INTERNACIONAL
20/11/2018 19:37 CET | Actualizado 20/11/2018 19:46 CET

Trump minimiza la posible implicación del príncipe saudí en la muerte de Khashoggi

El presidente de EEUU pasa hasta de los informes de la CIA, que señalan al herededo como quien ordenó asesinar al periodista.

JIM WATSON via Getty Images
Protesta ante la Casa Blanca, el pasado 19 de octubre, denunciando la connivencia de Bin Salman y Trump en el caso Khashoggi.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha restado hoy importancia a la posible implicación del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, en el asesinato en octubre del periodista Jamal Khashoggi, y dijo que ese factor no afectará a la "férrea" alianza entre Washington y Riad.

"Podría ser que el príncipe heredero tuviera conocimiento de este trágico acontecimiento. ¡Quizá lo tuvo, y quizá no! Puede que nunca sepamos todos los hechos que rodearon el asesinato del señor Jamal Khashoggi", dijo Trump en un largo comunicado.

Sus palabras llegan cuando Salman está en un momento de aprietos internos. Sin una acusación legal a la vista, el caso ha avivaso las tensiones en el seno de la corona, donde crece el rechazo al hijo del rey -designado como sucesor pese a que esa decisión suele ser colectiva, de toda la familia real- y ya se habla incluso de un posible reemplazo. Decenas de príncipes y primos de la poderosa Casa de Saúd (la dinastía en el poder en Arabia) están buscando una alternativa en la línea sucesoria, según tres importantes fuentes consultadas por la agencia Reuters.

Las palabras de Trump no son sólo polémicas por el capote que lanza a Riad, sino porque apenas unas horas antes el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir, aseguró las afirmaciones, incluso de la CIA, de que el príncipe heredero dio la orden de matar al periodista son falsas. En una entrevista al diario Sharq al Awsat, ha afirmado: "Nosotros en el reino sabemos que tales acusaciones sobre el príncipe heredero no tienen base en la verdad y las rechazamos categóricamente, ya sea a través de filtraciones o no", ha indicado Al Yubeir.

El diario estadounidense The Washington Post informó el viernes de que la CIA había concluido en un informe que fue Salmán quien ordenó a las fuerzas de seguridad del país el asesinato de Khashoggi, que trabajaba como columnista para el periódico.

Golpeado durante 4 minutos

Este martes también se ha sabido que los registros de audio en poder del Gobierno turco demuestran que los agentes saudíes apalearon y torturaron durante cuatro minutos al informador en el consulado de su país en Estambul, antes de matarlo, asegura el diario turco Habertürk.

Según el rotativo, que cita fuentes anónimas del Gobierno turco, las autoridades disponen de dos grabaciones. La primera, de 11 minutos de duración, tiene lugar tras la llegada de Khashoggi al consulado el 2 de octubre pasado para retirar unos documentos que necesitaba para casarse en Turquía.

El periodista disidente fue recibido por cuatro agentes, que parecen agarrarlo de inmediato, porque se escucha a Khashoggi exclamar: "¡Suelten mi brazo! ¡¿Qué creen que están haciendo?!". Sigue una discusión de siete minutos en la sección consular del edificio, y acto seguido se percibe como la víctima es trasladada a otra sección administrativa, donde durante cuatro minutos se escucha una discusión, pelea, tumulto y golpes con tanta violencia que se pueden calificar de tortura, asevera Habertürk.

¡Suelten mi brazo! ¡¿Qué creen que están haciendo?!

En esta grabación, las autoridades turcas han podido identificar las voces de siete hombres saudíes, aparte del propio Khashoggi, entre ellos el cónsul, Mohamed Otaibi, y Maher Abdelaziz Mutreb, asesor del príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salmán. Mutreb dirige a Khashoggi las palabras: "Ahora pagarás, traidor", según el citado diario.

Ahora pagarás, traidor

A continuación hay una hora y 50 minutos de silencio, supuestamente por ponerse en función inhibidores de frecuencia, y al cabo de ese tiempo se oye cómo alguien del equipo borra las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Acto seguido, un agente saudí identificado como Mohamed el Mudeini se viste con la ropa de Khashoggi en un aparente intento de hacer creer a la opinión pública que había salido vivo del consulado, pero mantiene sus propios zapatos al no conseguir calzarse los del periodista difunto. "Es un poco raro vestir la ropa de un hombre al que matamos hace 20 minutos", se escucha decir a Mudeini, según Habertürk.

Es un poco raro vestir la ropa de un hombre al que matamos hace 20 minutos

Al agente se le instruye salir del consulado, caminar cuatro calles, tomar un taxi hasta la famosa Mezquita Azul, deshacerse de la ropa y volver a la legación. Las imágenes de este "paseo" se difundieron hace ya semanas en la prensa turca, resaltando la diferencia de los zapatos, que fue detectada al parecer de inmediato por la policía turca.

Las grabaciones recogen también 19 llamadas telefónicas a Arabia Saudí, de las que cuatro son con Saud al Qahtani, uno de los asesores más próximos a Bin Salmán.

Habertürk asegura que las autoridades turcas no disponen de grabaciones que registren el momento de la muerte de Khashoggi, una versión que contradice lo publicado ayer por el diario Hürriyet, que describe una grabación en la que se oyen los estertores del periodista al ser asfixiado.

QUERRÁS VER ESTO

Alemania inicia sanciones contra Arabia Saudí por el caso Khashoggi.

ESPACIO ECO