INTERNACIONAL
04/12/2018 10:45 CET | Actualizado 04/12/2018 10:57 CET

SOS de la ONU: hacen falta 20.000 millones para ayudar a casi 94 millones de personas en 2019

La brecha entre el dinero que se pide y el que finalmente se recibe sigue situándose en torno al 40% cada año, denuncia Naciones Unidas.

Una madre sostiene a su hijo desnutrido a la espera de tratamiento en la localidad de Al Mutaynah, en el oeste de Yemen, el pasado 29 de noviembre.
Getty Images
Una madre sostiene a su hijo desnutrido a la espera de tratamiento en la localidad de Al Mutaynah, en el oeste de Yemen, el pasado 29 de noviembre.

Naciones Unidas ha lanzado un llamamiento por 21.900 millones de dólares (algo más de 19.200 millones de euros) con los que busca cubrir las necesidades humanitarias de 93,6 millones de personas en todo el mundo, la mayoría de ellas afectadas por conflictos que se prolongan en el tiempo.

"En 2019, casi 132 millones de personas necesitarán asistencia humanitaria y protección, la mayoría por el impacto de conflictos. Naciones Unidas y la organizaciones aliadas buscan ayudar a 94 millones de personas", ha explicado el coordinador de ayuda de emergencia de la ONU, Mark Lowcock, en el preámbulo del Panorama Humanitario Mundial.

"Pero la ayuda humanitaria no puede reemplazar soluciones políticas y de desarrollo a largo plazo que la gente en situaciones de crisis tan desesperadamente ansía", ha advertido, explicando que desde la ONU se trabajará para "movilizarla voluntad, las capacidades y la creatividad de la comunidad mundial para poner fin a las crisis y promover el desarrollo que ayude a la gente a ser más resiliente ante las que no se pueden evitar".

La ayuda humanitaria no puede reemplazar soluciones políticas y de desarrollo a largo plazo que la gente en situaciones de crisis tan desesperadamente ansía

Yemen volverá a ser el país que más fondos necesitará en 2019, con 4.000 millones de dólares. Según la ONU, la situación "ha empeorado significativamente y se ha deteriorado rápidamente". En este sentido, se prevé que el próximo año unos 24 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria y protección, lo que convierte al país sumido en una guerra desde marzo de 2015 en la peor crisis humanitaria actual.

Las necesidades también serán elevadas en Siria -país para el cual la petición de fondos no se ha concretado aún pero se espera que esté próxima a los 3.500 millones solicitados para 2018-, República Democrática del Congo (RDC), Etiopía, Nigeria y Sudán del Sur.

También se ha deteriorado la situación humanitaria en el último año en Afganistán, debido a la grave sequía entre otras cosas, así como en República Centroafricana (RCA) y Camerún, donde se ha recrudecido la violencia, lo que ha generado un aumento de los desplazados.

Por otra parte, Naciones Unidas ha alertado de que existe un 80% de probabilidades de que se produzca el fenómeno de El Niño a finales de este año, lo que pondría en peligro de sequía, ciclones e inundaciones a un total de 25 países en todo el mundo.

Lo que se pide, lo que se promete, lo que realmente se da

Pese a que los donantes han ido aumentando sus contribuciones de fondos en los últimos años, pasando de 10.600 millones en 2014 a 13.900 millones en 2017, la ONU ha advertido de que la brecha entre el dinero que se pide y el que finalmente se recibe sigue situándose en torno al 40%.

Así, aunque 2018 se encamina a ser un año récord en cuanto a los fondos humanitarios recabados, aún se quedará lejos de los casi 24.900 millones de dólares solicitados. Según el informe, hasta el 19 de noviembre se habían recibido casi 13.900 millones, un 56% del total. En 2017, para esa fecha se había recibido el 52% de los fondos solicitados.

QUERRÁS VER ESTO

Yemen, una guerra a puertas cerradas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Todo lo que necesitas saber sobre el conflicto en Yemen

- Asesinados, apedreados y crucificados: la realidad de los niños en Siria

- Refugiados: las cifras que sacan los colores (una vez más) al mundo

- Ramón Lobo: "Lo que está ocurriendo en Afganistán es un gran disimulo para evitar apuntarnos la derrota"

ESPACIO ECO