcas de lujo, pero nunca tuvo una clara apuesta de futuro por este nicho de mercado.

Photo gallery Lujo entre viñedos See Gallery

#JUNTOS