TENDENCIAS
08/11/2018 18:02 CET | Actualizado 08/11/2018 19:31 CET

El artesano español que ha dado vida a las manos de Mickey Mouse

Javier Sánchez Medina
Javier Sánchez Medina

El 18 de noviembre de 1928 Mickey Mouse comenzó un viaje que nadie podía imaginar. El estreno de Steamboat Willie en el Colony Theatre de Nueva York fue el primer dibujo animado que debutó con banda sonora y efectos de sonido sincronizados con la imagen. Noventa años después, a pocas manzanas de donde Mickey hizo su primera aparición pública, decenas de artistas, entre ellos un español, le rinden homenaje en la exposición Mickey: The True Original Exhibition.

La exposición tiene un doble objetivo: repasar la historia de la icónica figura de Mickey Mouse y mirar hacia el futuro con las interpretaciones de distintos artistas en diferentes medios, manteniendo la esencia Disney en soportes que hace décadas no se habrían podido ni imaginar.

Arturo Bracero
La obra de Javier Sánchez Medina

La unión entre tradición y arte de vanguardia es algo en lo que Javier Sánchez Medina es todo un experto. El artesano y artista extremeño fue seleccionado por Darren Romanelli, comisario de la exposición, para participar en este homenaje a Mickey Mouse junto a otros artistas multidisciplinares como London Kaye, James Jean o Shinique Smith.

En su taller de Malasaña, en el que Javier fabrica sus populares trofeos ecológicos, recibió a los representantes de Disney, que tenían un encargo muy especial. "Además de un reto fue todo un honor que contaran conmigo" afirma Javier frente a su obra, las icónicas manos de Mickey confeccionadas en anea y ratán, trenzado y cosido con hilo de bramante.

Javer Sánchez Medina en su taller en Malasaña

La elección del motivo no fue fácil, y había varias opciones encima de la mesa: las orejas o las manos, probablemente las dos partes más icónicas del personaje. Javier se decantó por estas últimas, al considerarlas un elemento más expresivo del personaje.

La técnica es la que ha aprendido de los maestros artesanos en Extremadura, y siempre tiene presente la tradición: "Hay que respetar siempre la técnica tradicional, pero dando rienda suelta a tu visión". Esa visión tardó más de tres meses de trabajo en llegar a su forma final, con moldes, negativos y una meticulosa confección a mano, ajustada hasta conseguir el resultado que hoy se exhibe en Nueva York.

Junto a la obra de Javier se puede ver un cuadro dedicado al ratón por Keith Haring, que sirve para hacerse una idea de la magnitud e influencia que la obra de Javier Sánchez pueda tener en las próximas décadas. Ese contraste entre pasado y futuro se mantiene a lo largo de toda la exposición, por ejemplo con bocetos originales de animación de la película Fantasía junto a una pintura al óleo sobre un lienzo hecho de sillas de madera utilizadas en la industria del cine.

Fantasía, óleo sobre lienzo de madera

Pero Mickey Mouse es mucho más que cine, y su legado en el mundo de la moda y el diseño queda patente con obras como la de Darren Romanelli, un oso gigante envuelto en ropa vintage de Disney, o la escultura de peluches de distintas épocas de Mickey creada por Shinique Smith.

Desde que Steamboat Willie zarpara en 1928 hasta ahora, Mickey se ha adaptado a los tiempos, manteniendo el estatus de icono desde hace 90 años, y esta exhibición demuestra que puede seguir siéndolo durante al menos otros 90 años más.

EL HUFFPOST PARA HONEST