POLÍTICA
20/11/2018 17:18 CET | Actualizado 20/11/2018 17:18 CET

Sánchez pide a Cosidó que dimita

Solicita al PP que "respete" el acuerdo alcanzado sobre el Poder Judicial.

EFE
Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aumentado la presión sobre el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, para que dimita por el escándalo de sus mensajes en un grupo de Whatsapp jactándose de la influencia que tendría el PP sobre el Tribunal Supremo tras el acuerdo pactado con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Estos mensajes han precipitado la renuncia del juez Manuel Marchena a presidir el CGPJ y el Supremo.

"Hoy ha renunciado alguien, pero no ha sido quien esperan los españoles que lo haga, que es usted", le ha espetado Sánchez a Cosidó en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde ha pedido al PP que "respete" el pacto alcanzado.

Aprovechando una pregunta de Cosidó que instaba a Sánchez a comprometerse a no indultar a condenados por rebelión, el presidente ha querido marcar diferencias con el senador 'popular'. "Yo creo en la independencia del poder judicial y no transijo con que haya interferencias", como las que daba por hecho Cosidó en sus mensajes de Whatsapp.

Sánchez ha alertado del estado de "descomposición" que percibe en el PP, al que ha acusado de contribuir a "debilitar" las instituciones, "cuando más falta hace fortalecerlas".

El jefe del Ejecutivo ha afeado en particular a Cosidó que ofendiera "gravemente" con sus comentarios la "honorabilidad" del juez Marchena y desvirtuara el pacto alcanzado con el PSOE "interpretando algunos nombramientos como beneficiosos para la corrupción del PP".

"Cosas gravísimas"

"Ayer usted, señor Cosidó, dijo cosas gravísimas sobre el acuerdo al que habíamos llegado", dando por hecho ante 120 senadores del PP que "el Tribunal Supremo puede ser controlado políticamente por el PP porque van a controlar la sala segunda desde detrás", le ha advertido.

"Ha dañado el crédito general de la justicia subordinándola a los intereses de su partido al afirmar y abro comillas 'nos jugábamos las renovaciones futuras de dos tercios del Tribunal Supremo y centenares de nombramientos en el poder judicial vitales para el PP y para el futuro de España'", ha abundado.

Por ello, Sánchez ha argumentado que el escándalo "no es que sea el poder legislativo quien elija a los integrantes del plenario del CGPJ, el escándalo es el sentido patrimonialista que tiene el PP de la justicia".

El jefe del Ejecutivo ha terminado instando al PP a "respetar" el acuerdo alcanzado con el PSOE si son un partido de "palabra" y tienen "sentido institucional".

EL HUFFPOST PARA EVO