POLÍTICA
16/11/2018 11:02 CET | Actualizado 16/11/2018 11:02 CET

Acusan ahora a la ministra Calviño de comprar su casa con una sociedad instrumental en la que usó dos testaferros

"¿Queda algo de vergüenza en La Moncloa?"

EFE
EFE

Una nueva polémica fiscal salpica a otro miembro del gobierno. Tras la presunta sociedad creada por el ministro Pedro Duque para eludir cuatro impuestos, el diario ABC publica este viernes que la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, utilizó una sociedad instrumental, Aldael Consultores, y dos testaferros para adquirir una vivienda en Madrid. Según el periódico, la sociedad se creó ad hoc en el año 2000 para esta operación inmobiliaria.

Fuentes del Ministerio se han apresurado a responder a estas informaciones, matizando que Calviño dejó de tener relación con la sociedad Aldael Consultores en 2004, cuatro años después de su creación. "Su vinculación con esa sociedad es cero", han señalado a Europa Press las citadas fuentes.

Desde Economía insisten en que Calviño no tiene relación con esta sociedad desde hace catorce años, que su actividad profesional está separada de la de los miembros de su familia y recuerdan que los ingresos y el sueldo de la ministra son públicos y pueden consultarse por Internet.

Petición de comparecencia

Estas explicaciones no han impedido que tanto PP como Ciudadanos se hayan apresurado a pedir explicaciones a la titular de Economía.

Así, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este viernes que solicitará la comparecencia de Calviño y ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de elaborar su gabinete "de cualquier forma" tras el último caso que salpica a su Ejecutivo.

"Empiezo a preguntarme si hay algún miembro del Gobierno que no haya comprado una vivienda así", ha reaccionado Rivera en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.

En el caso particular de Calviño, el líder de Ciudadanos ha mostrado su preocupación porque un puesto "importante" y "ejemplar" como el titular de Economía esté envuelto en un episodio de esta naturaleza.

El líder 'naranja' ha censurado que el caso de Calviño se sume a casos de "opacidad con Hacienda" que ha atribuido a la secretaria de Estado de Deportes, María José Rienda, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, o la ministra de Educación, Isabel Celáa.

Por todo ello, Rivera ha acusado a Sánchez de haber elaborado su Ejecutivo "de cualquier forma" y "rápido" sin revisar este tipo de asuntos.

"Vergüenza"

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha censurado que a Calviño, antes de preguntarse si "queda algo de vergüenza en La Moncloa".

"El Gobierno de Sánchez pretende freír a los españoles a impuestos, ellos prefieren eludirlos", ha cargado García Egea, haciéndose eco de la información publicada sobre la sociedad interpuesta de Calviño.

"¿Queda algo de vergüenza en La Moncloa?", se pregunta el dirigente del PP.

Sánchez, se comprometió en 2015, cuando era líder de la oposición, a echar de su equipo a todo aquel que hubiera creado una sociedad interpuesta con el objetivo de "tributar por la mitad de lo que le corresponde".

Caso Calviño

Según publica este viernes el diario 'ABC', Calviño empleó supuestamente una sociedad instrumental y dos testaferros en la compra de su vivienda en Madrid. La sociedad fue creada por Calviño y su marido en el año 2000, coincidiendo con la operación inmobiliaria.

La titular de Economía utilizó esta argucia legal en la adquisición de su vivienda en el madrileño barrio de Mirasierra. Esta práctica es legal si las deducciones se hacen de acuerdo al criterio de la Agencia Tributaria.

Calviño se habría beneficiado, de acuerdo al periódico, del ahorro de decenas de miles de euros en impuestos a lo largo de los últimos años. Esta información añade que la sociedad en cuestión carece de empleados y contabilizaba a finales del año pasado unos activos que suman la cantidad de 1,6 millones de euros.

Asimismo, 'ABC' apunta que la ministra y su esposo ocultaron su nombre como propietarios de la sociedad en el Registro Mercantil de Madrid, para lo que se sirvieron de dos testaferros.