TENDENCIAS
27/12/2018 14:31 CET | Actualizado 27/12/2018 14:31 CET

La reina Isabel II cabrea a los ingleses por lo que hizo en su mensaje de Navidad

No escogió el mejor de los escenarios.

CBC

En Reino Unido están tan acostumbrados a escuchar el mensaje de la reina Isabel II en Nochebuena como lo estamos en España con el discurso del rey. El 24 de diciembre, todo el país vive pendiente de lo que la reina de Inglaterra tiene que decir a los británicos. El nivel de expectación hace muy difícil que pase desapercibido cualquier detalle, por medida que esté la escena.

Según recoge el Mirror, el pasado lunes lo más comentado por los ingleses en redes sociales después del mensaje de su reina fue un instrumento que aparecía tras la monarca, en el Palacio de Buckingham: un piano cubierto de oro. No fue el objeto en sí lo que provocó la mala reacción de la audiencia (ya que el instrumento no es nuevo en esa sala), sino el contraste del piano con las palabras de Isabel II, que pidió a los británicos que fueran austeros, mientras hacía referencia al Brexit.

El piano es un objeto histórico del año 1856 fabricado con caoba, bronce, madera de pino, marfil y ébano, según la web Royal Collection Trust, el portal que recoge todos los detalles de los palacios reales, las residencias de las familias reales y las colecciones de arte que albergan estos edificios.

Incluso Kevin Maguire, del Daily Mirror, se pronunció sobre este asunto en su cuenta de Twitter: "Una monarca hereditaria, rica y privilegiada, que cobra 76 millones de libras al año, sentada frente a un piano de oro en el palacio que le cuesta a los contribuyentes 369 millones de libras, mata a la sátira pidiendo aunar esfuerzos". El periodista fue uno más de tantos que criticaron la escena.

La reina de Inglaterra aprovechó también la ocasión para advertir sobre los peligros del "tribalismo" religioso y para abordar el pesimismo en el que está sumido el país por la incertidumbre que ha provocado su salida de la Unión Europea, prevista para marzo de 2019.