TENDENCIAS
13/12/2018 07:15 CET | Actualizado 13/12/2018 07:16 CET

Los 23 episodios de 'Friends' que seguro que no has visto

El libro 'I'll be there for you', de Kelsey Miller, recoge cientos de anécdotas de la serie, secretos de rodaje y revela cómo negociaban los sueldos sus protagonistas.

NBC
Monica, Chandler, Rachel, Ross, Phoebe y Joey: los seis protagonistas de 'Friends'.

Un auténtico fan de Friends ha visto decenas de veces sus capítulos. Los ha visto y está dispuesto a volver a verlos. No se cansa y se habrá echado a temblar ante la noticia de que la serie podría desaparecer del catálogo de Netflix en 2019.

Un auténtico fan de Friends sabe que el sofá de Ross cabía por la escalera, por qué el piso de Monica y Rachel era morado o qué secreto esconde la escena de las tres chicas vestidas de novia en el sofá del apartamento. También conoce la identidad del tío feo desnudo, no tiene problemas en confesar que lloró viendo la última escena y siempre está dispuesto a escuchar la penúltima anécdota de la serie.

A ese fan le viene como anillo al dedo el libroI'll be there for you (HarperCollins), en el que la periodista Kelsey Miller recopila decenas de historias y anécdotas de la serie creada por Marta Kauffman y David Crane. La publicación, que se apropia del nombre de la canción de The Rembrandts (la de la cabecera), también analiza el fenómeno y trata de explicar cómo un grupo de amigos que se formó en 1994 sigue ganando adeptos más de dos décadas después. Es más, algunos ni habían nacido cuando Rachel entró por primera vez en el Central Perk vestida de novia a la fuga.

Para explicar ese éxito bien podría servir el análisis del escritor y periodista Chuck Klosterman, que define la serie en los siguiente términos: "Es una comedia de situación y la situación en la que están los personajes no era, ni mucho menos inalcanzable. Era perfectamente posible tener cinco amigos. Uno podía ver la serie y decir: 'Esa es mi vida".

El nombre también da la clave. Friends va sobre los amigos, "sobre esas personas que te acompañan de la mano con paso firme cuando atraviesas un bache", escribe Miller. Y todos tenemos un grupo fiel, que no te abandona por mucho que pasen los años y del que estás deseando tener noticias.

Al otro lado de la pantalla, ese grupo lo forman Chandler, Joey, Monica, Phoebe, Rachel y Ross. Al menos para el auténtico fan de Friends, que se ha visto los 236 capítulos una y otra vez pero que se perdió estos 23 episodios. ¿O alguien sabía que el sofá iba a ser beis y que Joey hizo el casting con resaca?

En el que todo empezó con un musical

Al acabar los estudios universitarios, Kauffman y Crane se fueron a Nueva York para continuar con la carrera teatral que habían iniciado en la universidad. Su primer trabajo fue el musical Personals, sobre gente que publicaba anuncios clasificados en los periódicos. Una noche una todavía novata agente televisiva, de nombre Nancy Josephson, fue a ver la obra y les propuso escribir para televisión.

El de los tres nombres

Friends surgió como Insomnia Cafe, una serie acerca de seis personas de veintitantos años que quedan habitualmente en una cafetería para tomar algo y charlar de sexo, amor, relaciones y también de trabajo. Era una serie sobre una época de la vida en la que todo es posible, una época muy emocionante y que al mismo tiempo da mucho miedo. ¿Te suena, no? La NBC les compró la propuesta y un episodio piloto, aunque les hizo cambiar el nombre por Friends like us. Tras esto la cadena pidió un segundo cambio. Debía ser Six of one porque la ABC iba a estrenar These Friends of Mine, y los títulos se parecían mucho. Al final esa serie pasó a ser Elleny el grupo de seis amigos se convirtió en Friends.

Cuando el sofá iba a ser beis

Beis era el color que querían los creadores para el famoso sofá del Central Perk, pero tuvieron que ceder a la petición de la cadena NBC, que quería que el local fuera un restaurante. A los productores ejecutivos no les había convencido la idea de una cafetería como lugar de reunión. Probablemente porque aún no había llegado la moda de los Starbucks. "¿Por qué no ponéis un bar restaurante como en Seinfeld? Todo el mundo sabe cómo es un restaurante", propusieron sin éxito.

En el que nadie dudó de Ross

Kauffman y Crane crearon a los personajes y luego buscaron a los actores, aunque en el caso de Ross fue distinto. Conocieron a David Schwimmer en el casting de una serie anterior (Couples) y, aunque no se hizo con el papel, se llevó otro mucho mejor. A los guionistas les gustó tanto el actor que les inspiró para crear a Ross . "Transmitía una vulnerabilidad y una timidez maravillosa", contó más tarde Kauffman. "Se nos quedó grabado".

