INTERNACIONAL
05/11/2018 12:48 CET | Actualizado 05/11/2018 12:48 CET

La sugerente foto con la que la novia de Matteo Salvini anuncia que han roto

"Gracias por todo, Matteo", ha escrito Elisa Isoardi.

El ministro del interior italiano, Matteo Salvini, y su novia, Elisa Isoardi, han roto. Los rumores sobre el punto en el que estaba la relación sentimental entre ambos llevaban semanas sonando en la prensa italiana, pero ha sido Isoardi la que ha querido zanjarlos a través de su cuenta de Instagram:

"No es aquello que nos hemos dado lo que echaré de menos, sino lo que todavía deberíamos darnos" Gio Evan. Con inmenso respeto por el amor verdadero ha habido. Gracias Matteo", ha escrito.

La presentadora y el político se conocieron y enamoraron en 2014. Desde entonces, las fotos de ambos paseando de la mano y mostrando su amor eran una constante en las redes.

La confirmación de la ruptura llega en un momento en el que el ministro del Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga está de nuevo en el ojo del huracán. Esta vez porque ha publicado una foto suya sonriendo y con el pulgar levantado para informar de su visita a la región del Veneto, una de las más azotadas por el temporal, que ha causado 29 muertos.

Salvini ha difundido esa foto, hecha en Venecia, en la que aparece sonriendo e informando a sus seguidores de que se dispone a visitar "las zonas golpeadas por los corrimientos de tierra y el temporal", que ha afectado al país desde hace una semana.

La fotografía ha desatado de inmediato la indignación y algunos usuarios le han acusado de no tener piedad y le han recordado que lo que está ocurriendo en el país "es una tragedia, no una excursión".

Salvini respondió a estas críticas en una rueda de prensa en la región del Veneto, donde dijo que "no es un día para la polémica" y que está "orgulloso del trabajo que realiza el Gobierno", formado por su partido y el antisistema Movimiento 5 Estrellas.

Momentos después, el también vicepresidente del Gobierno de Italia compartió una segunda foto en las redes sociales, esta vez junto a un helicóptero del cuerpo de Bomberos.

"Si voy, me critican porque voy. Si no voy, me critican porque no voy. Si estoy triste, no está bien, si sonrío, no está bien. ¿Sabéis una cosa, queridos criticones, profesores y periodistas de izquierdas? No me importa, pienso en los italianos y sigo trabajando", escribió.

ESPECIAL PUBLICIDAD