INTERNACIONAL
13/11/2018 13:17 CET | Actualizado 13/11/2018 16:03 CET

La sombra de una nueva guerra planea sobre Gaza ante el aumento de la tensión entre Israel y Hamás

Es la mayor escalada bélica en Gaza desde la guerra de 2014.

El enfrentamiento entre Israel y los grupos armados palestinos de la Franja de Gaza, el más importante desde 2014, ha seguido agravándose en las últimas horas y hace temer una nueva guerra pese a los esfuerzos internacionales para evitarla.

Al menos seis palestinos han muerto en las últimas 24 horas, los dos últimos el martes, en los ataques israelíes que respondían al lanzamiento de cientos de cohetes procedentes de Gaza que han dejado un muerto y varios heridos en territorio israelí.

El hombre fallecido en Israel es un trabajador palestino que tenía permiso de residencia, según los servicios de seguridad israelíes.

Decenas de miles de israelíes de Ascalón y otras localidades cercanas al enclave han pasado la noche corriendo a los refugios.

En la Franja de Gaza se han oído durante toda la noche el ruido de los ataques israelíes, que han destruido varios edificios, incluyendo la sede de la televisión de Hamás o las oficinas de un servicio de seguridad.

Meses de tensiones

Una de las casas de Gaza destrozadas por los misiles israelíes.

El ejército israelí ha contabilizado unos 400 disparos de cohetes desde el lunes a media jornada. Como respuesta ha indicado haber atacado cerca de 150 posiciones militares del movimiento islamista Hamás y de su aliado, la Yihad Islámica.

La escalada, desatada por una incursión fallida de las fuerzas especiales israelíes en Gaza el domingo, llega tras meses de tensiones que hacen temer una nueva guerra, la cuarta en diez años, entre Israel y Hamás, que controla la Franja, un enclave situado entre Israel, Egipto y el Mediterráneo.

La calma relativa reinaba este martes en la ciudad de Gaza, donde las calles estaban desiertas y las escuelas cerraron. La Franja de Gaza tiene dos millones de habitantes que sufren la guerra, la pobreza y el desempleo.

También se han anulado las clases en las localidades de Israel cercanas al territorio.

Tanques israelíes han empezado a ser movilizados en Gaza.

El ejército israelí ha enviado refuerzos de infantería y vehículos blindados y ha desplegado nuevas baterías antimisiles, aunque de momento no ha apelado a los reservistas, como hizo en 2014. Un periodista de la agencia AFP ha visto tanques que se dirigían hacia la Franja.

Israel se enfrenta sin duda a los disparos de cohetes más intensos desde el verano de 2014

Israel se enfrenta "sin duda a los disparos de cohetes más intensos desde el verano de 2014 (...) y al ataque más grave por parte de organizaciones terroristas contras las poblaciones civiles israelíes", ha dicho un portavoz del ejército, el teniente-coronel Jonathan Conricus.

El ejército israelí y los grupos armados palestinos han intercambiado amenazas y el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Ezzeldin Al Qasam, han adevrtido que ampliarían su campo de acción en función de la respuesta de Israel.

Todo comenzó el domingo

La escalada empezó el domingo con una infiltración de las fuerzas especiales israelíes, una operación que terminó con la muerte de un teniente-coronel israelí y de siete palestinos, entre ellos un comandante del brazo armado de Hamas y varios miembros de las brigadas Al Qasam.

En represalia, las brigadas Al Qasam hirieron gravemente a un soldado en un ataque con un misil anticarro, lo que desató la respuesta israelí.

Decenas de israelíes resultaron levemente heridos, sobre todo por esquirlas, según los servicios de socorro. La mayoría de cohetes disparados desde Gaza cayeron en zonas deshabitadas, indicó el ejército, pero algunos alcanzaron edificios.

En Ascalón, falleció un trabajador palestino originario de Cisjordania, identificado como Mahmud Abu Asba, de 48 años.

La Franja de Gaza vive bajo tensión desde marzo y al menos 233 palestinos murieron desde entonces. También fallecieron dos soldados israelíes.

Egipto y la ONU llevan meses intentando mediar una paz duradera entre Israel y Hamás.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu reunirá el miércoles su gabinete de seguridad, un foro limitado que trata las cuestiones más sensible, indicaron los medios.