VIRALES
18/12/2018 10:08 CET | Actualizado 18/12/2018 10:08 CET

La frase definitiva con la que Christian Gálvez trata de cerrar la polémica que le rodea

"La gente..."

TELECINCO
Christian Gálvez

El presentador de Pasapalabra (Telecinco), Christian Gálvez, ha tratado de zanjar este martes la polémica que le rodea en los últimos tiempos debido a la exposición Leonardo da Vinci: los rostros del genio, de la que es comisario y por la que está siendo duramente criticado por el Comité Español de Historia del Arte (CEHA).

"La gente, libre de prejuicios, con la curiosidad, se sigue acercando, sigue comprobando que no es una exposición de arte, que es una exposición biográfica, que seguimos democratizando la cultura, y que la gente sale con una dosis de curiosidad, como Leonardo, preguntándose constantemente por qué, para qué, espectacular. Así que feliz, muy feliz", ha asegurado en una entrevista en el programa La Noche, de la cadena Cope.

En esa misma conversación, Gálvez ha subrayado que en términos de cifras está "bastante, bastante, bastante" contento con la exposición. Hace una semana, el presentador ya se había mostrado tranquilo ante las fuertes críticas y lamentó en declaraciones a Europa Press que que "toda la vida" se le haya "llamado intruso"

"Esto no es nuevo, me llevan llamando intruso toda la vida: cuando fui reportero era un intruso en el periodismo, cuando escribí mi primera novela también fui un intruso en la literatura, incluso cuando no tenía trabajo en televisión fui un intruso como vendedor en una tiende de juguetes. Respeto la opinión de todo el mundo, pero no la comparto", señaló el presentador de Pasapalabra.

Las críticas a Gálvez han sido tan fuertes que han rozado incluso lo personal. El profesor universitario y socio de CEHA, Benito Navarrete, remarcó que la crítica a la exposición de Gálvez debe centrarse en "una cuestión de rigor, no de intrusismo". "Cualquiera puede ser fuente de autoridad si tiene la preparación suficiente", ha reconocido a Europa Press.

"Lo que a mí me molesta es que se confunda a la gente y el concepto de autoridad. El señor Gálvez no es un ejemplo ante la sociedad, porque presume de cosas como que ha empezado magisterio y lo ha dejado, ha empezado filología y no ha terminado y pasa el tiempo jugando al fútbol y a la play. Ese no es el ejemplo que quiero para la sociedad", ha concluido.