POLÍTICA
29/11/2018 15:44 CET | Actualizado 29/11/2018 17:18 CET

Universitarios, médicos, profesores y funcionarios exigen a Torra el fin de los recortes

8.000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado en el centro de Barcelona contra la gestión del Govern

Médicos de la atención primaria, estudiantes, funcionarios y profesores han evidenciado este jueves el malestar creciente en el sector público catalán. Se esperaba una manifestación masiva que finalmente no lo ha sido tanto (8.000 personas, según la Guardia Urbana), pero sí suficiente para mostrar el descontento de muchos sectores con la gestión de Quim Torra al frente de la Generalitat. Tras años en los que prácticamente solo se ha hablado de la independencia, vuelven a aflorar los problemas de los catalanes.

"El 95% del tiempo lo dedica a la independencia y no a gobernar", sostenía Maribel Santillana, trabajadora en el ambulatorio de Can Pantiquet de Mollet (Barcelona). "Llevamos 10 años aguantando situaciones muy difíciles y ahora ya hemos dicho basta". Durante la última década, los Centros de Atención Primaria (CAP) catalanes han perdido casi 1.000 médicos y sus trabajadores han tenido que absorber la creciente carga de trabajo.

"Todos los días visito a 40 pacientes de media", añadía Ángel Merino, médico de familia del mismo CAP. "Me gustaría poder atender bien a los que acuden a la consulta". Las reclamaciones del colectivo piden atender 27 pacientes diarios.

Este jueves se cumplía la cuarta jornada de huelga consecutiva de los médicos de estos centros. Según el Sindicato de Médicos, el seguimiento ha sido de alrededor del 74% en los trabajadores de la sanidad pública, una cifra que el Govern reduce hasta el 40%. El seguimiento en los centros concertados ha sido del 66% según el mismo sindicato.

El Institut Català de la Salut (ICS) lleva desde el lunes negociando con los facultativos sin que todavía se haya llegado a un acuerdo. Con la oferta que hay encima de la mesa, la mayoría de los médicos consultados en la manifestación apostaban por mantener las movilizaciones. Respecto a la huelga en la educación que empezó el miércoles, el Govern ha cifrado su seguimiento en un 11,71%. Los sindicatos mayoritarios –CC.OO y UGT– no la han secundado.

La manifestación ha empezado en la plaza Universidad y ha recorrido todo el centro de la ciudad hasta llegar a las puertas del Parlament alrededor de las 14h. Encabezada por una pancarta que decía Por unos presupuestos sociales, revirtamos los recortes, la marcha ha transcurrido de manera tranquila, incluso un poco descafeinada, tras varios días de movilizaciones.

"Menos discursos y más recursos", gritaban los manifestantes mientras marchaban por el centro de la capital catalana. "Menos policía, más educación", protestaban. Durante la mañana, los estudiantes han cortado a primera hora la Diagonal de Barcelona así como los accesos a la Universidad Autónoma, en Bellaterra.

EFE
Manifestación de empleados públicos en Cataluña.

El Sindicato de Médicos había convocado diversas movilizaciones antes las sedes territoriales el ICS en distintos puntos de Cataluña y lo que se preveía una manifestación unitaria ha quedado un poco disgregada. Había entre los concentrados una amalgama de perfiles distintos: algún bombero, estudiantes, algún médico del CAP que no ha acudido a las concentraciones del Sindicato de Médicos, profesores, funcionarios...

"Esperábamos más gente", reconocía Carme Montiel, profesora de primaria en el colegio Valldaura (Manresa). "Que los sindicatos no fuéramos todos a una nos ha perjudicado". Montiel, que ha acudido junto a otra compañera de Manresa, lamentaba la falta de recursos a la que se enfrentan los profesores y la incapacidad que tienen para atender, por ejemplo, a los alumnos con necesidades especiales.

Soy totalmente independentista, pero no debe ser incompatible con gobernar y gestionar lo que nos pasa a todos nosotros"Roser Mora, estudiante

El único denominador común era el descontento con un Govern que, según varios de los manifestantes, dedica todo su tiempo al proceso independentista y olvida a sus trabajadores y estudiantes. Desde que Torra llegara a la Generalitat, ni una sola ley aprobada por el Parlament está en vigor. Ahora mismos solo se están tramitando 7 normas en la cámara catalana y cundía la sensación de que muchos manifestantes han dicho basta. "Soy totalmente independentista", explicaba Roser Mora, una estudiante de la UAB, "pero no debe ser incompatible con gobernar y gestionar lo que nos pasa a todos nosotros."

"Estamos muy decepcionados con el Govern", explicaban Isabel Asensio y Miquel Rovira, funcionarios de la Consellería de Interior que han realizado un paro entre las 12 y las 14 h. Ambos lamentaban que los funcionarios catalanes sean los únicos del Estado que todavía no han recuperado la paga extra de 2013 y que el Govern ni siquiera haya dicho cuando la va a abonar. "Notamos un fuerte desprecio hacia los trabajadores públicos. Es frustrante".

ESPACIO ECO