POLÍTICA
04/12/2018 20:39 CET | Actualizado 04/12/2018 23:07 CET

Pedro Sánchez anuncia que presentará los Presupuestos en enero

El presidente, en su primera entrevista tras las elecciones en Andalucía, ha prometido unas "cuentas sociales" y que "buscará los apoyos" para aprobarlas.

TELECINCO
Pedro Sánchez, en el plató de Informativos Telecinco.

El Gobierno presentará el proyecto de Presupuestos el próximo mes de enero. Así lo ha anunciado Pedro Sánchez este martes en una entrevista con Pedro Piqueras enInformativos Telecinco. El presidente del Gobierno ha asegurado que serán "unos Presupuestos sociales" y ha evitado hablar de elecciones si esas cuentas no salen adelante. "Si no salen adelante, el Gobierno se planteará cosas", se ha limitado a decir.

Sánchez concedía su primera entrevista tras el vuelco electoral en Andalucía, con la debacle del PSOE y la fuerte irrupción de Vox como telón de fondo. Piqueras le ha preguntado si los resultados en el sur cambian los planes de su Gobierno y Sánchez lo ha descartado rotundamente. "Al contrario. Lo que hacen estos resultados es reafirmarme en la hoja de ruta que el Gobierno emprendió a partir de la moción de censura", ha asegurado.

Pero lo cierto es que el anuncio de este martes sí supone un cambio de planes en la estrategia del Ejecutivo. Hace sólo unos días, Sánchez aseguró desde Guatemala que no presentaría las cuentas sin la seguridad de contar con los apoyos suficientes para aprobarlas para no "marear" a los españoles. Ahora, sin embargo, el de los apoyos es una cuestión abierta.

"Vamos a luchar para que haya Presupuestos y vamos a trabajar para tener los apoyos suficientes en el Congreso, pero pase lo que pase, el Ejecutivo tiene que hacer su tarea", ha aducido. Acto seguido, ha descargado la responsabilidad en el Parlamento. "Si el Legislativo decide no apoyar unas cuentas sociales, tendrán que explicarlo", ha dicho Sánchez en una clara referencia a ERC y PDeCAT, a los que busca atraer con esta nueva estrategia.

El presidente justifica el cambio de paso en el "deber del Gobierno" y se apoya en la urgencia de que España cuenta con unas "cuentas sociales". "El conjunto de la sociedad española ha sido castigado por la precariedad en los últimos años y lo que vamos a hacer es subir el salario mínimo, vamos a crear un plan contra el desempleo juvenil, vamos a llevar adelante una agenda social", ha anunciado.

Vamos a luchar para tener los apoyos, pero el Ejecutivo tiene que hacer su tarea y presentaremos unos Presupuestos sociales"

Se ha negado, eso sí, a explicar qué hará si no logra el apoyo parlamentario para sus cuentas. Aunque ha señalado que el Gobierno "tendría que plantearse muchas cosas" en el caso de que los Presupuestos fueran rechazados, también ha asegurado que su gabinete no cejará en su estrategia: "Si no son aprobados, tendremos que aprobar mediante decretos algunas medidas que están en esos Presupuestos y que creo que son fundamentales".

Apoyo a Susana Díaz y rechazo del "frentismo"

Sánchez llegaba al plató de Informativos Telecinco con la debacle del PSOE y la fuerte irrupción de Vox en el Parlamento andaluz como telón de fondo.

En las últimas horas, el ruido de guerra interna socialista era tan fuerte que Ferraz se había visto obligado a refrendar la figura de Susana Díaz, señalada puertas para adentro como la responsable del fracaso electoral. Sánchez ha insistido en que ella es la baza del partido y le ha reiterado todo su "apoyo para intentar ser la presidenta de la Junta de Andalucía".

La manera en la que el presidente se ha referido al análisis poselectoral, sin embargo, no alimenta precisamente la idea de que las aguas en el PSOE vayan a permanecer tranquilas en un futuro próximo. Sánchez ha reconocido que "muchos han decidido no apoyarnos y quedarse en casa" y ha urgido al PSOE de Andalucía a "hacer una reflexión sobre cuáles son las cuestiones que tenemos que hacer mejor".

Con el apoyo de Ferraz o sin él, Susana Díaz no suma para volver a ser presidenta de la Junta, posibilidad que se abre para el PP, Ciudadanos y Vox. Sobre ese probable pacto de "las derechas" en Andalucía, el presidente del Gobierno se ha preguntado qué resultados celebraba Pablo Casado el domingo por la noche -"no creo que fueran los resultados del PP"- y ha lanzado una advertencia: "Las derechas suman, pero no sabemos muy bien para qué. Tanto PP como Ciudadanos tendrán que explicar muy bien qué pactan con Vox".

