NOTICIAS
08/11/2018 20:46 CET | Actualizado 08/11/2018 20:49 CET

Lydia Valentín, doble medalla de oro en el Mundial de halterofilia

La levantadora española repite los títulos del 2017 en arrancada y total olímpico y suma un bronce en dos tiempos.

La española Lydia Valentín consiguió este jueves las medallas de oro en arrancada y total olímpico de la categoría de 81 kilos, así como el bronce en dos tiempos, de los Mundiales de halterofilia que se disputan en Asjabad (Turkmenistán).

La haltera leonesa, que ya fue tricampeona mundial el año pasado en Anaheim (Estados Unidos) en la categoría de 75 kilos, confirmó su condición de favorita, aunque un error en el primer intento en dos tiempos sobre 136 kilos le impidió hacer el 'triplete' en esta nueva categoría a la que subió.

Cuatro veces campeona continental, además de plata en Pekín 2008, oro en Londres 2012 y bronce en Río 2016, Valentín se proclamó campeona en arrancada después de levantar 113 kilos y batir tres veces el récord de España con dos alzadas previas de 108 y 110 kilos, para superar a la kazaja Raushan Meshitkhanova (compitió en el grupo B) y a la bielorrusa Darya Naumava.

La competición

En dos tiempos comenzó con 130 kilos, que superó con facilidad, pero en el primer intento con 136 falló en la segunda fase de la levantada. Luego se resarció y pudo con ello asegurar el título en el total. Los 136 kilos le reportaron la medalla de bronce en dos tiempos tras Naumava (137) y la ecuatoriana Tamara Yajaira Salazar (137), mientras que la estadounidense Jenny Lyvette Arthur, que luchó por el oro al pedir 138, falló y fue cuarta con 135, justo por delante de la venezolana Dayana Aracelis Chirinos (131) y la mexicana Anacarmen Torres (130).

Por lo tanto, en el total olímpico, la deportista española ganó la competición con 249 kilos, cuatro más que Naumava, que había sido segunda en arrancada (108), mientras que Salazar fue tercera con 242 (105+137).

Valentín tuvo que subir de peso y cambiar la categoría de hasta 75 kilos (hasta 76 en este Mundial) por la de hasta 81. Tuvo una molestia en los hombros hace 15 días y junto a los responsables técnicos y federativos optó por participar en esta nueva categoría para no tener que perder masa muscular.

Ataviada con su particular faja de Hello Kitty y luciendo una cinta con la bandera española, la levantadora leonesa de 33 años, ya puede decir que es campeona de Europa, campeona olímpica y campeona del mundo en dos ediciones distintas. Y la halterófila de Camponaraya, en la comarca de El Bierzo, ha conseguido revalidar buena parte de los conseguido hace un año en Anaheim con la presencia de todos los países importantes, que entonces estaban sancionados por el Comité Olímpico Internacional por fundadas sospechas de dopaje.

En esta ocasión, en Turkmenistán, participan halterófilos de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, China, Moldavia, Kazajistán, Rusia, Turquía y Ucrania y, aunque el nivel ha bajado, Valentín ha demostrado seguir en la cima. Este jueves ha gando con un total de 249 kilos, cuando hace un año lo hizo con 258.

La española, que fue medalla de bronce olímpica en Río 2016, también ha recuperado dos medallas olímpicas más que en su día le arrebataron deportistas que posteriormente, con análisis antidopaje postergados, se demostró que se habína ayudado de sustancias prohibidas. Por ello pasó del quinto al segundo puesto en Pekín 2008 (una plata que ya recibió en enero del 2018) y del cuarto al primer puesto en Londres 2012 (oro).

QUERRÁS VER ESTO

Valentín y el futuro de la halterofilia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Valentín se proclama triple campeona mundial y completa un palmarés de ensueño

- Lydia Valentín, campeona de Europa de halterofilia

- El motivo por el que Lidia Valentín enamora en Río

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE