INTERNACIONAL
21/11/2018 08:52 CET | Actualizado 22/11/2018 12:07 CET

La lechuga romana no es apta para el consumo en EEUU

El Centro para el Control de las Enfermedades de EEUU emite una alerta para que no se coma en casa, se sirva en restaurantes o se venda al consumidor.

Imagen de archivo de lechuga romana

La lechuga romana no es segura para comer de ninguna manera. Ni sola ni mezclada con otros tipos de ensalada. Así lo ha advertido este martes el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) en una amplia alerta en respuesta a un nuevo brote de enfermedades causadas por un tipo particularmente peligroso de contaminación por E. coli.

El CDC ha pedido a los consumidores que tiren la lechuga romana que ya hayan comprado, a los restaurantes que no la sirvan, a las tiendas que no la vendan y a la gente que no la compre, sin importar dónde o cuándo se haya adquirido.

La alerta llega después de que 32 personas en 11 Estados de EEUU se hayan infectado por el peligroso brote de E. Coli. La enfermedad, que según el CDC comenzó en octubre, ha obligado a hospitalizar a 13 personas.

El CDC también ha explicado que su alerta no implica que todas las lechugas de la variedad romana estén contaminadas con la bacteria E. Coli, pero que como los investigadores no saben ni dónde se ha originado el brote, ni cuándo ni cómo, es necesario que todo aquel que la haya podido comer recientemente lo tenga en cuenta y no la coma más.

¿Y en España? ¿Hay algún riesgo? A nivel nacional y por el momento, no. Así se lo han asegurado a El HuffPost desde el gabinete de prensa del Ministerio de Sanidad. "No tenemos ninguna alerta relacionada con la detección de E. coli en lechuga Romana, ni se ha recibido información sobre este brote en EEUU a través del RASFF (Red de Alerta Alimentaria)", han explicado vía mail.