TENDENCIAS
19/12/2018 10:44 CET | Actualizado 19/12/2018 17:16 CET

Consejos para disfrutar de unas navidades libres de plástico

Cuidado con la purpurina.

La Navidad puede ser la época más mágica del año, y también la más perjudicial para el medioambiente. Metros y metros de papel de regalo, kilos de purpurina y enormes cantidades de comida desperdiciada. La excusa más fácil es echarle la culpa a la tradición y a que las fiestas solo son una vez al año, pero la realidad es que con pequeños gestos y cambiando algunos hábitos podemos disfrutar igualmente de la Navidad sin contribuir a cargarnos el planeta.

Ojo con el papel de regalo

Quizás creas que el hecho de ser papel lo convierte automáticamente en reciclable. Pero no todos lo son. Muchos de los que se utilizan para envolver regalos contienen trazas de plástico, por no hablar de los que llevan purpurina. Asegúrate siempre de que el que compras puede reciclarse, aunque puedes optar por el clásico papel marrón y decorarlo con sellos de colores. Olvídate de lazos y flores de plástico. Y si no puedes entender la navidad sin purpurina compra una que sea biodegradable.

Haz tus propios adornos para el árbol

Si te fijas, la mayoría de los adornos que utilizamos en Navidad son de plástico. ¿Por qué no cambiar este año y hacerlos tú mismo, con materiales sostenibles o reciclables ? No sólo estarás ayudando al medio ambiente sino que fomentarás tu creatividad y, si hay niños en casa, será la oportunidad perfecta para pasar tiempo en familia.

Córtate un poco con las luces de Navidad

Que las luces llenan las calles de magia y color está claro, pero que podemos controlarnos un poco, también. Quizás no sea necesario tenerlas encendidas desde las nueve de la mañana, o dejarlas toda la noche puestas mientras dormimos. Es importante tener en cuenta que durante estas fechas el consumo energético se dispara, por lo que debemos aportar nuestro granito de arena para que, al menos, en nuestras casas, seamos responsables.

Reutiliza la comida que sobra

En Navidad es muy fácil que se nos vaya la mano preparando comida "por si acaso". Y es que en estas fechas es totalmente habitual escuchar la típica frase de "mejor que sobre que que falte", solo para encontrarnos que ha sobrado la mitad de la cena. Si eres de los que toma pavo, capón o cualquier otro tipo de carne, unas croquetas siempre son una buena idea. Y si han sobrado verduras de la guarnición puedes aprovechar para prepara un revuelto, al que también es buena idea ponerle gambas o langostinos.

Evita productos envueltos en plástico innecesario y compra local

Las cebollas, plátanos o aguacates envueltos en cantidades ingentes de plástico son ya un clásico —por desgracia— en redes sociales, donde la gente denuncia la proliferación de este tipo de prácticas absurdas en los supermercados. Evita comprar estos productos y utiliza bolsas de rejilla para frutas y verduras, y así evitarás gastar varias bolsas de plástico para cada alimento. Además, dentro de lo posible, compra producto local, de cercanía, para evitar la huella de carbono que deja el transporte.

Photo gallery Reciclaje plástico océanos See Gallery