NOTICIAS
18/12/2018 11:46 CET | Actualizado 18/12/2018 11:57 CET

La cárcel interviene las comunicaciones de Villarejo por riesgo a que sus filtraciones comprometan al Estado

"Y la traca final… antes de Navidad", había prometido el excomisario en cuanto a sus filtraciones, que han salpicado ya al rey emérito, a la ministra Delgado o a Cospedal.

LA SEXTA / YOUTUBE
José Manuel Villarejo, en una entrevista en 'La Sexta'.

El director del centro penitenciario de Estremera (Madrid) ha tomado la decisión administrativa de intervenir las comunicaciones del excomisario José Manuel Villarejo por el riesgo del uso fraudulento de las mismas y la posibilidad de que este interno filtre datos que pongan en riesgo la seguridad del Estado, han informado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Esta intervención ha sido comunicada a Villarejo, que se encuentra preso desde noviembre de 2017, y al juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, encargado de la instrucción de la operación Tándem, según ha adelantado el diario La Vanguardia. La medida tiene una duración de seis meses y después puede ser revisada.

Desde su entrada en prisión se han intensificado la difusión de grabaciones atribuidas a Villarejo y que afectan a diferentes personalidades del Estado, entre ellos el rey Juan Carlos, debido a las confidencias de su examiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein. También han aparecido audios de conversaciones en un restaurante de la hoy ministra de Justicia, Dolores Delgado, o de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El pasado septiembre, El País publicó que Villarejo había dicho a algunos de sus compañeros presos: "Si no me sacan pronto, habrá novedades a finales de septiembre. Y la traca final... antes de Navidad". Sus palabras coincidían con las novedades sobre Delgado y Cospedal. El excomisario está dentro de un módulo reservado a presos vinculados a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, acusado de pertenencia a organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales.

La Audiencia Nacional mantiene abierta una investigación por el uso de fondos reservados con el cometido de que Villarejo captara al chófer de Bárcenas como confidente para intervenir documentación del extesorero del PP, al que también grabó en un restaurante el excomisario de la Policía.

Excarcelación "por problemas de salud"

Las intervenciones de los presos preventivos pueden ser acordadas por el juez que atiende a la instrucción o, como ha ocurrido en este caso, por decisión administrativa del director del centro penitenciario, para lo que no necesita autorización previa del primero, según explican las citadas fuentes.

La decisión del director de Estremera se produce después de que el excomisario haya vuelto a solicitar su puesta en libertad alegando problemas de salud y una vez que el juez De Egea, que baraja autorizar la excarcelación, anunciara su renuncia a la Audiencia Nacional por "motivos personales".

Las fuentes penitenciarias han explicado que la dirección de Estremera ha rechazado también la petición del presidente de Ausbanc, Luis Pineda, para entrevistarse con Villarejo. Ambos comparten la misma cárcel, aunque módulos diferentes, ya que el excomisario está interno en un módulo específico para agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Según informó Vozpópuli, la petición la realizó por carta el 24 de octubre Luis Pineda tras tener conocimiento de la relación mercantil entre Villarejo y el BBVA.

QUERRÁS VER ESTO

Las cloacas de Interior.