TENDENCIAS
01/01/2019 08:06 CET | Actualizado 01/01/2019 08:06 CET

¿Quieres mejorar tu vida sexual en 2019? Lee esto

Los expertos explican por qué tienes menos interés en el sexo y qué puedes hacer al respecto.

Los últimos datos sobre sexo no pintan muy bien. Dos estudios recientes elaborados en Estados Unidos y publicados en la revista Archives of Sexual Behavior revelan que la gente practica menos sexo ahora que hace sólo una década y que las mujeres heterosexuales tienen menos orgasmos que cualquier otro grupo demográfico.

Y, sin embargo, los expertos señalan (y las investigaciones demuestran) que una vida sexual saludable es positiva para nuestro bienestar general. De hecho, algunos afirman que es una parte vital del cuidado de uno mismo y que una disminución del apetito sexual debería ser motivo de una visita al médico.

"Como profesionales médicos, intentamos ser más favorables hacia el sexo y promover conversaciones más abiertas sobre sexo y sobre problemas relacionados para ayudar a la gente a conseguir una vida sexual más completa y satisfactoria", apunta Kelly Treder, profesora de Obstetricia y Ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (EE UU).

Pero no son sólo las mujeres quienes experimentan un menor interés en el sexo.

"Estamos en una situación de emergencia sexual", alerta Alisa Vitti, nutricionista y autora of WomanCode: Perfect Your Cycle, Amplify Your Fertility, Supercharge Your Sex Drive, and Become a Power Source. "Las mujeres interiorizamos que debemos ser las únicas, pero la realidad es que todo el mundo lucha [contra su falta de libido] y es mucho más frecuente de lo que creemos".

Teniendo en cuenta que una vida sexual satisfactoria aporta un montón de beneficios —mejor humor y menos estrés, entre otros—, quizá te interesa saber cómo llegar a mejorarla. Aquí tienes por dónde empezar, según los expertos:

Identifica si hay algo que interfiera en tu excitación sexual

Willie B. Thomas via Getty Images

Si sospechas que tienes poco apetito sexual (o menos de lo habitual), es importante identificar a qué puede deberse antes de entrar en acción. Vitti enumera algunos de los culpables que pueden afectar a tu libido:

Anticonceptivos hormonales. Un estudio publicado en el Journal of Sex Medicine desveló que cualquier tipo de anticonceptivo hormonal (como la píldora, el DIU o los implantes) puede suprimir la libido y, en algunos casos, inhibir permanentemente la conversión de testosterona (una de las hormonas responsables de que fluya la libido) incluso después de dejar los anticonceptivos.

Testosterona baja. Hablando de testosterona, la falta de ella es una de las principales causas de un menor apetito sexual en los hombres. Consúltalo con tu médico si sientes que no estás de humor; allí podrán mirarte los niveles de testosterona y ofrecerte las opciones que más se adecúen.

Ciertas medicaciones. Los antidepresivos, así como los analgésicos, algunos medicamentos para la tensión arterial y tratamientos para el cáncer pueden influir en el sexo y en la excitación. Si sospechas que esa es la causa de tu baja libido, ve al médico para explorar posibles soluciones. (Hagas lo que hagas, no dejes de tomar medicinas prescritas sin hablarlo con un profesional).

Problemas de salud mental. Se sabe que algunas enfermedades mentales como depresión y ansiedad, así como traumas, causan estrés en torno al sexo o una falta de interés por el mismo. Si sufres un problema de salud mental y crees que está afectando a tu vida sexual, merece la pena tratarlo con un psicólogo o un médico general.

Problemas de salud preexistentes. Para las mujeres, enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico, fibromas, endometriosis y ciclos irregulares provocan problemas con el sexo, y hay que tratarlos. Las enfermedades crónicas también pueden influir en el apetito sexual.

