VIRALES
12/12/2018 17:30 CET | Actualizado 12/12/2018 17:30 CET

La carta viral de una mujer a Facebook, Twitter e Instagram: "Mi bebé murió"

Un durísimo testimonio.

Bebé
GTRES
Bebé

Gillian Brockell, editora de vídeo del Washington Post, ha publicado una durísima carta dirigida a plataformas como Facebook, Twitter, Instagram y Experian después de perder el mes pasado al bebé que esperaba.

Brockell explica que, además del dolor por la irremplazable pérdida, ha tenido que soportar cómo todas esas redes sociales le seguían bombardeando con anuncios sobre el embarazo y para bebés cuando ya nada de eso tenía sentido.

Lo que pretende la periodista es que estos gigantes tecnológicos tengan en cuenta casos como el suyo para modificar la forma en la que insertan y dirigen publicidad a embarazadas.

"Sé que sabíais que estaba embarazado. Es culpa mía", comienza admitiendo Brockell. Explica que esas plataformas se percataron de que esperaba un bebé porque usó etiquetas en Instagram como #tripitadeembarazada y pinchó en anuncios de productos premamá en Facebook. Obviamente, sus búsquedas en Google, relacionadas con niños, también ayudaron.

"Apuesto a que Amazon incluso os dijo la fecha es que salía de cuentas, el 24 de enero", prosigue. Su queja, en realidad, no es tanto por los datos que los gigantes tecnológicos guardan de ella. Lo que lamenta de verdad es que esas plataformas no fueran capaces, del mismo modo, de saber que su bebé había muerto.

"¿Acaso no visteis cómo buscaba en Google '¿Esto son [contracciones de] Braxton Hicks?' o 'El bebé no se mueve'? ¿Acaso no detectasteis mis tres días en silencio, poco común para una usuaria como yo que tuitea frecuentemente?"¿O el post con el comunicado, que incluía palabras clave como "con el corazón roto", "problema y "nacido muerto", y 200 emoticones con lágrimas de mis amigos? ¿Acaso no es eso algo que podáis rastrear?", escribe.

Asume un resultado feliz

Pero todo llegó al límite cuando Facebook le recordó imágenes de cuando esperaba a su hijo. "Así que cuando millones de personas con el corazón roto se ven forzadas a hacer clic en 'No quiero ver este anuncio' y a contestar a vuestro '¿Por qué?' con el cruel-pero-cierto 'No es relevante para mí', ¿sabéis lo que decide vuestro algoritmo, empresas tecnológicas? Decide que ya he dado a luz, asume un resultado feliz y te ahoga con anuncios de sostenes para amamantar y consejos para que tu bebé se duerma", critica.

"Por favor, empresas de tecnología, os lo imploro, si sois lo suficientemente inteligentes como para daros cuenta de que estoy embarazada o de que he dado a luz, entonces seguramente sois también lo bastante inteligentes como para daros cuenta de que mi bebé murió, y mostrarme así publicidad en consecuencia, o tal vez, sólo tal vez, no mostrar ninguna", zanja.

El escrito de Brockell acumula en un sólo día más de 19.000 retuits y 44.000 'me gusta' y ha dado lugar a una reflexión conjunta en las redes sociales.