POLÍTICA
23/11/2018 02:53 CET | Actualizado 23/11/2018 02:53 CET

Unos 100 taxistas boicotean un acto de Susana Díaz en Sevilla

El PSOE denunciará la actitud de los "violentos", que "no cabe" en democracia.

Un centenar de taxistas contra la proliferación de licencias de VTC en Sevilla ha protestado a las puertas de un acto en el que iba a intervenir la candidata socialista a la Junta de Andalucía, Susana Díaz y han provocado la suspensión del mitin por motivos de seguridad en San Juan de Aznalfarache.

Con el Teatro Romero prácticamente lleno y antes de que llegara la presidenta y el resto de intervinientes, un numeroso grupo de taxistas ha intentado entrar en el lugar lanzando gritos y consignas contra la regulación del sector y exigiendo soluciones.

La "violenta" situación, según algunos testigos, ha provocado momentos de tensión y el cierre de las puertas del teatro.

Minutos después de las 20.00 horas y, ante la presión de los taxistas en las puertas cerradas, el secretario de Organización del PSOE de Sevilla, José Muñoz, ha subido al escenario del teatro para comunicar la decisión de suspender el mitin por "motivos de seguridad".

En sus intentos por entrar, los taxistas han golpeado las puertas del teatro y han amenazado con acudir a Marbella (Málaga), donde se encontrarán de nuevo el día 27 Susana Díaz y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la segunda vez en lo que va de campaña electoral.

Tras los incidentes, Díaz ha comparecido ante los medios en el autobús de la campaña electoral para condenar y lamentar la actitud de unos "violentos" que han impedido que celebre el acto público.

"Para nosotros, lo primero era la seguridad de las personas que estaban en el teatro y evitar lo que se podía haber producido", ha explicado.

Díaz ha pedido a todos los partidos que tomen "nota" de actitudes que "no caben" en democracia en una campaña electoral, y ha opinado que "nunca" una reivindicación debe implicar actitudes violentas hacia el resto de ciudadanos.

A su juicio, el odio, la crispación y el encanallamiento son actitudes que "quiebran" la confianza y llevan a situaciones límites que "no merece" Andalucía. Además de confiar en que se depuren responsabilidades, ha confiado en que este tipo de situaciones no le vuelva a pasar a ningún partido .

Díaz ha asegurado que este grupo de violentos "no representa" al sector del taxi, ha expresado su confianza en que la condena sea unánime y en que no vuelvan a repetirse actitudes que suponen "violentar" la campaña electoral, el "espacio legítimo" para defender libremente las ideas.

"Cuando se genera tanto odio, algunos violentos hacen este tipo de cosas y nunca vamos a permitir que se ponga en peligro la seguridad de las personas, que era hoy el bien a proteger", ha sostenido.

El PSOE denunciará los incidentes porque, entre otros motivos, lo ocurrido "no es defender derechos".

ESPACIO ECO