TENDENCIAS
26/12/2018 14:05 CET | Actualizado 26/12/2018 14:16 CET

Esto es lo que hemos aprendido sobre medioambiente este año

Despedimos 2019 con la sensación de que llegamos tarde pero también con la esperanza de haber aprendido mucho durante estos meses.

El feminismo ha sido el movimiento social protagonista indiscutible del año, sin duda. Pero tras él, el medioambiente y la ecología comienzan a abrirse paso y a empezar a marcar la agenda de gobiernos e instituciones, alertados por la comunidad científica, organizaciones ecologistas y la sociedad.

Comienzan a pasar cosas, se empiezan a tomar medidas para frenar el cambio climático, para revertir la contaminación atmosférica y para detener los vertidos de desechos en el mar. Aunque nos queda taaaaaanto por hacer...

Despedimos 2019 con la sensación de que llegamos tarde pero también con la esperanza de haber aprendido mucho durante estos meses.

1. No queremos un mar de plástico

Los datos están ahí: 8 millones de toneladas de plástico son vertidos cada año a nuestros mares y océanos... Aunque no es la única, sí que esta es una de las principales amenazas ambientales que está poniendo en grave peligro la supervivencia de especies y ecosistemas

La portada de la revista National Geographic lo dejaba claro en el mes de junio.

NATIONAL GEOGRAPHIC
PORTADA NATIONAL GEOGRAPHIC

2. Una nueva palabra: basuraleza

Con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre, celebrado el pasado 3 de marzo, el proyecto Libera, impulsado por Ecoembes y Seobirdlife, acuñó este nuevo término de corte medioambiental y que, como es evidente, hace referencia a la basura que se encuentra en la naturaleza.

La basuraleza no es solo un problema meramente estético, es una catástrofe ambiental que requiere de una intervención inmediata. Concienciar y movilizar a la gente para mantener libres de basura los espacios naturales es el principal objetivo de Libera.

3. Adiós plásticos de usar y tirar

La Unión Europea prohibirá a partir de 2021 los artículos de plástico de usar y tirar más populares, como platos, cubiertos, bastoncillos de algodón y envases de poliestireno para alimentos, pues estos plásticos representan cerca del 70% de los desechos que contaminan las aguas y las playas de nuestro territorio.

Esta es una de las medidas promovidas por el Parlamento Europeo con el fin de reducir su impacto en el medioambiente y ayudar a que desaparezcan sus desechos de las playas europeas.

4. Hola a los nuevos plásticos

El plástico tiene unas propiedades de conservación y aislamiento difíciles de lograr con otro tipo de materiales. Esto significa que, de momento, no utilizarlo es una tarea imposible.

ECOEMBES
The Circular Lab

Ahora bien, ya existen numerosos proyectos y prototipos de plásticos para el futuro: no contaminantes ni en su fase de producción ni en su fase de desaparición pues se pueden compostar y son biodegradables.

5. Nuevas formas de reciclar, nuevas tasas de basura

Son pocos aún los municipios de nuestro país en los que se ha implantado, pero poco a poco vamos dando la bienvenida al contenedor marrón, ese al que van destinados los residuos orgánicos, el que permitirá reciclar esa basura para compostaje o como fuente de energía.

La implantanción cada vez más selectiva de la recogida de desechos supone también la posibilidad de poner en marcha la tasa por generación de basura, el impuesto que premiará las buenas prácticas al gravar las tasas de aquellos que no separan y generan más basura sin posibilidad de retorno o reciclaje.

6. Se puede luchar contra la contaminación

Ya en 2013, un informe del Banco Mundial advertía de que la contaminación atmosférica provocaba cinco millones de muertes prematuras al año. En 2017, la Agencia Europa de Medio Ambiente aseguraba que la polución precipita la muerte de 430.000 personas al año en territorio europeo y que el 85% de la población urbana de Europa está expuesta a niveles dañinos de contaminación por dióxido, ozono y partículas contaminantes.

Dos polémicas medidas se han puesto en marcha para luchar contra el efecto devastador de la polución. Por un lado, el ayuntamiento de Madrid acaba de poner en marcha 'Madrid Central', prohibiendo la circulación de coches contaminantes por la almendra central de la ciudad. Por otro, el Gobierno quiere establecer por ley que a partir del año 2040 no se permita la matriculación y venta en España de turismos y vehículos comerciales diésel y gasolina.

7. Educando niños respetuosos con el medioambiente

Contaminación atmosférica, cambio climático, basura en los mares... Desde el mundo científico nos dejan de lanzar alertas sobre lo que estamos haciendo y las consecuencias catastróficas de nuestro comportamiento con la naturaleza.

Es urgente actuar y tomar medidas, pero también es vital concienciar a las futuras generaciones para que respeten y cuiden el planeta.

Hay ya numerosas iniciativas para educar a los más pequeños en temas ambientales y ecológicos. Este año, además, la organización Ecoembes ha dado un paso al frente y ha puesto en marcha el proyecto Naturaliza, que introducirá de manera transversal en el programa de estudios de quinto de primaria cuestiones relacionadas con la naturaleza y el respeto al medioambiente. De momento, se ha implantado en 31 colegios de Madrid y La Rioja, pero no tardará en extenderse por todo el territorio nacional.