15/11/2018 12:57 CET | Actualizado 15/11/2018 13:04 CET

10 trayectos, 16 ciudades, 18 conductores y el coche eléctrico como gran protagonista

Así fue la segunda edición de la Vuelta Eléctrica a España.

ENDESA
Coche Vuelta Eléctrica a España

Aún quedan unos años, pero el fin de los coches de gasolina y diésel tiene fecha. Desde el Ministerio de Transición Ecológica se anunció hace unos días que el borrador de la Ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno fija 2040 como el año en el que se prohibirá la venta de los coches de combustión.

Que el coche eléctrico va a protagonizar la revolución en el sector del automóvil ya es una realidad y son muchas las iniciativas puestas en marcha para dar a conocer las bondades medioambientales, energéticas y de ahorro de estos vehículos.

Una de ellas es la segunda Vuelta Eléctrica a España que concluyó el domingo 11 de noviembre, un evento puesto en marcha por Endesa dentro de su compromiso por el cambio climático.

A lo largo de 10 etapas, desde As Pontes (A Coruña) hasta Lanzarote (Canarias), 18 empleados de Endesa han mostrado las bondades y ventajas de conducir un coche eléctrico...

Y este ha sido el resultado:

Etapa 1 (As Pontes - Santiago de Compostela)

Todos los huecos son míos

Incentivar y animar al uso del coche eléctrico se ha convertido en una de las principales tareas de las ciudades con especiales problemas de contaminación y circulación. Una de las iniciativas más exitosas es poder aparcar libremente en las zonas de estacionamiento regulado: sale gratis y no hay que ocuparse por las horas, ni por las multas. Pero hay otras muy ventajosas, como reservar ciertas plazas en los aparcamientos para los coches eléctricos.

La segunda edición de la Vuelta Eléctrica a España comenzó en el municipio coruñés de As Pontes, bordeando el lago de Puentes de García Rodríguez, la mayor superficie acuática artificial de España. El final de esa primera etapa: la ciudad de Santiago de Compostela.

Etapa 2 (Burgos - Logroño)

En silencio y sin emisiones

Ni vibraciones, ni ruidos. El silencio es una de las mayores ventajas del coche eléctrico ya que funcionan con un sistema de contacto, tan sencillo como desbloquear el móvil. La ausencia de ruido ayuda al conductor a disfrutar del trayecto de forma más relajada y le ahorrará a todos los que viajen en el coche más de un dolor de cabeza. Se acabó el hablar a gritos o subir el volumen de la música hasta niveles extremos para escuchar bien tu canción favorita.

Y una curiosidad. Es tan silencioso, algunos modelos emiten un zumbido cuando se acercan a zonas muy pobladas para que los peatones puedan estar atentos a su paso.

El relax se acrecienta con el paisaje de la segunda etapa de la Vuelta Eléctrica a España que terminó en Logroño, después de recorrer varios espectaculares viñedos de La Rioja, como las bodegas Marqués de Riscal.

Etapa 3 (Alcañiz - Huesca)

Cruzando la península sin una pizca de combustible

Viajar atravesando la península con un coche eléctrico sin utilizar ni un litro de combustible es posible, pero todavía hacen falta más estaciones para poder cargarlos en menos tiempo, dándole más comodidades a los conductores. Así lo demandan los futuros compradores que afirman que podrían echarse para atrás si no se garantiza la autonomía de las baterías.

Para intentar mejorar la situación, Endesa planea colocar 600 cargadores de 50 kilovatios, algo que reducirá notablemente el tiempo que se invierte en cargar el coche, ya que permite alcanzar el 80% en tan solo veinte minutos.

Y para probar la potencia y la autonomía de la batería durante la tercera etapa de la Vuelta se han testado varios modelos de vehículos eléctricos e híbridos de Kia en el circuito de Alcañiz (Teruel). La localidad aragonesa sirvió de punto de partida de la ruta hasta Huesca, recorriendo los parajes áridos de Aragón.

Etapa 4 (Lanzarote)

Aunar medioambiente y consumo

Cuanto mejor sea el manejo del vehículo, menos consumirá. Todo conductor debe hacer de este su lema pues la relación entre eficiencia del automóvil y destreza del conductor es innegable en coches de combustión y los eléctricos.

Pero en el caso de los segundos es vital la habilidad conseguida, sobre todo, con horas de conducción porque aún no tienen la autonomía de los primeros y hay pocas electrolineras.

La cuarta etapa de la Vuelta Eléctrica a España discurrió por la isla de Lanzarote, un territorio declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO con un valioso patrimonio medioambiental y escasez de energía —que tienen que traer de fuera—.

Conducir por un lugar así requiere aunar conciencia medioambiental —para conservar lo que tenemos— y conciencia de consumo —no despilfarrar y rentabilizar las energía—. ¿La solución? Por ejemplo, a la hora de conducir, aprovechar la inercia del coche en las bajadas y levantar el pie del acelerador con antelación para recuperar más energía al frenar. En cuanto al consumo, podemos utilizar por la noche, a las horas más baratas, cargadores domésticos inteligentes.

Etapa 5 (Sevilla - Córdoba)

Contadas visitas al taller

Entender y controlar el motor de un coche es tremendamente complejo. Ahora bien, resulta más complicado en los coches de combustión, que se ponen en marcha gracias a una peligrosa explosión de gasolina y aire, que en los coches eléctricos, que arrancan de forma segura, sencilla, eficiente y limpia.

