POLÍTICA
18/11/2018 14:06 CET | Actualizado 18/11/2018 14:06 CET

Antonio Maíllo: "Susana Díaz es la derecha del PSOE"

Entrevista al líder de IU y 'número dos' de Adelante Andalucía: "Aspiro a ser vicepresidente de Teresa Rodríguez".

ADELANTE ANDALUCÍA
Maíllo

"Un simple profesor de Latín que intenta hacer una sociedad mejor". Así se define Antonio Maíllo, líder autonómico de IU y 'número dos' de Adelante Andalucía, la confluencia de su partido junto a Podemos y otras organizaciones de la izquierda.

Maíllo (Lucena, 1966) está animado y muy contento en estos primeros días de campaña para el 2-D, convencido de que por primera vez la alternativa al todopoderoso PSOE-A pasa por la izquierda. La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) les sitúa en segunda posición, por delante de PP y Ciudadanos. Y tiene claro que hay que conquistar a socialistas y progresistas que no se sienten representados en Susana Díaz: "La derecha del PSOE".

Acaba de arrancar la campaña, ¿cómo la afronta?

Muy animados. Creemos que ya ha sido un éxito el proyecto, lo novedoso de las elecciones autonómicas es Adelante Andalucía. Con toda la prudencia, el CIS nos sitúa en un campo de juego muy interesante como segunda fuerza. El reto es evidente: somos la novedad y no tenemos límite. Por primera vez la alternativa se construye a la izquierda del PSOE.

Vamos a un escenario en el que van a ser vitales los pactos. PP y Cs dicen que no apoyarán un Gobierno de Díaz. ¿Adelante Andalucía podría pactar con ella?

Caminamos a un espacio en el que los acuerdos van a formar parte de la normalidad política. Va a ser un Parlamento en el que evidentemente habrá que esforzarse y la clave está en que nosotros lo que queremos es gobernar. Nos presentamos para gobernar y que se abran las políticas en favor de la mayoría social, la recuperación de derechos y un nuevo modelo económico. Esa es la clave de campaña, lo que toca ahora es persuadir al mayor número de gente para que nos apoye y que el futuro de Andalucía lo dirijamos otra gente con vocación de cambio. Hay una mayoría que aspira a un cambio y queremos reflejarla, no las derechas.

Aspiro a ser vicepresidente de Teresa Rodríguez

¿Se vería como un nuevo Diego Valderas, vicepresidiendo un Gobierno con el PSOE?

No, yo aspiro a ser vicepresidente con Teresa Rodríguez con un Gobierno de Adelante Andalucía.

A pesar de llevar gobernando casi cuarenta años, el PSOE sigue siendo el favorito, según el CIS. Tendría más del doble de diputados que Adelante Andalucía. ¿Cómo lo explica?

Hay que caracterizar en las encuestas un alto porcentaje de indecisos. Falta en el barómetro el porcentaje de participación que habría y, después, lo que toca en este minuto y resultado es ir a por todas. No nos conformamos con el statu quo actual. La gran tensión electoral se va a producir en torno a quienes representan la resignación y la parálisis y quienes representamos el cambio. Porque otros representan el atraso, que sería PP y Ciudadanos. No nos resignamos a que esos datos sean los resultados definitivos del 2 de diciembre, para eso están las campañas. El escenario es de mucha volatilidad y me gustaría resaltar la capacidad que tiene la sociedad andaluza de empaparse de las propuestas políticas.

ADELANTE ANDALUCÍA
Maíllo

En la encuesta del CIS se refleja que podría entrar VOX en el Parlamento. ¿Cómo lo ve?

No lo sé, pero no creo que eso se refleje finalmente en escaños. En cualquier caso, no va a salir VOX con representación, pero es evidente que la expresión de la extrema derecha electoral antes la recogía el PP y ahora una fuerza política diferente.

Las encuestas dan un resultado precisamente malo para el PP. ¿No hay efecto Casado como muchos esperaban?

El PP y Ciudadanos están en un disputa para ver quién es más de derechas. Supongo que esa fragmentación se refleja, pero para mí ahí no está el partido decisorio en Andalucía, sino en generar y persuadir a muchos sectores andaluces que han confiado hasta ahora en el PSOE, que no ven a Susana Díaz como una representante de una fuerza de cambio, para que puedan sentir que en Adelante Andalucía está su espacio. Susana Díaz es la que ha pactado con Ciudadanos, hay mucha gente progresista que no está dispuesta a que se repita.

¿Es diferente el PSOE andaluz de Susana Díaz del de Pedro Sánchez con el que hay un gran entendimiento en Madrid con Podemos?

Lo único que sé es que Susana Díaz representa a la derecha del PSOE, eso es así. Es lo único que puede constatar. Su apuesta estratégica durante estos tres años ha tenido los ejes de mantener a Mariano Rajoy en el Gobierno y optar por Cs como socio preferente.

El escenario es de mucha volatilidad

¿Cómo llevan la confluencia entre Podemos e IU?

Muy bien. Estamos muy contentos por muchas razones. La primera, nos hemos movido por una profunda convicción de sentido de responsabilidad histórica para ofrecer un instrumento en Andalucía que sirva de construcción de una alternativa. Y la respuesta que estamos teniendo, que está alentando e ilusionando a amplios sectores populares y mucha gente joven -gente incluso de 18 y 19 años que no participaron en el 15-M-.

Imagine que llega al Gobierno de Andalucía, ¿cuáles serían las primeras cosas que haría?

Enviar tres proyectos de ley al Parlamento: blindaje de los servicios públicos con un porcentaje mínimo de inversión, incorporar cláusulas sociales para las empresas que reciban ayudas públicas y reforma con medidas de transparencia y participación en la Administración. Además, una propuesta al resto de grupos de renovación de órganos como la Cámara de Cuentas, RTVA y el Consejo Audiovisual.

En su campaña, Alberto Garzón irá a cuatro actos y Pablo Iglesias a tres. ¿Quieren más al líder IU que al de Podemos?

No, es una cuestión de agenda. Queremos a ambos dos y a más gente. Estamos encantados, los dos suman. Saben, y lo sienten, que son muy bienvenidos a nuestra tierra.

Defina a...

Susana Díaz: El poder por el poder.

Juanma Moreno: El eterno aspirante.

Juan Marín: Un nini de la política.

Teresa Rodríguez: El futuro de Andalucía.

Antonio Maíllo: Un simple profesor de Latín que intenta hacer lo mejor posible para la sociedad.