TENDENCIAS
03/11/2018 19:28 CET | Actualizado 03/11/2018 20:23 CET

Nunca el Salvaje Oeste había sido tan crudo

'Red Dead Redemption 2' es probablemente uno de los mejores juegos de la actual generación de máquinas.

Read Dead

Por fin entró en escena uno de los mejores videojuegos de la actual generación de videoconsolas. Ocho años han pasado desde que conocimos las pericias de John Marston en PlayStation 3 y Xbox 360. Tras esta larga espera, la gigante compañía Rockstar Games presenta la precuela de aquella inolvidable historia llena de venganza y redención.

Igual que ha hecho recientemente el juego The Legend of Zelda: Breath of the Wilden las consolas de Nintendo, Switch y Wii U, este nuevo Red Dead Redemption 2 llega a las plataformas domésticas para marcar un antes y un después en la historia del sector del videojuego. El consumidor lo sabe, y Rockstar ya puede presumir de las cifras alcanzadas por Red Dead Redemption 2: 725 millones de dólares en ventas (636 millones de euros) en los primeros tres días tras su lanzamiento. Todo un récord. Y en su primera semana en España: más de 155.000 unidades vendidas.

En el juego, del llamado género de mundo abierto, el jugador se encuentra en 1899, en un Salvaje Oeste donde la vida del forajido tiene los días contados. Entran en escena la Revolución Industrial, los cambios económicos, sociales, los descubrimientos de entonces... y eso es lo que pone contra las cuerdas a toda la banda de Dutch Van der Linde.

Red Dead Redemption II.

Con el peso de la ley constantemente a sus espaldas, la banda de ladrones de este western interactivo tiene que decidir si sus miembros sobreviven al cambio generacional que se les viene encima o caen bajo el plomo de sus perseguidores.

No hablamos solo de una historia de huida constante, RDR2 habla de redención, de venganza, de lealtad, de hermandad. 500.000 líneas de diálogo encuadernan la obra. Y no hablamos tampoco de cantidad, la calidad es en realidad lo que se premia de la historia, la maestría está en que el jugador puede sumergirse en esta trama y en este universo. Eso sí, una vez aceptados sus polémicos ritmo y estructura, se trata de un videojuego que baja varias revoluciones el ritmo habitual de las superproducciones de acción y tiros del estilo.

Una vez aceptados sus polémicos ritmo y estructura, estamos ante un videojuego que baja varias revoluciones el ritmo habitual de las superproducciones de acción y tiros del estilo.

Red Dead Redemption 2invita a sus jugadores a meterse en la piel de Arthur Morgan, miembro de este grupo de forajidos liderados por Van der Linde. Su historia gira en torno a relaciones con los miembros de la hermandad, el desarrollo de los campamentos nómadas, y eso es lo que marca el compás del progreso del personaje principal junto al jugador, que también tiene que estar pendiente de mantener con recursos y provisiones el terreno donde se esconden y aguardan impacientes una solución a sus vidas, esperan ese último golpe que les llevará a la libertad.

El videojuego guarda además el mapa más grande que ha creado la desarrolladora Rockstar Games hasta el momento. Un mundo donde todo está construido con obsesivo detalle: desde las ciudades más sucias del lejano oeste hasta su naturaleza salvaje con su propio ecosistema en cada rincón de ese vasto mapa (hablamos de 179 tipos de animales, decenas de armas con configuraciones propias y miles de actividades por hacer). Incluso la climatología tiene un rol principal dentro del videojuego, ya que al ser dinámica (es decir, que cambia de forma aleatoria) influye de pleno en la experiencia de juego.

Red Dead Redemption 2 guarda en su interior el mapa más grande que ha creado la desarrolladora Rockstar Games jamás.

En Red Dead Redemption 2 cuesta caminar si hay barro, aparecen menos animales si llueve, la ropa se ensucia con la arena, hay que abrigar a Arthur para hacer frente al frío... La cantidad de actividades y mimo que esperan al jugador son casi ilimitadas: desde entrar en el clásico Saloon del oeste para degustar comida y whisky local hasta jugar al póquer o al dominó pasando por acabar en medio de una pelea de bar para terminarla en la calle. Hay también duelos, carreras, asaltos a trenes, caza con arco y rastreo, robos a diligencias, pesca, atrapar forajidos de bandas rivales, obras de teatro... Todo está cuidado al milímetro para entrar en la historia. Rockstar otorga al jugador un abanico de posibilidades que le ayudan a sumergirse en una aventura que tarda en completarse más de 100 horas.

El lanzamiento de este título se ha convertido en el acontecimiento del año para la industria del entretenimiento digital y posiblemente sea uno de los mejores juegos de la actual generación de máquinas y un hito en la historia del medio. Una aventura de acción para un único jugador que a mediados de noviembre también podrá compartirla con otros gracias al modo online que envuelve a quien la vive en el más canalla sentido del honor, del deber, de la lealtad y de la búsqueda de libertad, como todo buen western clásico. Una obra que ningún aficionado al videojuego debería perder de vista. Una obra maestra de esta industria que, eso sí, abruma en sus primeras horas con su contenido y enfoque hiperrealista.

ESPACIO ECO