POLÍTICA
08/11/2018 12:41 CET | Actualizado 08/11/2018 12:43 CET

Indignación de Garzón con la "'justicia' española" por no tratar el plan para matar a Sánchez como "terrorismo"

Raperos, titiriteros, tuiteros... ¿Os suenan?

EFE
EFE
EFE

El líder de IU, Alberto Garzón, ha publicado un indignado mensaje que vuelve a poner en entredicho a la justicia española, después de que la Audiencia Nacional hayarechazado el caso del francotirador que planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque no lo vincula con el terrorismo. La Audiencia Nacional tiene en exclusiva la competencia para conocer de todos los delitos relacionados con el terrorismo.

De este modo, la Audiencia Nacional ha remitido la investigación al Juzgado de Instrucción Nº 3 de Terrassa (Barcelona), donde se trata el caso por, entre otras cosas, "proposición de homicidio de autoridad", con "tenencia ilícita" de un "depósito de armas", o delito de "conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma".

"Tenía 16 armas de fuego en su casa", ha recalcado Garzón, antes de resaltar que la Audiencia Nacional sí ha condenado por terrorismo "a raperos por sus letras": "La 'justicia' española. 🤔", ha sentenciado:

En el mismo sentido se ha manifestado el periodista Antonio Maestre, quien ha mostrado su estupefacción ante el hecho de que sea "más probable que algún tuitero de izquierdas acabe en la Audiencia Nacional por comentar el tuit sobre la actitud de la AN que el terrorista fascista por querer matar al presidente".

La Audiencia Nacional se niega así a enmarcar el presunto intento de asesinar al presidente del Gobierno entre los artículos 571 a 580 del Código Penal, en los que se tipifican los delitos de de terrorismo sobre los que la Audiencia Nacional tiene competencia exclusiva.

Sin embargo, la Audiencia sí tipificó como delitos relacionados con el terrorismo otros llamativos casos que pasamos a relatar:

Titiriteros

El 29 junio 2016, el juez Ismael Moreno, en funciones de guardia en la Audiencia Nacional, acordó prisión sin fianza para dos titiriteros detenidos por enaltecimiento del terrorismo por su participación en una obra infantil del Carnaval de Madrid en la que mostraron un cartel con el texto 'Gora Alka-ETA'. Pasaron cinco días en prisión tras representar en Madrid la obra La Bruja y Don Cristóbal. Moreno archivaría en junio de ese mismo año la causa, argumentando que los hechos no justificaban "debidamente la perpetración del delito" del artículo 578 del Código Penal, es decir, el enaltecimiento del terrorismo.

Los tuits sobre Carrero Blanco de Cassandra Vera

La tuitera Cassandra fue condenada por la Audiencia Nacional, en marzo del 2017, a un año de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo al estimar que los 13 mensajes que la joven difundió en Twitter, entre 2013 y 2016, sobre Carrero Blanco y el terrorismo constituían desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta a personas que han sufrido el terrorismo y sus familiares.

Veganos de Straight Edge Madrid

El 27 de julio de 2018, la Audiencia Nacional absolvió a los seis miembros de Straight Edge Madrid, un grupo anarquista que practica el veganismo, acusados de enaltecimiento del terrorismo porque consideraba que sus comentarios animando a la lucha contra el orden eran una muestra del rebeldía, pero no atacaban al Estado. En un primer momento, este grupo fue acusado de terrorismo e incluso uno de sus miembros, Nahuel, pasó un año y cuatro meses en prisión.

Tres años y medio para Valtonyc

En febrero de 2018, el Tribunal Supremo confirmó la condena a tres años y medio de prisión por enaltecimiento del terrorismo, injurias graves a la Corona y amenazas por las letras de 16 canciones del rapero José Miguel Arenas Beltrán Valtonyc. La condena la había impuesto, un año antes, la Audiencia Nacional por frases como "quiero transmitir a los españoles un mensaje, ETA es una gran nación" o "un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado, o siempre queda esperar a que le secuestre algún Grupo".

Dos años y un día de cárcel para Pablo Hásel

En marzo de 2018, la Audiencia Nacional condenó al rapero Pablo Rivadulla, conocido por su nombre artístico de Pablo Hásel, a una pena de dos años y un día de cárcel y 24.300 euros de multa por delitos de enaltecimiento del terrorismo con agravante de reincidencia, injurias y calumnias contra la Corona y las instituciones del Estado por el contenido de 64 mensajes publicados en Twitter y una canción en Youtube. Entre otros tuits, Hásel publicó en marzo de 2016 uno en el que, junto a una fotografía de la miembro del grupo terrorista GRAPO Victoria Gómez, escribió: "Las manifestaciones son necesarias, pero no suficientes, apoyemos a quienes han ido más allá".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA HONEST