Esto se traduce en menores costes de mantenimiento: de tiempo, dinero y revisión. No hay que comprobar piezas, reponer ni revisar emisiones. Los coches eléctricos también tienen que pasar la Inspección Técnica Vehículos (ITV) con los mismos plazos —a los cuatro años por primera vez y después cada dos—, pero en este caso también resulta más económica porque no hay prueba ni de emisiones ni de ruido.

Sí, es así, el silencio es el protagonista del viaje en un coche eléctrico. Y esto se pudo comprobar en la quinta etapa de la Vuelta Eléctrica a España, cubriendo el trayecto entre Sevilla y Córdoba, y al que solo las gotas de lluvia ponían banda sonora.

Etapa 6 (Mérida - Cáceres)

Lleno por porco dinero

¿Es más barato conducir un coche eléctrico? Pues a priori, simplemente porque gastan menos energía, no hay duda alguna. Su gasto es fácil de calcular, tan solo hay que multiplicar el consumo de kilovatios cada cien kilómetros por el precio al que está el kilovatio. Se estima que recorrer 100 kilómetros en vehículo eléctrico tiene un precio de entre uno y tres euros. Y como en el consumo del hogar, el coste puede variar dependiendo del momento del día, de la estación del año y del precio de la luz en ese momento

Obviamente, la subida de la luz que hemos 'padecido' estos meses, ha encarecido los trayectos en coche eléctrico. Ahora bien, estas casi siempre han coincidido con un aumento proporcionalmente mucho mayor del precio del petróleo, que han incrementado notablemente el coste de los trayectos en coche de combustión.

La sexta etapa de la Vuelta Eléctrica a España partió de Mérida y terminó Badajoz. Entre ambas ciudades hay 74 kilómetros de distancia y se consumieron 11.1 kWh a un precio de 0.059 euros el kilovatio. Total: 0.66 euros. ¿Barato, verdad?

Etapa 7 (Lisboa)

Portugal se rinde al coche eléctrico

La vuelta eléctrica sale por primera vez de España y lo hace para recorrer las calles empedradas y las cuestas de Lisboa. La elección no es casualidad ya que Portugal es uno de los diez países de Europa donde más ha penetrado el vehículo eléctrico. Al aumento de las matriculaciones hay que añadir la ambiciosa infraestructura de recarga, incluyendo más de 1.700 puntos de carga rápida.

El país vecino es un ejemplo de apuesta total por incorporar el coche eléctrico en la vida diaria de sus ciudadanos y también una llamada para los conductores de este tipo de vehículos en España, que pueden gozar de las ventajas de la infraestructura portuguesa si viajan a Portugal con su coche para pasar unos días de vacaciones.

Etapa 8 (Tarragona - Barcelona)

Convierte tu garaje en una estación de carga

Una de las preguntas más frecuentes al plantearse comprar un coche eléctrico es dónde cargarlo. La realidad es que es más sencillo de lo que parece y lo único que hace falta es una toma de corriente. Una ley de 2009 permite que los propietarios conviertan su plaza de garaje en una estación de carga y basta con avisar a la comunidad de vecinos.

José Antonio Arcas, trabajador de Endesa que participa en la octava vuelta de la Vuelta Eléctrica que va desde Tarragona a Barcelona, cuenta su experiencia después de probar varios tipos de cargadores. ¿El mejor? No tiene dudas y cree que el más útil es uno portátil de frecuencia variable, que se adapte al enchufe que se va a utilizar, configurando la potencia de recarga.

Etapa 9 (Mallorca)

Paga menos y vive mejor

La necesidad de reducir las emisiones de CO2 ha impulsado a los gobiernos a tomar medidas para incentivar la venta de vehículos híbridos y eléctricos con subvenciones y ayudas. Francisco Juan Castelló cuenta durante la novena etapa de la Vuelta, que recorre la isla de Mallorca, todo lo que se ahorra en impuestos desde que conduce un coche eléctrico.

No se paga impuesto de matriculación ni impuesto sobre los hidrocarburos, y se disfruta de una reducción del impuesto de circulación. Este último varía en función de los ayuntamientos y en algunos la cuota puede reducirse hasta un 75% respecto a lo que paga un propietario de vehículo de combustión.

Baleares es una de las comunidades más adelantadas de España en materia de cambio climático, y con esta etapa y sus paisajes plagados de árboles cítricos y con el mar siempre en el horizonte, uno de se reafirma en la necesidad de proteger nuestro entorno.

Etapa 10 (Madrid)

Disfruta el centro de la ciudad y dile adiós a los atascos

Las grandes ciudades concentran altísimos niveles de contaminación y gran parte de la culpa la tienen los coches. Por eso, los vehículos eléctricos son una realidad a la que guste o no habrá que acostumbrarse si queremos vivir en ciudades con calidad de vida y rutinas más amigables. Madrid, parada final de la Vuelta Eléctrica es un claro ejemplo de las restricciones y medidas que se irán implantando poco a poco en más ciudades españolas.

Si quieres evitarte quebraderos de cabeza y circular con facilidad por la ciudad, el coche eléctrico es la gran apuesta, y más si tenemos en cuenta que el gobierno quiere plantear a los gobiernos cerrar los cascos urbanos a vehículos que emitan CO2 en 2050.

Las ventajas a día de hoy, entre otras, incluyen circular por el carril VAO de acceso a la ciudad, circular libremente por el centro y en comunidades como Cataluña tener descuento en los peajes. Las ciudades continúan liderando el cambio.