POLÍTICA
04/12/2018 08:55 CET | Actualizado 04/12/2018 12:31 CET

Susana Díaz: "Si hubiera perdido me habría ido a mi casa"

"Ganar unas elecciones así es triste".

"Si hubiera perdido me habría ido a mi casa pero hemos ganado, aunque no con la contundencia de otras veces". La candidata del PSOE en las pasadas elecciones andaluzas, Susana Díaz, ha afirmado —en el programa Hoy por hoy, de la Cadena Ser— que "ganar unas elecciones así es triste": "Ayer hicimos autocrítica y habrá que ir casa por casa para saber por qué no han ido a votar todos los andaluces de izquierdas", ha declarado Díaz a la periodista Pepa Bueno.

No obstante, Díaz ha recordado que le han votado más de un millón de andaluces y que tienen una responsabilidad con ellos: "En el ámbito nuestro también hemos hecho cosas mal. Supongo que tras la crisis no se ha ido al ritmo que la sociedad demandaba. Pero nuestros votantes no se han ido a Podemos, ha habido un porcentaje alto de andaluces de izquierda que no han votado o han votado a la derecha", ha analizado Díaz.

La presidenta en funciones de Andalucía ha cuestionado que otras fuerzas políticas hayan aprovechado el procés catalán, y ha matizado que ella intentó hacer una campaña con acento andaluz: "Creo que durante la campaña ya dije que había que hablar de Andalucía y no de Cataluña. Rivera pidió el voto contra los independentistas... probablemente la que estaba equivocada era yo y cuando ellos pedían el voto contra los independentistas sabían lo que estaban haciendo. Si la gente se ha quedado en su casa es porque hay algo detrás", ha reconocido Díaz.

En respuesta al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien dio a entender este lunes que la puerta estaba abierta para la dimisión de Díaz, la candidata socialista ha respondido aclarando que para ella "lo primero son los ciudadanos, después el PSOE y después nosotros": "Tenemos que frenar que la extrema derecha sea la llave, un partido tóxico, un partido que pide acabar con la autonomía", ha planteado.

En este sentido, Díaz ha asegurado que habló con Pedro Sánchez tras la debacle y que el presidente del Gobierno fue "muy cariñoso": "Por eso digo que lo de Ábalos se ha sacado de contexto y Sánchez me dijo que lo tenía para lo que quisiera para frenar a la extrema derecha", ha matizado Díaz, antes de destacar que está trabajando para presentarse a la investidura.

Las elecciones del 2-D han dejado al PSOE como ganador con 33 escaños, pero esta victoria no es suficiente, ya que las suma de las derechas (PP, Ciudadanos y VOX) es suficiente para desalojar a Díaz del palacio de San Telmo tras 36 años de socialismo.

El PSOE-A ha registrado en estos comicios el peor resultado de su historia en esta comunidad autónoma y ha perdido 14 escaños y casi medio millón de votos respecto a las pasadas elecciones autonómicas, tras las que Susana Díaz pudo formar gobierno tras alcanzar un pacto de investidura con Ciudadanos.

NUEVOS TIEMPOS