VIRALES
24/12/2018 12:34 CET | Actualizado 24/12/2018 12:35 CET

Indignación por el vídeo de un árbitro que obliga a un deportista a cortarse las rastas

Ocurrió en pleno torneo de lucha libre de un instituto.

O cortarse las rastas o abandonar el torneo. Esas fueron las opciones que un árbitro de Nueva Jersey (EE UU) dio a Andrew Johnson, un joven que participaba en el campeonato de lucha libre de su instituto, el Buena Regional High School.

Desde que el vídeo salió a la luz este jueves en Twitter, la indignación de la gente no se ha hecho esperar. Muchos tildaron de racista a Alan Maloney, el árbitro, debido a la discriminación que históricamente han sufrido los negros asociada (también) a su pelo.

"El estudiante y atleta tomó la decisión de que le cortaran el pelo en ese momento para evitar que le expulsaran del torneo", reza el comunicado emitido por el instituto a raíz del incidente. "Ningún miembro del colegio influyó en la decisión del joven".

En el vídeo, difundido por un periodista de SNJ Today, se aprecia al joven Andrew Johnson visiblemente contrariado mientras le cortan el pelo.

El asunto generó tanto revuelo que ha adquirido un cariz político, y hasta el gobernador de Nueva Jersey, el demócrata Phil Murphy, se ha posicionado en Twitter en defensa de Johnson: "Ningún estudiante tendría que elegir entre su identidad y el deporte".

Después de dos días de debate, este sábado se conoció la noticia de que Maloney había sido suspendido. Larry White, director ejecutivo de la New Jersey State Interscholastic Athletic Association, aseguró que el incidente sería investigado por la división estatal de derechos civiles.

Maloney no será asignado para futuras actividades escolares de lucha libre en Nueva Jersey hasta que finalice la investigación, ha señalado White.

Curiosamente, el árbitro, Alan Maloney, cuenta con un historial racista previo a este encuentro. Al parecer, hace años llamó nigger [un insulto muy fuerte en Estados Unidos] a Preston Hamilton, un árbitro negro.

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA