NOTICIAS
10/12/2018 05:12 CET | Actualizado 10/12/2018 05:12 CET

Una rusa, detenida por vender la virginidad de su hija de 13 años por 21.200 euros

La mujer fue ganadora de concursos de belleza y prostituta.

YOUTUBE
.

Una mujer rusa llamada Irina Gladkikh trató de vender la virginidad de su hija de 13 años a "un señor muy rico" por 21.200 euros. Afortunadamente, el cliente resultó ser un detective infiltrado para capturar pederastas.

La mujer, de 35 años, llegó a hacerse con un certificado médico que atestiguaba que la niña era virgen y había mandado a su cliente fotografías sexualizadas de la pequeña.

Madre e hija volaron en enero desde su ciudad, Chelyabinsk, hasta Moscú para el intercambio. Inmediatamente después de aceptar el pago, fue arrestada.

La detenida, descrita por los medios locales como una mujer "estilosa" que prestaba mucha atención a su aspecto y le gustaba ir de fiesta, admitió en el juicio que viajaron a la capital rusa "para conocer a un hombre rico para obtener ayuda económica por los servicios sexuales de mi hija".

Un tribunal ruso la ha condenado ahora a cuatro años y medio de prisión y le ha quitado la custodia de la niña y de su hermano pequeño, que han sido recolocados en casa de su abuela.

Sus dos cómplices, otras dos mujeres, han sido condenadas a tres años y medio. Yelena Anisimova fue la que encontró al cliente, en realidad policía, y Alina Kukanova, de 25 años, lloró y gritó al oír la sentencia.

Según medios británicos, que citan periódicos rusos, las tres mujeres han ejercido de prostitutas. La madre de la víctima también ha trabajado como agente inmobiliaria y técnica informática. En el pasado ha participado también en concursos de belleza locales.

APRENDE A USAR TU DINERO