INTERNACIONAL
27/11/2018 12:26 CET | Actualizado 27/11/2018 14:57 CET

Macron no renuncia a la subida de los carburantes, pero adaptará los impuestos a los precios del petróleo

Macron anuncia que Francia cerrará 14 reactores nucleares para 2035

El presidente de Francia, Emmanuel Macron.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado reafirmado este martes su intención de subir el precio de los combustibles, pero ha hecho un guiño al movimiento popular de los chalecos amarillos (gilets jaunes, en francés) y ha prometido que los impuestos a los carburantes se adaptarán a las fluctuaciones del precio del petróleo.

"Debemos escuchar las protestas de alarma social, pero no debemos hacerlo renunciando a nuestras responsabilidades para hoy y mañana, porque existe también una alarma medioambiental", ha aseverado el presidente francés durante un discurso sobre transición energética en el Palacio del Elíseo.

Debemos escuchar las protestas de alarma social, pero no debemos hacerlo renunciando a nuestras responsabilidades para hoy y mañana, porque existe también una alarma medioambiental

"Hay que adaptar el alza de impuestos al mercado petrolero. Deseo que en tres meses haya un método para que esta tasa sea más inteligente dado que ahora es un poco ciega, y tener una cita trimestral que mitigue el efecto de un aumento en los precios mundiales", ha dicho el presidente galo.

El plan del Ejecutivo francés es aplicar a partir de 2019 un impuesto sobre las emisiones de carbono, que supondrá un aumento de 6,5 céntimos de euro por litro en el gasóleo y de 2,9 céntimos por litro en la gasolina, según recoge AFP.

Contra esta subida nació hace unas semanas el movimiento de los chalecos amarillos. Sin embargo, la movilización se ha convertido en una protesta general contra la pérdida del poder adquisitivo y los impuestos excesivos. Desde entonces se han manifestado en varias ocasiones y han llegado a salir a las calles 300.000 personas.

Cierre de centrales nucleares

su voluntad de cerrar 14 de los 58 reactores nucleares franceses en funcionamiento para 2035, entre cuatro y seis de los cuales antes de finales de 2030.

En un discurso dedicado a la política energética de su gobierno, Macron ha subrayado que "reducir el papel de la energía nuclear no significa renunciar a ella".

Anunció además que Francia cerrará antes del final de 2022 las cuatro centrales de carbón que le quedan en el marco de sus esfuerzos para luchar contra la polución.

En un discurso dedicado a exponer la política energética de su gobierno para los próximos años, Macron subrayó que "reducir el papel de la energía nuclear no significa renunciar a ella".

Francia depende de la energía nuclear para casi el 72% de su electricidad, y el gobierno quiere reducir esta dependencia al 50% antes de 2030 o 2035 desarrollando las energías renovables.

El presidente dijo que pedirá al gigante de la electricidad EDF que estudie la viabilidad de más reactores nucleares EPR de nueva generación, pero que esperará hasta 2021 para decidir sobre su construcción.

EDF está construyendo el primer reactor EPR en Flamanville, en el noroeste del país, pero el proyecto inicialmente previsto para 2012 acumula retrasos, fallos y sobrecostes.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST