POLÍTICA
21/11/2018 12:55 CET | Actualizado 21/11/2018 13:10 CET

Bronca en el parlamento gallego por pedirle a Feijoó que demuestre que no forma parte de una 'Manada'

Han recordado que "hay muchas 'manadas': en la justicia, en la política y en las instituciones".

EFE

La sesión de control de este miércoles en el hemiciclo gallego, muy centrada en violencia machista, una cuestión por la que tanto BNG como En Marea han preguntado al presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha derivado en una bronca con duros cruces de acusaciones entre los portavoces de ambos grupos y el jefe del Ejecutivo, a quien la líder nacionalista ha instado a "demostrar que no forma parte de una 'manada''.

A las puertas del 25-N, Pontón ha abierto la sesión de control recordando a las tres víctimas mortales de violencia machista y a las 45 mujeres asesinadas en la última década. A renglón seguido, ha planteado varias propuestas que ha instado a aceptar a la Xunta, antes de referirse al caso de 'La Manada', para advertir que "hay muchas 'manadas': en la justicia, en la política y en las instituciones".

La sentencia de La Manada: un fracaso político y judicial

Al tiempo, ha urgido a Feijóo a "demostrar" con actos —apoyando las propuestas del BNG— que "no forma parte de ninguna de ellas", unas palabras que han provocado malestar en las filas del PP y en el propio presidente, quien ha censurado la "catadura moral" de la diputada y ha advertido que, si "lamentable" es que un diputado de ERC "escupa" al ministro Josep Borrell, aún es "más lamentable" que la portavoz nacionalista le "identifique" con 'una "manada''.

En su turno, el portavoz de En Marea, Luís Villares, ha alertado del "vínculo" entre la "precariedad" del desempleo femenino con la incidencia de la violencia machista, además de afear la "tacañería presupuestaria" de la Xunta en lo que respecta a los programas de apoyo a la igualdad y a la conciliación.

El dirigente rupturista también ha echado en cara a Feijóo otros programas como el plan de apoyo a la mujer embarazada, lo que ha interpretado como "una excusa" de su Ejecutivo para respaldar a "entidades de carácter religioso". Asimismo, ha alertado de la "deriva conservadora y hasta patriarcal de líderes del PP" como Pablo Casado, que quiere "derogar la ley del aborto de 2010 y mandar a las mujeres a la caverna".

Indignado con las 'barbaridades' de Villares, Feijóo ha censurado que identifique el plan de apoyo a la embarazada con "un guiño a temas religiosos". "¿Cuidar a la mujer embarazada es un tema ideológico de la caverna del PP? ¿Los ginecólogos y pediatras son todos unos talibanes ideológicos y lo que hay que hacer es no cuidarlas? ¿Evitar el cáncer de cérvix es un tema ideológico? ¿Pero en qué país viven? ¿Qué respeto tienen a las mujeres?", ha preguntado el presidente.

NUEVOS TIEMPOS