INTERNACIONAL
12/11/2018 13:34 CET | Actualizado 12/11/2018 13:34 CET

Israel mata a un líder de la milicia de Hamás en una operación encubierta en la franja de Gaza

Al menos 227 palestinos, incluyendo los seis de este domingo, han muerto desde el 30 de marzo por disparos israelíes.

Familiares del palestino asesinado lloran su pérdida.

Israel ha matado en la Franja de Gaza a un líder de las milicias armadas de Hamás en una operación encubierta en la que han muerto otros seis palestinos y un soldado israelí. Este aumento de la tensión podría acabar con las esperanzas de que se restablezca la calma en el enclave.

En un comunicado difundido por la noche, el ejército israelí ha indicado que "un agente de las IDF [Fuerzas de Defensa de Israel] ha muerto y otro agente ha resultado herido de levedad" durante un intercambio de disparos. El texto ha precisado que el militar muerto tenía grado de 'Lt. Col.', es decir, teniente coronel, y lo ha identificado solo por la inicial de su nombre, M.

Previamente, las brigadas Ezzedin al Qassam, el brazo armado de Hamas, habían afirmado que se trataba de una operación de las fuerzas especiales israelíes, que habían intentado infiltrarse desde el este de Jan Yunis, en el sur del enclave, en un vehículo civil.

Ante lo ocurrido, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "decidió acortar su visita a París y regresar esta misma noche a Israel", ha indicado en un comunicado del gobierno israelí. Netanyahu participaba en la capital francesa en las conmemoraciones por el centenario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial.

En un primer momento, el ejército israelí había dado cuenta de un intercambio de disparos en un comunicado sucinto."Durante una operación [militar israelí] en la Franja de Gaza, se produjo un intercambio de disparos", había señalado.

Un portavoz del ejército israelí, Jonathan Conricus, ha asegurado que todos los soldados israelíes implicados en la operación habían regresado a su país. "Todos los soldados regresaron a Israel", ha dicho en Twitter.

Después del intercambio de disparos, "se identificaron 17 disparos de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel", ha dicho el ejército, y tres de los proyectiles han sido interceptados por la defensa antimisiles de Israel. Por el momento no estaba claro dónde aterrizadon los demás.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, estaba reunido en el cuartel general del ejército, según el ministerio.

Según el portavoz del ministerio gazatí de Salud, Ashraf al Qodra, seis palestinos han muerto.

Entre ellos se encuentra un comandante local del brazo armado de Hamas, las Brigadas Ezzedin al Qassam, según un comunicado de estas. Fue identificado como Nur Baraka.

Un portavoz de Hamas, el movimiento islamista que controla Gaza, ha denunciado un "cobarde ataque israelí".

Fuentes de seguridad palestinas han indicado que en los enfrentamientos ha habido ataques aéreos israelíes.

La situación en Gaza

Este intercambio de disparos se produce en un momento en que parecía estabilizarse la situación en Gaza, después de meses de mortíferos enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes cerca de la valla de seguridad que separa el enclave palestino y el territorio israelí.

En ese contexto, las autoridades del Estado hebreo habían autorizado a Qatar a enviar 15 millones de dólares para pagar los salarios de los funcionarios de la Franja de Gaza.

El primer ministro Netanyahu justificó el sábado esta decisión, argumentando que contribuye a restablecer la calma.

"Hago lo que puedo, en coordinación con los servicios de seguridad, para que la calma vuelva a las localidades del sur [de Israel], pero también para evitar una crisis humanitaria", ha asegurado Netanyahu antes de desplazarse a París.

"No retrocederé ante una guerra necesaria pero quiero evitarla si no es indispensable", ha añadido posteriormente en una rueda de prensa en la capital francesa.

Al menos 227 palestinos, incluyendo los seis de este domingo, han muerto desde el 30 de marzo por disparos israelíes, principalmente durante las manifestaciones contra el bloqueo del enclave por Israel, pero también en ataques israelíes en respuesta al lanzamiento de cohetes.

Asimismo han muerto dos soldados israelíes, incluido el de este domingo.

Estos estallidos de violencia hicieron temer una nueva guerra en Gaza, que sería la cuarta desde 2008 en un territorio en el que dos millones de personas se debaten entre los bloqueos israelí y egipcio, la pobreza y la escasez.