NOTICIAS
04/12/2018 20:54 CET | Actualizado 04/12/2018 20:59 CET

Cae la 'pequeña Nicolasa' de Ourense: se hacía pasar por mano derecha de altos cargos políticos y llegó a estafar a 18 personas

Se la buscaba por 11 delitos perpetrados durante siete años, pero la Policía cree que hay más víctimas que no denuncian por vergüenza.

GOOGLE MAPS
Fachada de la comisaría central de la Policía Nacional en Ourense.

La Policía Nacional detuvo en Ourense a una mujer de 44 años, vecina de la capital aunque nacida en Suiza, como presunta autora de 11 delitos de estafa que cometió a lo largo de siete años y de los que fueron víctimas al menos 18 personas, aunque solo se presentaron oficialmente trece denuncias contra ella, ha informado la comisaría de Ourense.

La presunta estafadora se hizo con un capital de más de sesenta mil euros, según calcula la policía, haciéndose pasar por la mano derecha de varios altos cargos, tanto de la Xunta de Galicia como de la Diputación de Ourense. Presentándose como próxima a políticos con poder, la mujer ofrecía a sus víctimas puestos de trabajo o resolución de gestiones administrativas a cambio de dinero.

La investigación se inició a instancias de la fiscalía de Ourense y la llevó a cabo la UDEV. Según se averiguó, la sospechosa, identificada como M.A.S., se presentaba como trabajadora en las administraciones públicas y allegada a los políticos que ostentaban altos cargos y poder de decisión.

Ofrecía nombres de personas conocidas en las administraciones, documentos con membretes de partidos políticos y tarjetas de visita para engañar a sus víctimas, con las que llegaba a establecer algún vínculo de afecto, sostiene la policía. Para sostener su historia ante sus víctimas, además, aparecía en actos públicos, como mítines, en los que se acercaba a los altos cargos para dejarse ver con ellos, aunque la relación con ella no era real.

En algunos casos, los estafados pertenecían a una misma familia y llegaron a entregar todos sus ahorros o a pedir prestado para entregarle el dinero a la supuesta estafadora, con la esperanza de conseguir el trabajo prometido. Las cantidades que conseguía la detenida podían ser más elevadas, sospecha la policía, pues no todas las personas que cayeron en su engaño llegaron a denunciar. La policía aclara que las víctimas no cometieron ningún ilícito penal sino que fueron engañadas.

Cinco cuentas, un cochazo...

La UDEV averiguó que la mujer, que no tenía trabajo conocido -más allá del que aparentaba de su relación con poderosos- ni estaba afiliada a la Seguridad Social. A pesar de ello tenía a su nombre cinco cuentas bancarias en las que recibía el dinero que le ingresaban los estafados y un coche valorado en unos 80.000 euros.

El 27 de noviembre, la sospechosa fue detenida. En un registro domiciliario, la policía halló abundante documentación de las víctimas, currículos vitae, diligencias policiales, fotocopias, además de dinero en efectivo, casi 5.000 euros y tres teléfonos móviles para dificultar la labor policial en caso de ser investigada.

La detenida es una mujer de 44 años de edad natural de Suiza a la que no le constan arrestos anteriores. Tras pasar a disposición judicial ha quedado en libertad con cargos.

QUERRÁS VER ESTO

"¿Quién es el que mola más? ¡El Pequeño Nicolás!".

APRENDE A USAR TU DINERO