INTERNACIONAL
28/11/2018 08:34 CET | Actualizado 28/11/2018 08:44 CET

Conflicto Rusia y Ucrania: por qué ha vuelto la máxima tensión entre ambos países

Claves del último enfrentamiento entre Moscú y Kiev.

Un soldado ucraniano junto a un buque en el mar de Azov.
Un soldado ucraniano junto a un buque en el mar de Azov.

Siempre estuvo ahí, en una tensa calma, y ahora ha vuelto a estallar. El conflicto entre Ucrania y Rusia ha vuelto a acentuarse ante los ojos del mundo que, atónito, ha visto cómo Kiev ha acabado imponiendo el estado de excepción y cómo su presidente, Petró Poroshenko, incluso habla del riesgo de una "guerra total" con Moscú.

Turquía, país costero del mar Negro, Alemania, Francia y China, entre otros, han mostrado su preocupación por los recientes acontecimientos, ¿qué ha pasado para que se esté viviendo, de nuevo, una situación así?

¿Cuándo comenzó todo?

El pasado domingo, cuando guardacostas rusos dispararon contra tres buques de la Armada ucraniana y se apoderaron de ellos junto con sus tripulaciones en el mar Negro cerca de Crimea. Ese mismo día Rusia cerró el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov, acusando a los buques ucranianos de una incursión en sus aguas territoriales, según informaba la empresa portuaria que gestiona el tránsito marítimo en la zona de Crimea.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Crimea acusó a los tres barcos de la Armada ucraniana de dirigirse desde el mar Negro en dirección al estrecho sin haber solicitado permiso para el tránsito, lo que las autoridades rusas consideran "una provocación" destinada a provocar "una situación de conflicto en la región".

Sin embargo, las autoridades ucranianas consideraron el movimiento ruso una agresión y mantienen que sus buques fueron apresados en aguas neutrales cuando regresaban al puerto de Odessa en el mar Negro del que habían partido en la mañana del domingo.

Los buques ucranianos detenidos por Rusia.

Seis militares ucranianos han resultado heridos y los barcos apresados continúan retenidos en el puerto de Kerch sin que hayan sufrido daños.

¿Qué dicen las partes implicadas?

Antes del suceso que desencadenó todo, Ucrania ya había acusado este domingo a una lancha guardacostas rusa de embestir a uno de sus remolcadores cuando este navegaba por la mañana la península de Crimea, como se ve en este vídeo:

Pese a las advertencias rusas, la flotilla ucraniana siguió su curso con destino al mar de Azov, motivo por el que las autoridades portuarios cerraron el estrecho de Kerch.

Rusia ha acusado a Ucrania de intentar provocar "una situación de conflicto en la región", mientras la Cancillería ucraniana ha pedido a la comunidad internacional que condene las agresiones rusas.

¿Qué pasa con el estrecho de Kerch?

Moscú y Kiev firmaron en 2003 un acuerdo sobre el uso del estrecho de Kerch y el mar de Azov que permite la circulación de buques comerciales mientras que los navíos militares tienen que informar a la otra parte.

Pero desde que Moscú inauguró en mayo un puente sobre el estrecho para unir la península de Crimea, anexionada unilateralmente en 2014, con el territorio ruso, el tránsito de los buques ucranianos se ha vuelto más difícil.

Vista del puente sobre el estrecho de Kerch, que une Crimea y Rusia.

Moscú ha establecido un reglamento de concesión de permisos y un horario de tránsito que según Kiev perjudica el comercio con sus puertos en el mar de Azov, Mariupol y Berdyansk. Además, las autoridades rusas han redoblado las inspecciones de los buques ucranianos, por lo que Ucrania denuncia un bloqueo comercial de facto para debilitar su economía y dificultar su control sobre el este del país.

Moscú apoya a los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania, precisamente la región que comunica con el Azov.

¿En qué punto está el enfrentamiento?

En uno cada vez más tenso.

Kiev y Moscú viven su primera confrontación militar abierta desde la anexión de Crimea por Rusia en marzo de 2014 y el inicio de un conflicto armado en el este de Ucrania entre las fuerzas ucranianas y separatistas prorrusos, que ha dejado ya más de 10.000 muertos.

Un miembro de las fuerzas de seguridad rusas acompaña al marine ucraniano detenido.

Acusados de haber atravesado ilegalmente la frontera rusa, 12 marinos ucranianos de los 24 que fueron detenidos el domingo han sido puestos "en detención provisional hasta el 25 de enero", conforme a la decisión de un tribunal de Simferopol, capital de Crimea, según ha constatado un periodista de la agencia AFP. El resto de marinos comparecerá el miércoles ante un juez.

Por otro lado, el Parlamento ucraniano ha aprobado este lunes la propuesta presentada por el presidente, Petró Poroshenko, de imponer el estado de excepción en una parte del país a partir del 28 de noviembre y por espacio de 30 días. La iniciativa no incluiría movilización de tropas, ni total ni parcial, y tampoco introduciría cortapisas a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Además, no se aplicará a toda la geografía nacional, sino en diez regiones costeras o limítrofes con Rusia -incluidas Donetsk y Lugansk, escenario de un conflicto armado desde 2014- y con Moldavia, y en el propio mar de Azov, las más amenazadas por una posible agresión del país vecino.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, considera que "es evidente que todo ello se hizo en relación a la campaña electoral en Ucrania", cuya elección presidencial está prevista para la primavera boreal 2019. Rusia asegura que actuó "en estricta conformidad con el derecho internacional" y acusa a Kiev de buscar "un pretexto para reforzar las sanciones" de la UE y de Washington contra Rusia, vigentes desde 2014.

¿Qué dice la comunidad internacional?

La Unión Europea (UE) ha condenado el uso de la fuerza por parte de Rusia y ha exigido que libere los barcos y a sus tripulantes, y el Consejo de Seguridad de la ONU ha convocado una reunión de urgencia para decidir sobre la situación. Los socios europeos pertenecientes este último organismo han pedido este lunes la liberación de los marineros y de los buques ucranianos capturados.

Francia, Holanda, Polonia, Suecia y el Reino Unido han instado a Moscú a "restaurar la libertad de paso en el estrecho de Kerch" y han urgido a todas las partes a "actuar con la máxima moderación" para reducir la tensión "inmediatamente".

Estos países han reiterado además su "total reconocimiento de la integridad territorial, independencia y soberanía de Ucrania en sus fronteras reconocidas internacionalmente" y llamaron a Rusia "a asegurar acceso sin restricciones a los puertos ucranianos en el mar de Azov".

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST