POLÍTICA
11/11/2018 10:34 CET | Actualizado 11/11/2018 10:34 CET

La estrategia de Ciudadanos para las elecciones andaluzas

Los naranjas han preparado una campaña de equipo con Arrimadas, Rivera, Marín e Imbroda.

EFE
Inés Arrimadas, Albert Rivera y Juan Marín, de precampaña.

Andalucía se encamina ya para el 2-D. Y no son unas elecciones más. Supondrán el inicio de un trepidante ciclo en las urnas, que marcará el poder en España para los próximos años. En Ciudadanos son conscientes de ello y han decidido volcarse al máximo nivel en una campaña decisiva.

Los de Albert Rivera afrontan con unas "previsiones muy buenas" estas elecciones, según fuentes de la dirección naranja. Con las encuestas publicadas hasta ahora, Ciudadanos espera como mínimo doblar los resultados. Actualmente tienen ocho asientos en el Hospital de las Cinco Llagas (el Parlamento andaluz) y los sondeos más bajos les dan 18. En otras encuestas suben hasta los 24 diputados.

La interpretación que hacen en estos momentos en la dirección de Ciudadanos, a tenor de las encuestas, es que el PSOE aparece en primera posición pero con peor resultado que en las anteriores elecciones de 2015, y se huele ya un dato "nefasto" para el Partido Popular.

No obstante, en el núcleo duro de Rivera, añaden las fuentes, saben que esa batalla entre el segundo y el cuarto -PP, Adelante Andalucía (Podemos más Izquierda Unida) y ellos- es "muy apretada". Eso sí, el escenario en el que ahora se mueve Cs es el del sorpasso al Partido Popular.

La situación es totalmente distinta a la de hace poco más de tres años, cuando Cs logró por primera vez entrar en el Parlamento andaluz. Entonces tenían apenas 1.500 inscritos, mientras que ahora suman 30.000 (entre militantes y simpatizantes). En aquel momento optaron por la opción de facilitar la investidura de Susana Díaz y apoyar al Gobierno del PSOE desde fuera. Algo que para muchos era arriesgado, pero creen ahora que le salió bien.

EFE
Albert Rivera y Juan Marín, de cata.

Pero ahora han cambiado radicalmente, desde la ruptura en el pasado mes de septiembre del pacto que tenían los dos partidos. En Ciudadanos, añaden las fuentes, entendieron que había que acabar con esa entente porque los socialistas se negaban a cumplir algunos compromisos firmados sobre regeneración democrática. En cambio, se muestran muy orgullosos de haber arrancado medidas en materias social y económica (especialmente la eliminación de los impuestos de sucesiones y donaciones).

Las fuentes de Ciudadanos subrayan que descartan un Gobierno con el PSOE a partir de diciembre: "No vamos a apoyar a Susana Díaz". Con sus votos que no cuenten los socialistas para mantener el Palacio de San Telmo. Aunque tampoco quieren aventurar qué tipo de acuerdo pueden alcanzar con el Partido Popular y apelan a esperar los resultados finales en las urnas.

No vamos a apoyar un Gobierno de Susana Díaz

La noche del jueves al viernes arranca la campaña electoral, y Ciudadanos entiende que será vital en esta ocasión. Por ello van a desembarcar en el sur todas las grandes figuras del partido. El peso no caerá exclusivamente en el candidato a la Presidencia, Juan Marín, sino que va a ser un trabajo "en equipo" con Albert Rivera, Inés Arrimadas y Javier Imbroda, el exseleccionador de baloncesto y fichaje estrella de Cs para estas elecciones andaluzas.

Un concepto diferente al del PSOE, por ejemplo, que potencia jugar en clave andaluza y apenas quiere líderes nacionales en el territorio durante estos días. Los socialistas andaluces llevan días criticando a Ciudadanos por traer grandes figuras. "Pues nos vamos a hartar de actos con Rivera y Arrimadas", contestan irónicamente las fuentes naranjas. En el partido también reconocen que Marín tiene buena valoración, pero no es tan conocido como Díaz o Juanma Moreno (PP), además no existen muchos diputados o segundos cargos autonómicos populares entre los andaluces.

Una campaña protagonizada por Rivera, Arrimadas, Marín e Imbroda

Desde Ciudadanos defienden el fuerte tirón de Rivera (que en el sur es mejor visto que Pablo Casado, según el CIS) y de Arrimadas, que es gaditana de nacimiento. "En Andalucía es muy potente el mensaje de que quien ganó las elecciones en Cataluña es de Jerez", sostienen desde la dirección. Además, explican que el ADN del partido es 'catalán-andaluz', la madre de Rivera es de Málaga y la familia del 'número dos' José Manuel Villegas es de Dalías (Almería). Y están muy contentos con el tirón de Imbroda; "la gente lo para por la calle, llena".

Los mensajes que escucharás

Todos ellos van a recorrer Andalucía (se espera que Rivera visite las ocho provincias) con varios mensajes. El primero es que después de 40 años Andalucía necesita un cambio: "una etapa nueva". Y, a la vez, van a recordar que durante este tiempo "nadie ha intentado nada para darle la vuelta", en relación al Partido Popular. Quieren liderar, añaden las fuentes, el mensaje "positivo" del cambio, abanderar esa ilusión. Pero advierten de que su campaña no será de "acoso y derribo", porque entienden que la gente está harta del "y tú más".

EFE
Rivera, Arrimadas y Marín, en un acto de precampaña.

En Ciudadanos creen que han logrado durante estos años que se entienda muy bien la "utilidad" de su voto en el Parlamento andaluz, pero analizan que sus votantes anhelan que den un "paso adelante", por lo que no van a penalizar la ruptura del pacto y de relaciones con el PSOE. Es la hora de "formar Gobierno", insisten las fuentes.

El inicio de la campaña será en Málaga, que se ha convertido en una ciudad talismán para los naranjas. En Ciudadanos vaticinan que sus mejores resultados llegarán en los grandes núcleos urbanos y esperan muchas papeletas en la Costa del Sol, Granada, Sevilla, Cádiz y Almería. El cierre se hará en la capital andaluza y auguran que a lo largo de estos días habrá "una gran sorpresa".

Ciudadanos espera como mínimo doblar los resultados

Uno de sus grandes problemas es el voto rural, esa Andalucía que vota principalmente al socialismo. En Ciudadanos se muestran esperanzados y creen que el resultado será mejor en esas zonas de lo vaticinado. Por eso van a hacer actos, principalmente por la mañana, de carácter sectorial y en esas zonas.

Lo que no van a hacer es replicar el modelo de las elecciones catalanas. Son dos realidades muy distintas, señalan en Ciudadanos. En el caso del sur, quieren transmitir las ideas de "normalidad y cercanía", como en el cartel electoral que es un selfie. Eso sí, ya sube la adrenalina a pocos días de la campaña, que tendrá mucho "peso" porque todo está muy ajustado.

Una de las cosas que provocan más dudas es hasta qué punto la actualidad nacional puede marcar precisamente esa campaña. Temporalmente coincidirá, por ejemplo, con un acto de España Ciudadana en Madrid el 24 de noviembre contra posibles indultos a los líderes independentistas. "Díaz calla sobre eso, está incómoda", comentan las fuentes. Y, además, saben que conforme se acerque el 2-D irá creciendo el debate sobre los posibles pactos.

"Todo está vivo, saltan chispas". Palabra de Ciudadanos.

Photo gallery Albert Rivera enseñando cosas desde su escaño See Gallery

VODAFONE PARA EL HUFFPOST