NOTICIAS
18/12/2018 10:07 CET | Actualizado 18/12/2018 10:15 CET

Los expertos creen que la muerte de Laura Luelmo no fue natural: su cuerpo estaba boca abajo y semioculto entre jaras

La autopsia será determinante para conocer qué le ocurrió. Su teléfono móvil, que puede ser clave, sigue sin aparecer.

Era la peor de las noticias: el cadáver encontrado ayer en una zona boscosa, en el entorno de la localidad de El Campillo (Huelva), era el de Laura Luelmo. Confirmada la tragedia, se multiplican las preguntas. ¿Cómo murió? Si la mataron, ¿quién lo hizo? ¿Cómo fueron las últimas horas de la joven?

Los especialistas policiales consideran que la muerte de la profesora zamorana no ha sido natural, por la forma en la que ha sido hallado el cuerpo. Unas prendas de mujer alertaron al voluntario que encontró el cadáver de Luelmo. La ropa estaba, informa EFE, a unos 200 metros del cuerpo, justo en el borde del perímetro de búsqueda fijado por la Guardia Civil.

La profesora vivía desde hace pocas fechas en El Campillo, hasta donde se trasladó para hacer una sustitución en el instituto Vázquez Díaz de la cercana localidad de Nerva. Según detalla el Instituto Armado, sobre las 12:00 horas de este lunes un voluntario que participaba en la búsqueda de la joven llamó al centro operativo de la Guardia Civil para comunicar la localización de unas prendas de mujer.

Fueron los agentes los que encontraron a unos 200 metros de las prendas el cadáver de una mujer aparentemente joven en una zona de terraplén y matorrales. Según fuentes consultadas por Europa Press, el cuerpo estaba boca abajo y semioculto entre jaras altas. La Guardia Civil acordonó la zona para evitar alterar las pruebas que pudieran hallarse junto al cadáver, añade el comunicado.

Las fuentes no confirman si el cuerpo presenta señales de violencia. A la zona ha sido enviado un helicóptero que es el usado para inspecciones aéreas en casos de catástrofes, como fue el caso del accidente del Yak-42. La inspección técnica ocular es la parte inicial del proceso científico forense y comienza en el momento en que se requiere la presencia de un equipo de inspección en la escena de un crimen. La Delegación del Gobierno ha pedido que no se difunda el lugar exacto para no entorpecer la investigación abierta.

A primera hora de la tarde ya se incorporó, llegado desde Madrid, el Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil para una inspección ocular exhaustiva del terreno en busca de pruebas que puedan ayudar a esclarecer el suceso. El mismo equipo que buscó a Diana Quer y a su asesino en Galicia, perteneciente a de la Unidad Central Operativa (UCO), se ha hecho cargo ya de la investigación.

El cadáver se levantó a las 18:40 horas de ayer, en presencia de la titular del Juzgado número 1 de Valverde del Camino (Huelva). La identidad de Luelmo fue confirmada a primera hora de esta tarde por la Asociación Unificada de la Guardia Civil y por la alcaldesa de la localidad onubense, Susana Rivas. Su hallazgo lo había avanzado el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en declaraciones a los periodistas en El Campillo.

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino (Huelva), encargado de la investigación de esta muerte, ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Sospechosos

Fuentes de la Guardia Civil han explicado a Europa Press que mantienen abierta todas las líneas de investigación, por las que se han llegado a entrevistar a testigos y vecinos de la zona, aunque sin hablar de que se haya practicado toma de manifestación de algún sospechoso. Es más: explican estas fuentes que durante este mismo lunes, el día del hallazgo del cadáver, "no hay en marcha ningún interrogatorio".

La investigación se centra ahora en que los expertos de la Guardia Civil de Huelva y los de la UCO determinen por completo que se trata de Laura y si su muerte fue accidental o violenta. Para ello se busca el teléfono móvil de la profesora (su desaparición también hace pensar en un asesinato) y otros indicios que puedan ser hallados en la zona.

No obstante, El Periódico de Cataluña publica hoy hay un hombre, llamado Luciano M., al que la Guardia Civil considera que es una persona "de interés" en el caso. Es vecino de la misma calle del pueblo donde vivía ahora Laura y también había regresado allí hacía poco tiempo, tras pasar muchos años en prisión.

"El hombre fue condenado por matar a cuchilladas a una mujer, Mari Carmen, en la localidad de Cortegana, en octubre del 2000. Ocho años más tarde, durante un permiso de la cárcel, Luciano, ya de vuelta en El Campillo, atacó e intentó violar a una joven en el parque del pueblo", señala el diario.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Mariam A. Montesinos / EFE
Doscientas personas se concentran en silencio por Laura Luelmo en Zamora.

Tanto en la localidad onubense como en Zamora, de donde procedía la joven, se produjeron anoche concentraciones solidarias, en señal de repulsa por su muerte. El Consejo Escolar Municipal ha decidido suspender las clases en el día de hoy, aunque los centros permanecerán abiertos, así como la suspensión de las actividades complementarias y extraescolares durante toda la semana.

En cuanto al instituto en el que la mujer ejercía como docente, la dirección ha comunicado que a las 11:00 horas realizarán, en apoyo a los familiares de Laura, un acto de condolencia al que invitan a familias y al alumnado.

ESPACIO ECO