NOTICIAS
29/11/2018 01:18 CET | Actualizado 29/11/2018 01:18 CET

Detenido un cura español en Venezuela cuando abusaba de una menor de 12 años

Iván Merino Pedial, de 35 años, llevaba tres años abusando de ella.

GTRES
.

Las autoridades policiales de Venezuela han detenido a un sacerdote de origen español, Iván Merino Pedial, de 35 años, cuando abusaba en su coche de una menor de 12 años que pertenecía a su feligresía, ha informado la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El suceso ocurrió la noche del sábado en el Estado de Zulia, tras avistar una patrulla policial de Maracaibo el vehículo del sacerdote y hallar a Merino y a la menor, que "habría manifestado que el hombre abusaba de ella desde hacía tres años", según la Fiscalía.

El secretario de gobernación de Zulia, Lisandro Cabello, ha señalado en una rueda de prensa que los primeros resultados de la investigación arrojan que la menor fue abusada sexualmente y que se está determinando si hay más víctimas.

"Este violador, delincuente, se llevaba a la niña y la devolvía en su casa a las 11.00, 12.00 de la noche, hacía visitas constantes a la casa de habitación de la niña", ha señalado Cabello.

El arzobispo de Maracaibo, monseñor Ángel Caraballo, ha manifestado a los periodistas que Merino ha sido excomulgado, al tiempo que ha expresado "dolor" y "vergüenza" por la situación.

La Orden de Agustinos Recoletos ha condenado "absolutamente" la conducta del religioso y pide perdón "a la víctima, a su familia, a la iglesia y toda la sociedad por la responsabilidad que nos corresponda".

"Lamentamos profundamente todo comportamiento inapropiado de estas características, los que están siendo investigados y aquellos que podamos desconocer", refiere su comunicado. Niegan que existan acusaciones o denuncias similares contra este religioso durante su permanencia en España.

Afirman que siempre han "repudiado, repudiamos y repudiaremos cualquier acción que atente contra la dignidad de la persona humana y mucho más si quien es afectado es un menor de edad".

SOMOS LO QUE HACEMOS