Falta de ejercicio. No es necesario que te entrenes como para una maratón, pero el ejercicio regular puede ayudarte a excitarte más fácilmente, tal y como han demostrado varios estudios.

Una deficiencia de hierro. Una investigación publicada en el Journal of Sexual Medicine descubrió que los niveles de hierro bajos en las mujeres pueden causar ansiedad, lo que lleva a una menor función sexual.

Recuerda que, aunque esta lista enumera los problemas más comunes, hay otros motivos por los que probablemente no te apetezca el sexo, y no tiene por qué ser una libido baja. Esto se cumple especialmente en las mujeres, asegura Treder.

"La sexualidad es muy compleja, y las mujeres pueden sentir pérdida de deseo, dificultad para excitarse o tener orgasmos o dolor al practicar sexo", aclara la experta. "Algunas mujeres sufren más de uno de estos factores al mismo tiempo, pero muchos problemas son tratables con la ayuda de un médico, así que cuéntaselos".

Que tu vida sexual sea sana y segura

AleksandarNakic via Getty Images

Un factor muy importante para tener una vida sexual saludable es la protección ante cualquier tipo de infección de transmisión sexual, como gonorrea o clamidia, recuerda Treder.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE UU recomiendan que todos los individuos sexualmente activos se hagan pruebas de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Según los CDC, todas las personas de entre 13 y 64 años deberían hacerse al menos una vez una prueba de VIH. Las mujeres de menos de 25 años sexualmente activas deberían hacerse una prueba de clamidia, así como las mujeres mayores que estén en riesgo de contraer esta infección si, por ejemplo, tienen varias parejas sexuales. Los CDC también aconsejan que todos los hombres gais y bisexuales se hagan un chequeo para descartar sífilis, clamidia y gonorrea.

Recuerda que una vida sexual 'normal' puede significar cosas diferentes para cada persona

Xuanyu Han via Getty Images

Los expertos hacen hincapié en la importancia de practicar sexo cuando quieras. La vida sexual de una persona no tiene por qué parecerse a la de nadie, así que no te preocupes si la tuya no se parece a lo que cuentan tus amigos o a lo que tú crees que debería ser.

Dicho esto, es importante prestar atención a tu cuerpo y a tu mente. Una cosa es que no estés de humor, pero otra es que no sientas deseos en absoluto, y de forma recurrente. Esto no significa que seas un incompetente, recalca Vitti.

"Las mujeres suelen ser muy críticas consigo mismas y, sin la información adecuada, puede parecerte que algo va mal o que no eres suficiente", señala Vitti.

Pero esto también ocurre a los hombres. La falta de deseo sexual afecta especialmente a los que están en baja forma física o emocional, según una investigación publicada en el Journal of the American Medical Association. El estudio descubrió que el 43% de las mujeres experimentan disfunción sexual, pero los hombres les siguen de cerca con un 31%. Además, los problemas de salud sexual, como la disfunción eréctil, son bastante comunes, y el riesgo aumenta a medida que aumenta la edad.

Todo esto viene a decir que un menor apetito sexual no discrimina con respecto a género, edad o etnia, por lo que es importante hablarlo con tu médico si de repente lo experimentas.

Y si sentís que os apetece un revolcón más a menudo, tanto Treder como Vitti coinciden en que lo mejor que se puede hacer es programarlo. Convertidlo en vuestra prioridad y proponeos el objetivo de tener sexo cuando sepáis que es más probable disfrutarlo. Así descubriréis que es mucho más divertido y que podéis agendarlo de forma indefinida como un acontecimiento recurrente.

Luego podéis darle más vidilla probando algunas posturas clave y aprendiendo qué tipo de parejas tienen una mejor vida sexual. Dicho todo esto, ha llegado la hora de ponerse manos a la obra, es por vuestra salud ;)

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Photo gallery Los rostros de 13 mujeres cuando alcanzan el orgasmo See Gallery
Photo gallery 9 beneficios del orgasmo See Gallery