Cuando se fueron a la fuente

Primero no iba a tener cabecera porque podía dar a los telespectadores la oportunidad de cambiar de canal, luego se grabó con la canción de REM Shinny Happy y al final los creadores eligieron una azotea de Los Angeles para rodarla. Ninguno de los tres planes iniciales salió. La cabecera hubo que crearla, la canción fue la de The Rembrandts y el mal tiempo obligó a que cancelasen la fiesta en lo alto. El productor ejecutivo Kevin Bright y Marta Kauffman buscaron un plan B cerca de los estudios de Warner y encontraron un parquecito**. "Esto podría ser un parque del Village. Daría el pego", pensaron. Y allí se llevaron el sofá. Cuando Kauffman les propuso meterse en el agua "estuvieron encantados", aunque saliesen con los dedos arrugados, como contó LeBlanc.

** Has leído bien. La fuente no está en Nueva York. Está al lado de la fachada de la casa de Embrujada.

En el que Rachel se acostó con un amigo de Kauffman y Crane

Billy Dreskin, el chico con el que se acostó Rachel en el instituto, debe su nombre a un compañero de Universidad de los guionistas. Nunca salió en pantalla, pero se le mencionó en varios episodios de la primera y segunda temporada. La primera vez fue en El de las dos partes: parte 2, cuando Mónica le contó al doctor Green que su hija se había acostado con un tal Billy Dreskin en su cama. El verdadero Dreskin era rabino y a su congregación no le sentó nada bien el guiño.

El de la verdadera hermana de Phoebe

Aunque normalmente era Lisa Kudrow quien interpretaba a Ursula, la hermana gemela de Phoebe, no siempre fue así. Para algunos episodios tuvieron que llamar a Helene Kudrow, la hermana mayor de la actriz. Por cierto, la existencia de este personaje tuvo que ver con el papel que poco antes había conseguido la intérprete en la serie Loco por ti, en la misma cadena, el mismo día y que se desarrollaba también en Manhattan. Como la camarera del Riff's no podía cruzar el centro de la ciudad cada jueves por la noche para llevar una doble vida, los guionistas le propusieron a Danny Jacobson (Loco por ti) crearle una gemela a Ursula y este dijo que sí sin dudar.

Cuando Monica y Rachel casi se intercambian los papeles

No es que ellas los quisiesen cambiar, es que los guionistas veían en Courteney Cox a la Rachel perfecta: una chica de Long Island, muy mona, divertida y un poco mimada. Kauffman confesó en su momento que nunca pensaron en ella como Monica, ya que imaginaban una actriz de voz dura y enérgica tipo Janeane Garofalo. Nada que ver con la de Cox, que irradiaba ternura y una actitud acogedora y comprensiva, casi maternal. Pero también era insistente. "Nos dijo: 'No, yo soy Monica', y tenía razón", recuerda Bright. Lo curioso es que a Jennifer Aniston le propusieron hacer el casting para Monica, pero también rechazó la idea. "No, Monica no, Rachel. Era todo lo que no era yo", contó la actriz. Otro acierto.

El de la resaca

¿Qué hizo Matt LeBlanc para ser Joey? Vivir como Joey. Y eso significa que se presentó a la prueba con resaca y una brecha en la nariz. Fue idea de un amigo, que le dijo que la noche anterior pasase de ensayar y viviese a lo Joey. Que saliese a documentarse y se emborrachase. A la mañana siguiente, LeBlanc se despertó en el sofá de su amigo, entró tambaleándose en el cuarto de baño, tropezó y se dio de bruces con el borde del váter. Unas horas después estaba haciendo la pruebay la pasó... por los pelos. Hank Azaria, que luego fue el novio científico de Phoebe, casi le roba el puesto. Suerte que Barbara Miller, jefa de casting de Warner, medió a tiempo.

Cuando Monica y Joey casi se lían

Se te pasó por la cabeza a ti y también a los guionistas. Aunque se quitaron la espinita en los episodios El de lo que pudo haber sido (I y II), su idea inicial era incluir esta relación: era natural que se acabasen enrollando porque "parecían los dos personajes más sexuales", en palabras de Kauffman. Lo descartaron al descubrir la química que había entre Rachel y Ross.

En el que Joey no quiso enamorarse de Rachel

Igual que la relación Monica-Joey podría haber cuajado, lo de que Joey se enamorase de Rachel gustó más bien poco a Matt LeBlanc. El actor dijo que la parecía incestuoso y extremadamente incómodo tras tantos años cultivando un vínculo fraternal con sus compañeras. Él y el resto del reparto lo veían como una maniobra desesperada que molestaría al público. Crane trató de convencerlos diciendo que era "jugar con fuego": un giro arriesgado que podía dar excelentes resultados. ¡Y lo hizo! La octava temporada le valió al actor la primera nominación al Emmy.

El del compañero imposible

Por Friends pasaron toda clase de famosos, pero sólo hubo un secundario que sacó de quicio a los protagonistas: Marcel. Tanto les desesperó y tan problemático fue el mono (interpretado por dos primates diferentes), que ha sido el único aspecto de la serie en la que han coincidido los seis actores.

El de la cita de los jueves

¿Recuerdas cuando quedaban todos para ver a Joey interpretar al doctor Drake Ramoray en Los días de nuestra vida? Pues algo así les pasaba con su serie. Durante la primera temporada quedaban cada jueves en casa de (como no podía ser de otra manera) Courteney Cox para ver el capítulo de la semana. "Aunque a la gente le pueda parecer raro o cursi, esas personas son de verdad mis amigos", declaró la actriz en la revista Rolling Stone.

