INTERNACIONAL
27/12/2018 07:38 CET | Actualizado 27/12/2018 08:09 CET

Trump reivindica el muro con México pese al cierre parcial del Gobierno de EEUU

El presidente visita por sorpresa junto a Melania a las tropas estadounidenses en Irak.

Trump se fotografía con los soldados estadounidenses en Irak.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido este miércoles desde Irak, donde se encuentra de visita, en que la Administración gubernamental de su país seguirá cerrada parcialmente "lo que sea necesario", sin que haya visos de un acuerdo en el Congreso.

"Lo que sea necesario. Necesitamos un muro. Necesitamos seguridad en nuestro país. Incluso desde este punto de vista. Tenemos terroristas que vienen a través de la frontera sur", ha dicho Trump preguntado por los periodistas en la base aérea Al Asad, al oeste de Bagdad, sobre la duración del cierre del Gobierno.

Lo que sea necesario. Necesitamos un muro. Necesitamos seguridad en nuestro país. Incluso desde este punto de vista. Tenemos terroristas que vienen a través de la frontera sur

Mientras el mandatario visitaba Irak, en EEUU no ha habido indicios de que los republicanos y los demócratas estén cerca de un acuerdo que ponga fin a la clausura, que afecta al 25% de la Administración.

Un ayudante de la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ha indicado este miércoles que no hay "novedades" en las negociaciones con los republicanos para acabar con la clausura del Gobierno, según el diario The Washington Post.

Trump y Melania durante su visita a las tropas en Irak.

Aun así, el Senado, que en este caso lleva el liderazgo para el presupuesto, tiene previsto reunirse mañana a las 22.00 horas (peninsulares) para tratar de reabrir la Administración.

Hace tres días, el director de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, consideró "muy posible" que el cierre se prolongue hasta enero de 2019 cuando la oposición demócrata retome el control de la Cámara de Representantes tras haber ganado las elecciones legislativas de noviembre.

Lo que quiere conseguir

Trump quiere que el Congreso destine 5.000 millones de dólares para la construcción del muro, pero los demócratas se niegan a ceder y, por el momento, solo están dispuestos a destinar 1.300 millones a seguridad fronteriza, aunque con restricciones que impiden la construcción de la barrera.

La clausura es parcial porque tres cuartas partes de la Administración —incluido el Pentágono— tienen fondos hasta septiembre de 2019.

El cierre afecta a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un presupuesto.

El congresista republicano Mark Meadows, presidente del Freedom Caucus, un grupo de legisladores ultraconservadores en la Cámara de Representantes, ha afirmado este miércoles que la decisión de Trump de lograr 5.000 millones de dólares para la construcción del muro en la frontera es "muy firme".

A su juicio, los demócratas están "malinterpretando" a Trump si pensaban que cedería en lo que respecta a la financiación de ese muro.

"Puedo decirle que si ellos (los demócratas) creen que este presidente va a ceder este asunto en concreto, lo están malinterpretando, (están) malinterpretando al pueblo estadounidense", ha dicho Meadows, uno de los aliados más cercanos al presidente, a la cadena de televisión CNN.

De no alcanzarse un arreglo mañana en el Senado, el cierre de la Administración podría prolongarse hasta enero, cuando los demócratas tienen previsto asumir el control de la Cámara Baja y podrían aprobar financiación para la Administración sin destinar fondos para el muro de Trump.

Sin embargo, según The Washington Post, no está claro si esa legislación lograría después el visto bueno del Senado, donde los republicanos tienen la mayoría.

Además, el líder de los conservadores en la Cámara Alta, Mitch McConnell, ha advertido de que cualquier acuerdo tendría que ser firmado por el presidente.

Entretanto, Wall Street ha lanzado este miércoles un mensaje de optimismo al cerrar con fuertes ganancias tras la peor Nochebuena de su historia desde la Gran Depresión, en medio de la inquietud suscitada por el cierre de la Administración gubernamental.

Pese a que los interrogantes de inestabilidad económica y política permanecen en el horizonte, el Dow Jones de Industriales ascendió un 4,98% y avanzó concretamente 1.086,25 puntos, hasta 22.878,45 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 subió un 4,96% o 116,60 puntos, hasta los 2.467,70.

ESPACIO ECO