TENDENCIAS
14/11/2018 22:08 CET | Actualizado 15/11/2018 11:26 CET

Miriam de 'OT': "Muchas veces me gustaría pegarles un toque a los chicos de esta edición"

La gallega finalista del 'talent' de TVE presenta su disco 'Cicatrices'.

Miriam Rodríguez no deja a nadie indiferente. Durante su paso por Operación Triunfo cosechó seguidores y detractores a partes iguales. En un primer momento se mostró discreta y trabajadora sin acabar de empatizar con el público, pero conforme avanzó la edición cada vez se contaban más mirianistas. Hubo dos Miriam y ella misma lo confiesa.

Ha sido de las que más éxitos está consiguiendo al salir de la Academia: la banda sonora deVis a Vis, su disco Cicatricesque verá la luz el próximo 23 de noviembre— y una colaboración con Pablo López. Casi nada. La gallega se toma tan en serio su promoción como su paso por la Academia, apenas tiene tiempo libre, no mira a menudo las redes sociales y cuida el más mínimo detalle cada intervención.

¿Cómo llevas la etiqueta de Operación de Triunfo?

No es ninguna etiqueta, es una etapa de mi vida que me ayudó a tener lo que tengo a día de hoy, que me sirvió para conocerme y para darme a conocer como artista y como persona y gracias a eso la gente me valora y me conoce más allá de Miriam Rodríguez sobre el escenario. Le debo mucho al programa, gracias a eso y a la gente que confió en mí dentro del programa y que desde fuera me apoyaban estoy aquí hoy. Lo considero una etapa más.

¿Con qué compañero de la Academia te quedarías?

No elegiría a ninguno porque me llevo genial con los 15. Tuve una gira para conocerlos a fondo porque al final en un reality no se te permite conocer la esencia de una persona al 100%. Trabajaría con cada uno de ellos porque además del talento que tienen, como personas creo que no pudieron hacer mejor el casting para empastar como empastamos todos. Además de estar en contacto diariamente, nos preocupamos los unos por los otros y nos queremos por lo que somos personalmente, más allá de lo que hacemos profesionalmente. Tenemos el grupo de los 16 y hablamos todos los días, a veces hasta de más. Demasiada confianza (risas), comentamos todo juntos. Hace dos días estuvimos hablando de irnos a una casa rural...

¿Comentáis entre vosotros esta edición del programa?

Eso casi no, es verdad que no estoy muy pendiente del Whatsapp y las redes sociales.

¿Estás viendo esta edición de OT?

La estoy siguiendo en la medida de lo que puedo. Hay veces que tengo el 24 horas en mi casa. Me gusta ver los pases de micros, la evolución que tienen los concursantes. Me gusta también el proceso: fui fan del programa, pasé por él y ahora vuelvo a ser fan desde otro punto de vista y otra perspectiva.

Están viviendo cosas que yo viví y muchas veces me gustaría pegarles un toque y decirles: "Oye que entiendo la presión que tenéis y todos tenemos nuestros momentos". Entiendo que no es fácil cuando hay tantas cámaras rodeándote, somos personas de carne y hueso. Yo misma lo pasé muy bien y lo pasé muy mal dentro de la Academia, y aprendí a relativizar todo. Ellos son unas personas con un gran potencial, un gran talento. Creo que es una edición totalmente distinta a la nuestra además, que no tiene nada que ver y que están dando mucho. A mí me gustan un montón.

¿Les darías un toque como el de Noemí Galera el otro día? [La directora de la Academia les echó una bronca después de que hicieran una huelga por el horario de entrada a las habitaciones]

Esto no sé por qué fue, no sé qué hicieron. No entro mucho en Twitter y lo vi de refilón, pero los vi en algunos momentos desolados y entiendo que no es fácil estar lejos de tu familia y sin una mirada que te entienda y te comprenda. Entiendo que estar siendo juzgado las 24 horas no lo es tampoco porque yo también pasé por eso. Muchas veces haces cosas de las que ni tú mismo eres consciente.

Amaya Villar
Miriam Rodríguez.

¿Crees que te comportas como alguien que no eres dentro de la Academia?

Yo misma pensaba "bah, esto no me afecta". Y sí. Estás ahí dentro, estás condicionado por lo que piense la gente de ti y ellos no te conocen como lo hace tu familia. Muchas veces no quieres ser más o menos por si acaso. Sales al escenario pensando que no quieres ni puedes irte de aquí, que tienes que trabajar. Estaba muy comedida en eso, pensando: "Sé responsable, trabaja, haz todo lo que te manden". Eso hay que asimilarlo y gestionarlo.

Las polémicas pueden alterar las canciones"

Has contado que viviste dos etapas dentro de la Academia, ¿por qué?

Sí, la primera, del principio a la gala seis, que fue dura y cuesta arriba. Se me hizo muy difícil porque estaba muy centrada en trabajar, aprender, oír lo que me decían los profesores y no dejaba el lado personal de Miriam. Y no era consciente de que había un 24 horas y de que la gente no empatizaba conmigo como con el resto. Luego con mucha ayuda, de mis compañeros, de mis profesores, las salidas a las firmas de discos... Vi que me adaptaba a lo que tenía: lo que no era tu casa se convertía en tu casa, tu cocina, tu cama... Aunque estés rodeada de focos que te deslumbran y seas consciente de lo que es, te adaptas. Y tu familia son personas que hace dos meses no conocías. Entonces empezó a salir la Miriam más personal, como soy yo.

