INTERNACIONAL
27/11/2018 08:28 CET | Actualizado 27/11/2018 08:28 CET

Los fiscales de la trama rusa acusan al exjefe de campaña de Trump de mentir tras prometer cooperar

Paul Manafort, en la cuerda floja.

Imagen de archivo del exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort.

Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente Donald Trump, violó su acuerdo de culpabilidad al mentir a investigadores, informaron fiscales este lunes, mientras otro exasesor del mandatario estadounidense empezaba a cumplir una sentencia por dar falso testimonio ante el FBI.

Manafort había acordado en septiembre cooperar con la investigación del fiscal especial Robert Muller por posible colusión entre los rusos y la campaña de Trump, como parte de un acuerdo de culpabilidad.

"Después de firmar el acuerdo de culpabilidad, Manafort cometió delitos federales al mentir a la Oficina Federal de Investigaciones y a la oficina del fiscal especial en una variedad de asuntos, lo cual constituye violaciones al acuerdo", han dicho los fiscales en una presentación ante un tribunal. "Un incumplimiento libera al gobierno de cualquier obligación que haya tenido bajo el acuerdo", han agreado.

En la misma presentación judicial conjunta, el equipo legal de Manafort se ha opuesto a la afirmación del gobierno. "Manafort ha proporcionado información al gobierno en un esfuerzo por cumplir con sus obligaciones de cooperar", ha dicho. "Él cree que ha proporcionado información veraz y no está de acuerdo en la caracterización del gobierno o en que haya roto el acuerdo".

Él cree que ha proporcionado información veraz y no está de acuerdo en la caracterización del gobierno o en que haya roto el acuerdo

Manafort, quien trabajó cerca de seis meses en la campaña de Trump a mediados de 2016, aceptó declararse culpable por un cargo de conspiración contra Estados Unidos y otro de obstrucción de la justicia, en un acuerdo para evitar un segundo proceso por lavado de dinero y cargos de cabildeo ilegal.

El excolaborador de Trump ya había sido condenado en agosto en un proceso por separado por ocho cargos relacionados con fraude financiero que no tenían relación con la campaña, ni con los cargos por los que alcanzó el acuerdo de culpabilidad.

En cambio, derivaron del trabajo que hizo para el expresidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, y su partido pro Moscú entre 2005 y 2014.

En tanto, George Papadopoulos, otro exasesor de campaña de Trump, cuyos contactos con los rusos provocaron la investigación sobre la posible colusión en 2016 de Moscú con la campaña del ahora presidente de Estados Unidos, empezó el lunes a cumplir una sentencia de dos semanas por mentir al FBI.

Papadopoulos ingresó a una unidad de mínima seguridad en la prisión federal de Oxford, Wisconsin, más de un año después de declararse culpable en uno de los primeros casos presentados por el fiscal Mueller, confirmó la oficina de Prisiones.

Se trata de la segunda figura sentenciada a prisión en la investigación de Mueller, después de que Alex Van Der Zwaan, un abogado de Londres recibió una condena de 30 días por mentir sobre su trabajo con Manafort.

Las partes implicadas

Papadopoulos era un oscuro analista de la industria del petróleo cuando se unió en marzo de 2016 al equipo asesor en política exterior de la campaña de Trump. Asentado en Londres, hizo contactos con quienes él creía que eran importantes funcionarios rusos o vinculados con Rusia, que a través de él ofrecieron una reunión entre el candidato Trump y el presidente Vladimir Putin durante la campaña.

Uno de ellos, el misterioso profesor Joseph Mifsud también dijo a Papadopoulos que Moscú tenía información comprometedora de la demócrata Hillary Clinton, rival de Trump.

Correos electrónicos y testimonios de otro testigo mostraron que Papadopoulos reportó repetidamente sobre sus contactos y reuniones con Rusia a la campaña de Trump, haciendo crecer las sospechas de colusión.

Una semana después de que Trump tomara posesión en enero de 2017, el FBI entrevistó a Papadopoulos. Durante la entrevista él mintió sobre sus contactos, incluido el de Mifsud, según indica la acusación federal.

En octubre de 2017 se declaró culpable y se comprometió a cooperar con la investigación.

Trató de retrasar su sentencia a prisión, apelando en un tribunal con el argumento de que la investigación de Mueller era ilegal. Pero el domingo un juez rechazó este requerimiento.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB