NOTICIAS
16/11/2018 14:30 CET | Actualizado 16/11/2018 14:31 CET

Desmantelada una red de porno infantil "extremedamente crudo" que usaba a niños de 1 a 15 años con adultos y animales

Hay 14 personas detenidas y dos investigadas en España.

EFE
EFE

La Guardia Civil ha desarticulado una red internacional de pornografía infantil tras la detención e investigación de 16 personas que presuntamente distribuían y producían el material pedófilo en Galicia, Barcelona, Madrid, Salamanca y Cádiz, han informado este viernes fuentes del instituto armado.

Entre el material requisado, que circulaba en internet y en la red de la aplicación WhatsApp, figuran archivos con imágenes "extremadamente crudas" de menores de entre 1 y 15 años manteniendo relaciones sexuales entre ellos, con adultos e incluso con animales.

Además de las 14 personas detenidas y dos investigadas en España, la Guardia Civil ha identificado a 420 usuarios de este material pedófilo en otros países.

420 usuarios

La investigación comenzó en octubre de 2017 a partir de la localización en Pontevedra de una determinada serie de ficheros relacionados con la explotación sexual infantil compartidos en grupos de WhatsApp.

A raíz de estas pesquisas fueron detectados tres chats, 420 usuarios de España y de otros 26 países de distintos continentes gracias a la colaboración de Europol e Interpol, así como una importante cantidad de archivos compartidos.

El acceso a estos grupos se hacía mediante distintos enlaces que se podían obtener por medio de los respectivos administradores de los chats o a través de determinadas páginas web o redes sociales, como era el caso de Facebook.

Continúa abierta

En los 15 registros domiciliarios practicados, la Guardia Civil intervino 37 teléfonos móviles, ocho ordenadores, 15 discos duros, cuatro cámaras y 11 soportes ópticos con imágenes extremadamente duras de menores de entre 1 y 15 años en situaciones explícitamente pornográficas.

La denominada Operación Tygra continúa abierta para analizar minuciosamente todo el material intervenido al objeto de poder determinar la existencia de un posible delito de producción de material pedófilo, conocer las identidades de las víctimas y averiguar, en su caso, las posibles conexiones con otros usuarios.

La operación ha sido desarrollada por la unidad orgánica de policía judicial de la Guardia Civil de Pontevedra bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 3 de Cangas de Morrazo.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

VODAFONE PARA EL HUFFPOST