En el que todos jugaban al póquer

Jugaban delante de las cámaras y también detrás. Durante meses el póquer fue una constante en el plató de Friends. El director James Burrows les prestaba su camerino (el más grande de plató) para que jugasen durante los ensayos o las pausas. Esas partidas fueron el germen del capítulo El del póquer y también del famoso cartel publicitario de los seis protagonistas jugando a las cartas.

Cuando Carol cambió de imagen

Puede que la imagen se te haya borrado de la mente, pero Carol no era Carol la primera vez que salió en Friends. En el capítulo 2 de la temporada 1, el papel de la ex de Ross lo interpretaba la actriz Anita Barone. Duró solo un episodio —El de la ecografía al final— porque dejó la serie para sumarse a The Jeff Foxworthy Show. Ocupó su lugar la actriz Jane Sibbett.

El del beso de Carol y Susan

No lo busques. No lo hubo. Ni siquiera el día de su boda. Aunque fueron muy avanzados introduciendo por primera vez en una serie una ceremonia así, evitaron a toda costa un beso lésbico. Entonces no nos dimos tanta cuenta, pero sí lo hicieron. La historia de Phoebe (poseída por Rose) fue la excusa perfecta. Al grito de "'¡ahora sí que lo he visto todo!" se evitó el momento. "Habría sido muy fácil y muy bonito", declaró Sibbett (Carol), pero había muchos nervios: "Y creo que posiblemente se contuvieron un poco".

En el que casi no hay boda

Fue un éxito puntual de audiencia y todo un gesto para la comunidad LGTBI en aquella época. El episodio fue el programa mejor valorado de la semana y el primer capítulo de la serie en liderar los índices de audiencia. Sin embargo, estuvo a punto de ser boicoteado. Dos cadenas afiliadas —WLIO de Lima, en Ohio, y la KJAC de Port Arthur, en Texas— se negaron a emitir el episodio, pero les salió el tiro por la culata porque cientos de telespectadores alzaron su voz y la GLAAD (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación) denunció la maniobra de censura.

El de la relación fugaz

Si hay una pareja, esa es Rachel y Ross. Sin embargo no estuvieron demasiado tiempo juntos en la pequeña pantalla. Más bien fue poco. Muy poco. El mediático noviazgo fue muy breve: ocupó solo un 10% de la serie. Esto es, unos 23 de los 236 episodios. Si cobraron relevancia fue por todo lo que vino después de aquel descanso.

Cuando Phoebe se quedó embarazada

Si se quedó embarazada fue para adaptar el papel a la actriz. Cuando Lisa Kudrow se enteró de que estaba embarazada, llamó rápidamente a Kauffman y Crane porque sabía que necesitarían tiempo para adaptar su nueva situación a su personaje. Y así lo hicieron. "No queríamos hacer otra serie en la que una actriz se pasa nueve meses tapándose la barriga con paquetes y bolsas, o envuelta en abrigos enormes", aseguró Crane tiempo después.

El de Ross director

Tantos años trabajando delante de las cámaras hizo que los actores acabaran por aprender el arte de la dirección. Sobre todo David Schwimmer, que ha dirigido por ahí su carrera post Friends. En la serie dirigió diez episodios: el primero fue en 1999 (El de la última noche, de la sexta temporada) y el último, en 2004 (El de la madre biológica, en la décima temporada).

Cuando no convencieron al crítico de The New York Times

Tras su primer episodio, allá por mayo de 1994, llegaron las primeras críticas, y la reseña de The New York Times fue bastante tibia. "Son un grupo de chicos y chicas de veintitantos que quedan para salir, un grupo de atolondrados locos y que a veces hasta tienen gracias", decía. "Pero, ¿le apetece a uno acompañarlos en sus peripecias? Como ocurre con todas las series sobre pandillas, depende de cómo se desarrollen los personales individuales. En todo caso, la serie gira en torno a un segmento de población muy concreto".

El del hito de Charlie

Al principio pasó más desapercibido —hasta que visitaron a Oprah en 1995 y la presentadora les llamó la atención— pero lo cierto es que la diversidad brilló por su ausencia en Friends. Hubo que esperar a la llegada de Charlie (Aisha Tyler) en la novena temporada para que se rompiese ligeramente la tendencia. La doctora que enamoró a Joey y a Ross apareció en nueve episodios. Todo un logro teniendo cuenta la coletilla que hoy se usa para analizar otras producciones: "Por lo menos hay más diversidad que en Friends".

Cuando Monica estuvo embarazada

Donde dice Monica debería poner Courteney Cox. La actriz rodó el final de la serie embarazada. Como los guionistas no querían que saliese solo en plano corto, especialmente en el capítulo final, optaron porque vistiese ropa un poco más ancha y luciese pañuelos largos. Ignoraron la barriga incipiente para que no fastidiar el final. Tenía que salir redondo.

Photo gallery Secundarios de 'Friends' antes y ahora See Gallery

ESPACIO ECO