NOTICIAS
27/12/2018 14:32 CET | Actualizado 27/12/2018 14:32 CET

Un preso mata a golpes a otro a las pocas horas de entrar en la cárcel

En Soto del Real

EFE
EFE

Un hombre de 28 años que ingresó en la cárcel madrileña de Soto del Real acusado de intento de homicidio a un vigilante privado ha matado de una paliza a otro recluso, de 55 años, que la prisión le había asignado como interno de apoyo para sus primeras horas en el centro penitenciario.

Fuentes penitenciarias han indicado a Efe que los hechos se produjeron en torno a las 21:00 horas de ayer en la cárcel cuando, por causas que se investigan, el presunto homicida, que había ingresado de madrugada en Soto del Real, comenzó una discusión con la víctima, un hombre de 55 años condenado por tráfico de drogas.

Aunque la pelea se inició fuera de la celda, fue en el interior de la misma donde el presunto agresor, experto en artes marciales, le propinó varios golpes, han añadido las fuentes consultadas, que han señalado que los funcionarios encontraron al hombre tendido en el suelo en estado muy grave y alertaron al 112.

Los servicios sanitarios del SUMMA que acudieron a la prisión comprobaron que la víctima tenía un traumatismo craneoencefálico y golpes faciales. Aunque trataron de reanimarle, el preso falleció antes de llegar al hospital.

Las fuentes consultadas han detallado que el presunto agresor llevaba pocas horas en prisión preventiva por un intento de homicidio tras una trifulca en el metro de Madrid, donde también la emprendió a golpes con un vigilante de seguridad.

Al tratarse de su primer ingreso en prisión, al presunto agresor le asignaron un preso de acompañamiento, una práctica habitual para los casos de recién llegados a la cárcel cuyo objetivo es que el recluso de apoyo ayude al "nuevo" a habituarse al régimen penitenciario.

Las fuentes consultadas han añadido a Efe que el presunto homicida ha sido trasladado al módulo de aislamiento y que será el juez de guardia el que previsiblemente le tome declaración en las próximas horas.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard