NOTICIAS
27/11/2018 19:21 CET | Actualizado 27/11/2018 21:08 CET

El padre de Rocío, agente de la Guardia Civil, propició la detención de su hija tras el asesinato de la joven de Alcorcón

Los padres de la joven víctima: "Teníamos que haber actuado antes".

La Policía ha detenido en Ventas de Retamosa (Toledo) a Rocío M., la joven de 19 años sospechosa del apuñalamiento mortal a una joven de 17 años, Denisa María en Alcorcón (Madrid). Pasará este miércoles a disposición judicial ante la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de la localidad, en funciones de guardia.

La joven detenida no se presentó en dependencias policiales y finalmente, fueron los agentes de la Policía los que acudieron a detenerla. Según se ha conocido este martes, habría sido el padre de la chica, que es agente de la Guardia Civil, el que habría propiciado la detención de su hija, informa la agencia Atlas.

La detenida es la pareja del exnovio de la fallecida y la mujer a la que los padres responsabilizan de la muerte, debido a que llevaba tiempo amenazándola de forma verbal y a través de WhatsApp.

Los hechos ocurrieron el domingo por la noche, cuando Denisa María acudió a abrir la puerta del local-vivienda que compartía con su novio. Recibió una puñalada en el abdomen que resultó mortal. En ese momento, la víctima estaba hablando por teléfono y el nombre que dijo en alto cuando abrió la puerta ha llevado a los investigadores hasta la presunta asesina.

El caso está bajo secreto de sumario, pero se sospecha que Rocío actuó movida por los celos. El padre de la menor asesinada aseguraba que su hija recibía amenazas a través del WhatsApp de la novia de su expareja, a quien habría llamado "drogadicta" y le había enviado mensajes como "Te voy a rajar", "En cuanto te pille sola te mato", "Es muy fácil encargar un asesinato".

Los padres de la joven apuñalada explicaron que su hija estaba siendo amenazada y el padre incluso se había ofrecido a ir a hablar con los padres de la presunta agresora, pero su hija le había pedido que lo dejara estar porque esa chica "estaba loca y zumbada" y tenía problemas "con el alcohol y las drogas".

Ahora, en declaraciones a EFE, dicen que hay "dos familias destrozadas" y que "tenían que haber actuado antes". "Hice mal en dejarlo todo en manos de mi hija. Tenía que haber actuado, buscar a esa persona, a sus padres. No hubiese pasado esto. Ahora somos dos familias destrozadas, mi niña en el cementerio y la suya en la cárcel", ha indicado el padre de la joven asesinada.

Sobre Mario, la expareja de su hija, la madre ha señalado que la relación que tuvieron con él "no fue mala" y que no sabían si él conocía las amenazas que su pareja, ahora detenida, vertía sobre su hija Denise. "Si lo hubiésemos sabido, habríamos intervenido y hablado con Mario para que hablará con ella", ha lamentado la madre.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB