INTERNACIONAL
12/12/2018 12:12 CET | Actualizado 12/12/2018 12:14 CET

Estrasburgo es desde el año 2000 objetivo del terrorismo islamista

El tiroteo en el mercado de Navidad recuerda que esta ciudad francesa fue uno de los primeros blancos de Al Qaeda en Europa.

ABDESSLAM MIRDASS via Getty Images

El mercadillo navideño de Estrasburgo está considerado como el mercado de Adviento más antiguo de Europa y, por desgracia, también está familiarizado con las amenazas terroristas.

De hecho, en el año 2000 se convirtió en uno de los primeros objetivos europeos de Al Qaeda. Cuando la sección antiterrorista del ministerio público de París anunciaba este martes 11 de diciembre que tomaba las riendas de la investigación del tiroteo de Estrasburgo, la capital de Alsacia supo que, una vez más, se trataba de un atentado.

Un mercado con máxima seguridad desde 2015...

En 2015, 14 días después de los atentados de Bataclan en París, Estrasburgo abría su tradicional mercado navideño al público. Control de vehículos, patrullas armadas, vigilancia a todos los niveles, prohibición de estacionamiento... La 445ª edición del mercado de Navidad se desarrolló aquel año bajo la máxima vigilancia militar y policial, tras los atentados del 13 de noviembre en la capital francesa.

En 2016, de nuevo hubo que poner en marcha medidas de seguridad drásticas. Todo comenzó con la interpelación de siete hombres —cuatro en Estrasburgo y tres en Marsella— sospechosos de querer perpetrar un atentado el 1 de diciembre. Su objetivo era atacar "una decena de lugares", entre ellos las sedes de la Policía Judicial parisina y de la Dirección General de la Seguridad Interior, Disneyland Paris o el mercado de Navidad de los Campos Elíseos.

Poco después de las detenciones, el mercado de Navidad de la capital alsaciana fue evocado como objetivo potencial, pero el alcalde socialista de Estrasburgo, Roland Ries, decidió mantener los puestos, asegurando que "Estrasburgo no era un objetivo". Ese mismo año, a pocos días de Navidad, el 19 de diciembre, un camión irrumpió en un mercadillo navideño de Berlín, arrollando a decenas de personas (12 murieron y unas cincuenta resultaron heridas). De nuevo, todas las miradas se pusieron sobre Estrasburgo, conocida como la capital de la Navidad.

Dos años más tarde, el dispositivo de seguridad sigue siendo impresionante. Para esta edición de 2018, que en teoría estaría en pie hasta el 31 de diciembre, todas las animaciones estaban reunidas en la Gran Isla de Estrasburgo con un perímetro de protección, siguiendo las disposiciones de la ley del 30 de octubre de 2017 para reforzar la seguridad interior y la lucha contra el terrorismo.

... pero un objetivo "histórico" de Al Qaeda

Si estaba tan vigilado es por la enorme cantidad de personas que visitan este mercado. En 2016, en un contexto de amenaza de atentado "extremadamente elevado", hubo más de dos millones de visitantes; la cifra creció a 2,2 millones en 2017, y este año se esperaba incluso más, según indica el porcentaje de reservas hoteleras, que apunta a un nivel de asistencia cercano al de años anteriores a los atentados de 2015.

En cualquier caso, el mercadillo navideño de Estrasburgo siempre ha sido un objetivo "histórico". Como recoge el diario Dernières Nouvelles d'Alsace, el 26 de diciembre de 2000 cuatro hombres fueron detenidos en Frankfurt cuando proyectaban un atentado contra la catedral de Estrasburgo y su mercado de Navidad.

El "grupo de Frankfurt", una célula ligada a Al Qaeda, se disponía a cometer un atentado de gran magnitud con 20 kilos de permanganato de potasio. Impedido principalmente gracias al dispositivo antiterrorista alemán y al servicio de inteligencia británico, este atentado —dirigido por Mohammed Bensakhria (que fue condenado en 2004)— supuso una de las primeras amenazas de Al Qaeda.

Este fue el recorrido del autor del atentado de Estrasburgo:

Photo gallery Tiroteo en Estrasburgo (Francia) See Gallery