INTERNACIONAL
23/11/2018 03:45 CET | Actualizado 23/11/2018 03:45 CET

España y Cuba firman un pacto para mantener un diálogo constante sobre derechos humanos

No existe un acuerdo similar entre la isla y ningún otro país europeo.

EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, se saludan durante la visita oficial española a la isla.

España y Cuba han firmado este jueves un acuerdo para establecer contactos políticos permanentes y reuniones anuales en las que se hablará de todo lo que consideren oportuno, incluidos los derechos humanos.

Pedro Sánchez se ha reunido antes con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel en el marco de su visita oficial a la isla. Ambos lo han apoyado, pero los firmantes han sido los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países, Josep Borrell y el cubano Bruno Rodríguez.

El texto del acuerdo señala que responde a los lazos diversos existentes entre los dos países y al deseo de abordar materias de interés común, tanto de carácter bilateral como multilateral.

Fuentes españolas han destacado su relevancia, ya que ningún país europeo tiene algo parecido con Cuba. Sí existe ya uno entre la Unión Europea en su conjunto y el país latinoamericano.

Mediante este acuerdo se sella el compromiso de que haya contactos políticos permanentes que una vez al año, de forma alterna en Madrid y La Habana, estarán encabezados por ministros o secretarios de Estado de los dos países.

"Se trata de establecer un diálogo franco sobre diversos asuntos", han indicado las fuentes, que subrayan que en el acuerdo está explicitado que también se hablará sobre derechos humanos.

En el acto celebrado en el Palacio Presidencial se ha firmado otro acuerdo de cooperación cultural rubricado por Borrell y el ministro de Cultura cubano, Alpidio Alonso, para divulgar las respectivas culturas en cada uno de los países.

"La intención es que se pueda proyectar con normalidad cultura cubana en España o cultura española en Cuba", han detallado las fuentes.

En ese sentido recordaron que, a consecuencia de la política del expresidente del Gobierno español José María Aznar con Cuba, desapareció la normalización de la cultura española en la isla. Con este acuerdo se pretende recuperarla.

También se incluye la cooperación para organizar exposiciones, en cuyo contexto Sánchez inaugurará mañana en una galería cubana una exposición sobre arquitectura española.

ESPACIO ECO