Las derechas suman, pero no sabemos para qué. PP y Ciudadanos tendrán que explicar mucho qué pactan con Vox.

Sánchez ha rechazado la idea de que su decisión de exhumar a Franco -ha asegurado que seguirá adelante a pesar del recurso presentado por la familia- o la situación política en Cataluña hayan afectado a los resultados en Andalucía. El presidente, por el contrario, ha achacado el ascenso de Vox a que la ultraderecha, "que siempre ha existido", ha encontrado en Abascal lo que no encuentra en el liderazgo "muy débil" de Pablo Casado en el PP.

Durante la entrevista, Pedro Sánchez ha cargado en varias ocasiones contra la posibilidad de que Partido Popular y Ciudadanos pacten con VOX para lograr el gobierno andaluz y ha reprochado a estos dos partidos que, mientras que la derecha en Europa se vanagloria de no pactar con la ultraderecha, aquí, PP y Cs son capaces de "sin ambages ni rubor" dejar a un lado sus principios para hacerse con el Gobierno de la Junta de Andalucía.

En este contexto, le ha preguntado al líder de Cs, Albert Rivera, cómo le va a explicar a Macron, a quien trata de emular y que se posiciona contra Le Pen, que va a pactar con la "sucursal de Le Pen en España", en referencia a VOX. Según Sánchez, el problema no es tanto la presencia de VOX en el Parlamento andaluz como el hecho de que, en su opinión, va a arrastrar a los partidos de derechas hacia posiciones más radicales.

No obstante, ha considerado un "error" insultar a los votantes de extrema derecha o crear frentes, tras ver las imágenes de la manifestación que ha habido en Cádiz contra la ultraderecha. Ha apelado, en este sentido, a la convivencia y a rebatir a los votantes de VOX con argumentos. "Soy una persona antifascista y creo que España no necesita frentes, sino convivencia. La España moderada tiene que movilizarse", ha animado Sánchez.

Torra tiene que mantener las formas

El jefe del Ejecutivo ha pedido al presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, que no pierda las formas y que garantice la celebración y la seguridad del Consejo de Ministros previsto para el día 21 en Barcelona.

Sánchez ha minimizado el aval del Govern a las protestas convocadas con motivo de la celebración de ese Consejo de Ministros en la Ciudad Condal, pero ha subrayado que Torra es "el principal responsable y representante del Estado" en Cataluña y, como tal, debe garantizar "la celebración normalizada de un Consejo de Ministros sin duda importante e histórico".

"Me gustaría que no se perdieran las formas por parte del presidente de la Generalitat", ha recalcado.

También ha restado importancia a las palabras de Torra avisando de que no dará su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado y de que su único objetivo es la independencia de Cataluña.

"Del dicho al hecho hay un trecho importante y, aunque es verdad que se dicen muchas cosas, luego no hay ninguna ilegalidad que se cometa por parte del presidente de la Generalitat de Cataluña, que es muy consciente de que este Gobierno va a actuar con contundencia en el caso de que se produzca una quiebra de la Constitución y del Estatuto de Autonomía", ha advertido.

El gobierno de la Generalitat "sabe perfectamente" cuáles son "los límites"

Al hilo de lo anterior, ha recordado que como líder de la oposición apoyó la aplicación del artículo 155 "cuando fue necesario". Por eso, ha dicho que la Generalitat "sabe perfectamente" cuáles son "los límites" en torno a los cuales se puede dialogar "para poder encontrar una solución política".

"Sí, soy partidario de eliminar la inviolabilidad del rey"

En la entrevista también ha habido tiempo para que Sánchez se refiriese a la polémica del día: sus declaraciones sobre eliminar la inviolabilidad del rey.

El presidente del Gobierno ha insistido en que es partidario de suprimirlo y ha desvelado que ha "hablado con el rey sobre ese tema". "Tenemos un rey contemporáneo, que ha aceptado con certeza y con acierto principios básicos como la política de género, la lucha contra el cambio climático o la diversidad territorial", ha alabado Sánchez a Felipe VI, antes de negarse a dar más detalles sobre sus despachos con el monarca.

"Comprenderá que no viole la confidencialidad con el jefe del Estado", ha dicho.

Sánchez ha rechazado seguir dando importancia a esta cuestión y ha tratado de abrir el plano. "De lo que estamos hablando, al final, es de eliminar la figura del aforamiento. Y este Gobierno va a presentar una propuesta de reforma de la Constitución para limitar los aforamientos de los diputados".

EL HUFFPOST PARA REVOLUT