INTERNACIONAL
24/12/2018 02:29 CET | Actualizado 24/12/2018 02:29 CET

Batalla de 'crowdfunding' por el muro de Trump: uno para pagarlo... y otro para comprar escaleras con las que saltarlo

Un veterano de guerra ha recolectado más de 16 millones de dólares para construirlo.

El muro en la frontera entre México y EEUU que quiere levantar Donald Trump sigue trayendo cola. El presidente estadounidense no ha podido incluir fondos en los presupuestos para financiar una de sus promesas electorales estrella pero sus simpatizantes no se han quedado de brazos cruzados.

Un veterano de guerra de Irak con tres extremidades amputadas, Brian Kolfage, ha creado una campaña para recaudar fondos para construir el muro de Trump. Comenzó el 16 de diciembre y ya ha recaudado más de 16 millones de dólares.

Kolfage, receptor del Corazón Púrpura (la condecoración que reciben los soldados heridos o muertos en combate), se ha puesto como meta 1.000 millones de dólares pero no por voluntad: es el límite que permite la plataforma GoFundMe (invierte en mí). Y ya lleva más de 16 millones en seis días.

GOFUNDME
.

El creador de la campaña sostiene que Trump ha cumplido casi todas sus promesas electorales y que los demócratas le impiden hacerlo en este caso con sus "juegos políticos". Quiere aprovechar una ley que aún debe ser aprobada por el Congreso, que permitirá a cualquiera pagar por construir el muro.

Kolfage ha montado todo "para asegurar que las futuras generaciones tienen todo lo que tenemos ahora. Muchos americanos han sido asesinados por inmigrantes ilegales y muchos inmigrantes se aprovechan del dinero de los contribuyentes estadounidenses, sin forma de contribuir ellos a la sociedad".

El exmilitar apunta que sus abuelos inmigraron a EEUU pero que lo hicieron "legalmente, de la forma correcta", y añade que "si los 63 millones de personas que votaron a Trump contribuyen con 80 dólares", el muro se hará realidad.

Dice que sus abuelos inmigraron a EEUU "legalmente, de la forma correcta".

"Podemos hacerlo. No será fácil, pero es nuestra obligación como ciudadanos. ¡Podemos ayudar al presidente Trump a hacer a América segura de nuevo!", declara.

Una campaña para financiar la compra de escaleras para saltar el muro

La exitosa campaña de Kolfage ha provocado indignación entre los grupos que defienden los derechos de los migrantes. Pero también bromas, como la de el tuitero The Hoarse Whisper:

Charlotte Clymer, también veterana de guerra y miembro de Human Rights Campaign, la organización pro-LGTB más grande de EEUU, recogió el guante y ha creado una campaña en la misma plataforma para comprar escaleras para saltar el muro aún por construir. Ya han reunido casi 14.000 dólares.

"Hemos visto que hay gente recaudando dinero para el muro fronterizo para impedir la entrada a nuestros hermanos migrantes y congéneres humanos, que huyen de la violencia y la persecución y cuyo trabajo, trágicamente mal pagado, es esencial para la economía estadounidense", comienza.

Clymer apunta que el muro traería malas consecuencias para todos y señala que "quizá deberíamos centrarnos en los derechos humanos y en crear una sociedad que refleje nuestros supuestos valores", aunque ella pone seriamente en duda que la campaña de Kolfage vaya a conseguir su objetivo.

Quizá deberíamos centrarnos en los derechos humanos y en crear una sociedad que refleje nuestros supuestos valores"Charlotte Clymer

"Aunque recaudando 1,7 millones al día les llevaría 35 años conseguir los 21.700 millones que el Departamento de Seguridad Nacional del propio Trump calcula que se necesitan, queremos asegurarnos de que nuestros amigos indocumentados tendrán listas las escaleras", apunta irónica.

Todo el dinero recaudado será donado a RAICES, una ONG que ofrece asistencia legal gratuita o a muy bajo coste a familias inmigrantes y refugiados con pocos recursos.

"Ellos nunca conseguirán su objetivo pero, recaudemos lo que recaudemos, nosotros lograremos el nuestro: apoyar a una organización que ayuda a los inmigrantes a regularizar su situación", explica. "Esta campaña no va de escaleras en realidad. Va de ayudar a la gente a levantarse", finaliza.

SOMOS LO QUE HACEMOS