¿Cómo fue tu trato con los profesores? ¿Con cuál te quedarías?

Me marcaron mucho Los Javis porque me ayudaron mucho en el proceso interpretativo de hacer click en el tema personal, que yo no lo sacaba de dentro. Una de las personas que me ha ayudado y a la que le agradezco mi trabajo y mi disco es Mamen [Márquez], sin duda.

Amaya Villar
Miriam Rodríguez.

Mantienes también muy buena relación con Itziar Castro, que fue recientemente expulsada del programa, ¿cómo viviste su despido y la entrada de Los Javis?

Tengo muy buena relación con Los Javis y me alegro un montón de que estén ahí porque el trabajo que hicieron con nosotros fue brutal. Evidentemente, ellos me marcaron mucho, pero a Itziar la conocí también en el terreno profesional, ya que coincidí con ella en el rodaje de Vis a Vis, y me ha ayudado mucho. Ella me apoyó un montón y me ayudó mucho para poder estar ahí.

¿A cuál prefieres?

No puedo decir más que eso. Creo que a los tres les debo mucho y son mis amigos. Les admiro profesionalmente y tengo un vínculo profesional que me une a los tres.

Después de tu reivindicación feminista en un concierto en Pamplona, ¿cómo ves que ahora se estén clasificando algunas canciones como machistas?. ¿Crees que verdaderamente lo son?

Uf, este es un tema complicado. Creo que la música es un canal y los que tenemos esta responsabilidad canalizamos el feminismo a través de ella. Es el trabajo que tenemos. Somos libres para expresar lo que queremos contar. Pero hay muchas personas a las que las canciones les ayudan en muchos momentos de sus vidas, les aportan la salida que no encuentran en otro lugar. El caso más reciente es haber compuesto Hay algo en mí, que habla de las mujeres, que valemos por nosotras mismas. Pero no creo que haya que llevarlo a los extremos. Hay que disfrutar de la música y de lo que cuenta, pero más allá de todas estas polémicas, que pueden alterar las canciones. La música hay que disfrutarla.

La música es música, son mensajes que se lanzan a través de canciones, pero que no deja de ser música para disfrutar. Yo me divierto escuchando música, lloro, puedo pasar por todos los estados de ánimo, pero es música, es arte.

¿Te animarías a la interpretación tras Vis a Vis? ¿Cómo fue esa experiencia para ti?

Estudié Arte Dramático y me encanta, pero estoy centrada en mi carrera musical. El mundo de la interpretación es muy adictivo, cuanto más grabas, más quieres. La gente a la que nos gusta esto, lo vivimos mucho. Vis a Vis además es de mis series favoritas y de las pocas que seguía. Es muy fuerte pasar de estar en el sofá de tu casa diciéndole a tu padre que no quieres que se acabe la temporada a verte con el traje amarillo entre ellas.

Disfruté muchísimo y me trataron como a una más. Entiendo que llegar como una desconocida puede chocar, yo incluso estaba descolocada porque las admiro muchísimo, y a Alberto Velasco también. Estoy muy agradecida y disfruté muchísimo.

Los Javis me marcaron mucho"

¿Cómo ha sido la colaboración con Pablo López?

Surgió de lo personal a lo profesional, no ha sido una colaboración que me hayan presentado y haya sido forzada. Ha sido una situación muy natural: estábamos los dos en casa de Pablo una tarde de jueves y nos acercamos los dos al piano y surgió la idea de hacer una canción juntos. Lo que decimos es que cuando dos personas hablan el mismo idioma están destinadas a trabajar juntas y creo que en este caso los dos hablamos en un lenguaje muy normal. No hay que leer entre líneas, porque la canción habla desgarradamente sobre lo que queríamos contar.

¿Te llevas bien con él a nivel personal?

Para mí fue una oportunidad muy buena porque además de conocerlo a él como amigo y como hermano, que es lo que le considero ahora, es una persona maravillosa cargada de verdad y por primera vez nos vimos los dos reflejados musicalmente en otra persona. Él me dijo: "Me veo en ti" y yo le dije que me veía en él. Se hace muy fácil cuando encuentras una persona con la que creas algo tan bonito y sale solo. Para mí ha sido una experiencia de la que me quedo con todo el proceso hasta llegar aquí. Para mí fue como un sueño cumplido, a él ya lo admiraba cuando estaba en el programa, ver eso de haber pasado los dos por OT y después estar los dos juntos... Para mí emocionalmente supone mucho.

¿Habéis comparado vuestras ediciones [OT 2008, Pablo López,y OT 2017, Miriam Rodríguez]?

Hablamos largo y tendido de cómo nos sentíamos cada uno ahí dentro, de cómo lo vivimos. Me acuerdo de Pablo componiendo el himno de su edición [Miriam fue la autora de Camina, el himno de OT 2017]. Tenemos muchas cosas en común, yo misma hablaba de Pablo dentro de la Academia. Pero entre ediciones no tiene nada que ver.

Photo galleryConcursantes OT 2017 See Gallery